ECOLOGÍA cebrita con velo en un acuario doméstico, ya que en el mar y los ríos sólo tienen lugar la contaminación y el petróleo - Réquiem por el bello punto azul llamado Planeta Tierra  
DIA MUNDIAL DE LA BIODIVERSIDAD - 29 DE DICIEMBRE

Documentos que se mencionan en el mensaje:
- Comisión Europea. Gestión de espacios Natura 2000. Disposiciones del artículo 6 de la Directiva 92/43/CEE de Hábitats.
Documento pdf de 350 Kbytes y 64 páginas.

-   Proyecto de Ley de ordenación, protección y desarrollo del Pirineo aragonés


Queridas amigas y amigos,

El 29 de diciembre es el Día Mundial de la Biodiversidad. El principal acuerdo sobre biodiversidad es el Convenio sobre la Diversidad Biológica, que está apoyado por 183 Estados.

Existen también otros tratados mundiales que abordan aspectos específicos de la Biodiversidad, como la Convención Ramsar relativa a los humedales, la Convención de Bonn sobre la conservación de las especies migratorias, el Convenio para la protección del patrimonio mundial cultural y natural, la Convención de las Naciones Unidas contra la desertificación, y el Convenio sobre el comercio internacional de especies de fauna y flora silvestres amenazadas de extinción.

Los cinco ámbitos esenciales donde actuar para proteger la biodiversidad son el agua, la energía, la agricultura, la sanidad y la biodiversidad en sentido estricto.

En este terreno, la nueva cultura del agua se basa en que los recursos hídricos constituyen un elemento delicado debido más a la mala gestión del agua que a la escasez de agua. Se debe tratar el agua como recurso natural, conservándola como patrimonio, y gestionar el agua de acuerdo con políticas de control de la demanda y no con políticas de aumento de la oferta, en un contexto de crecientes condicionamientos globales, de los cuales el cambio climático es una de las expresiones más sobresalientes.

Las actuales pautas de suministro y consumo de energía son claramente insostenibles. Casi dos tercios de la población del mundo carece de electricidad, y otro tercio tiene sólo acceso limitado. El inmenso potencial energético que se encuentra en incrementar el ahorro y la eficiencia en el uso de la energía está por utilizar. Las energías renovables, disponibles y probadas, solar, eólica, geotérmica y biomasa, no se utilizan en toda su capacidad. El transporte, que es el sector de máximo consumo energético, no se gestiona de forma racional y sostenible, y sigue causando el máximo gasto ecológico con adversos efectos en todos los ámbitos, mundial, regional y local, por medio de las emisiones de gases de efecto invernadero, la contaminación del aire, o la generación de desequilibrio territorial.

En la agricultura no se procura la seguridad alimentaria y la salud pública incrementando la agricultura ecológica y la pesca responsable, que salvaguarde el futuro de los recursos naturales marinos.

El vínculo entre salud y medio ambiente es más evidente entre los pobres, ya que con frecuencia viven en asentamientos hacinados, en zonas rurales con servicios deficientes o en tugurios situados en los suburbios de la ciudad.

La diversidad biológica sostiene el desarrollo de las variedades de cultivos destinados a la alimentación y el desarrollo de las especies animales. La pérdida de la biodiversidad da lugar a graves reducciones a los alimentos, medicinas y agua limpia que los ecosistemas del planeta pueden proporcionar.

Según el Informe Planeta Vivo 2002 publicado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, WWF-Adena, la calidad de vida y el desarrollo caerán vertiginosamente en el año 2030, a menos que la humanidad deje de utilizar más recursos naturales de los que puede reponer el planeta. El informe indica que las personas están acumulando un enorme déficit con la Tierra al sobrepasar anualmente, en este momento, en más del 20 por ciento, el consumo de recursos naturales respecto a los que se regeneran.

Las extrapolaciones basadas en las situaciones más probables, de crecimiento poblacional, desarrollo económico y cambios tecnológicos, indican que para el año 2050 consumiremos entre el 180 y el 220 por ciento de la capacidad biológica de la Tierra. Esos mismos análisis indican que o se adoptan acciones urgentes, o en el año 2030 comenzará a declinar el bienestar humano, medido por la esperanza de vida, el nivel educacional, y los bienes y servicios generados.

Según dicho informe, la Tierra tiene 11,4 mil millones de hectáreas de terreno y mar productivas, o sea 1,9 hectáreas de planeta productivo para cada uno de los 6 mil millones de personas que lo habitan. Sin embargo, mientras que la huella ecológica (el consumo de recursos naturales) de una persona de África o Asia significaba menos de 1,4 hectáreas por persona en 1999, la huella promedio de quienes habitamos en Europa Occidental era alrededor de 5,0 hectáreas, y la delas personas que viven en Estados Unidos era del promedio de 9,6 hectáreas.

Al mismo tiempo, el Índice Planeta Vivo (que controla la biodiversidad basándose en las tendencias de las poblaciones de cientos de especies de aves, mamíferos, reptiles, anfibios y peces), indica claramente que la actual presión del consumo humano no es sostenible. En los 30 años recientemente pasados, el índice IPV ha bajado en casi un 35 por ciento. La merma en especies de agua dulce ha sido especialmente dramática, con un promedio del 54 por ciento de reducción en las poblaciones de 195 especies, que habitan en ríos y humedales. Las especies marinas también se encuentran amenazadas, con un promedio de reducción del 35 por ciento en 217 especies. Los animales de los bosques muestran una reducción del 15 por ciento en 262 especies.

WWF/Adena considera que las administraciones públicas podrían revertir algunas de estas tendencias negativas y colocar a la humanidad en el camino del desarrollo sostenible con sólo actuar en cuatro campos: mejorar la eficiencia con la que se producen bienes y servicios; substituir el uso de combustibles fósiles para la generación de energías renovables junto a promover tecnologías eficientes en el consumo energético, los sistemas de edificación y el sistema integrado de transporte; promover el consumo equitativo y sostenible; y conservar y restaurar los ecosistemas naturales para mantener su productividad y diversidad biológica.

La huella ecológica media mundial fue de 2,3 hectáreas por persona en 1999 o, lo que es lo mismo, un 20 por ciento por encima de la capacidad biológica de la Tierra, que es de 1,9 hectáreas por persona. En otras palabras, la humanidad sobrepasa en la actualidad la capacidad del planeta de atender el consumo de recursos renovables. Podremos mantener temporalmente este exceso, destruyendo las reservas de capital natural de bosques, peces y suelos fértiles pero esta situación no se podrá prolongar durante mucho tiempo. La única solución sostenible es vivir dentro de la capacidad de producción biológica de la Tierra.

La media de la huella ecológica mundial ha crecido en los años más recientes desde representar alrededor del 70 por ciento de la capacidad biológica del planeta, en 1961, hasta constituir el 120 por ciento de esta capacidad biológica, en 1999.

En Izquierda Unida pensamos que una buena aplicación de la denominada Red Natura 2000 se puede convertir en un instrumento fundamental para la protección de la diversidad biológica, tanto en toda la Unión Europea como en España.

Si todo va bien España aportará a la Red Natura 2000 cerca de 12 millones de hectáreas, el 23 por ciento del territorio estatal, cifra que, al mismo tiempo, representa el 27 por ciento del espacio protegido por la Red Natura 2000 en la UE, siendo forestales el 76 por ciento de las superficies incluidas en dicha red.

Como ya sabéis, España contiene el 58 por ciento de los hábitats identificados por la Directiva Hábitats, y es el Estado miembro de la UE con mayor biodiversidad. Pero este gran patrimonio natural puede perderse irremisiblemente, dadas las políticas destructivas del Gobierno del PP, en construcción de infraestructuras para el transporte, intento de puesta en marcha del mal llamado Plan Hidrológico, especulación urbanística, turismo masivo incontrolado, y abandono del mundo rural.

La lista española de Lugares de Interés Comunitario, dentro de la Red Natura 2000, aporta 1.219 sitios, que suman una superficie total de 11.559.994 hectáreas, que representan casi el 23% del territorio y cerca del 27 % de la superficie propuesta como LIC en la Unión europea. A esto hay que añadir que España cuenta con 345 “zepas” (zonas de especial protección de las aves), que representan una superficie de 6.880.346 hectáreas.

Os adjunto documentación sobre estos asuntos:

. El Sexto Programa de Acción Ambiental de la UE establece prioridades en materia de biodiversidad

. Red Natura 2000

. Gestión de espacios de la Red Natura 2000. Disposiciones del Artículo 6 de la Directiva sobre Hábitats 1992/43/UE

. Proyecto de Ley de Ordenación del Pirineo

Recibid un fuerte abrazo,

José Luis Ordóñez Coordinador del Área Federal de Ecología de Izquierda Unida 
Láncara lancara@ordoniez.looptele.com 

----------------------------------------

El Sexto Programa de Acción Ambiental de la UE establece prioridades en materia de biodiversidad

El Parlamento Europeo aprobó en sesión plenaria el acuerdo del Comité de Conciliación sobre el Sexto Programa de Acción de Medio Ambiente de la Unión Europea, que establece objetivos para los próximos diez años, hasta 2012, de acuerdo con las prioridades de la UE en materia de cambio, climático, naturaleza y biodiversidad, medio ambiente, salud, calidad de vida, recursos naturales y residuos.

El Programa constituirá la base medioambiental de la Estrategia de Desarrollo Sostenible de la UE y fijará los problemas que mayor atención política requieren, como el uso de medidas fiscales para el logro de objetivos o la revisión de las subvenciones que tengan un impacto negativo sobre el medio ambiente. En este sentido, la Comisión fijará una serie de criterios que sirvan para la eliminación gradual de esas subvenciones.

Respecto al Cambio Climático, el Programa desarrollará objetivos adicionales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, de acuerdo a una evaluación del Grupo Internacional sobre Cambio Climático. Además, prevé un control sobre los volúmenes incipientes de tráfico urbano y esfuerzos encaminados a mejorar la calidad del medio ambiente urbano.

Un punto importante de la agenda “ambiente y sanidad” de los próximos años será una revisión a fondo del sistema comunitario de gestión de los riesgos de las sustancias químicas, así como una atención especial a una estrategia específica para reducir los riesgos de los pesticidas.

En cuanto al uso sostenible de los recursos naturales y residuos, el Programa señala como objetivos el aumento del reciclaje y la prevención de residuos mediante una política integrada de residuos, y contempla otras fuentes de residuos como los fangos y los residuos biodegradables.

Otra área prioritaria será el refuerzo de la integración de los objetivos ambientales en las políticas exteriores de la UE a través del desarrollo de métodos y criterios para realizar evaluaciones de impacto en la sostenibilidad de los acuerdos comerciales, y un papel efectivo de la UE en la formulación de normas ambientales internacionales. ---------------------------------------

---------------------------------------

Red Natura 2000

La Directiva 92/43/CEE sobre la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, aprobada en 1992 y más conocida como Directiva Hábitats, supone un gran paso adelante en la conservación de los ecosistemas de la Unión Europea, al sentarse con esta Directiva las bases para el adecuado mantenimiento de los valores naturales y la integración de las políticas sectoriales comunitarias en la propia política ambiental. La Directiva Hábitats y la Directiva 79/409/CEE de Aves forman el eje central de la política europea de conservación de la naturaleza. La Directiva Hábitats está estructurada en una serie de Anexos, en los cuáles se identifican –según criterios científicos– aquellos hábitats y especies de fauna y flora que deben ser protegidos, estableciéndose las categorías de protección en función del grado de amenaza de los hábitats o de las especies.

¿Qué es la Red Natura 2000?

La Red Natura 2000, sin duda la mayor aportación que realiza la Directiva Hábitats, pretende ser una Red de Espacios Naturales representativos en Europa, que permita evitar el actual ritmo de degradación a que están sometidos los espacios naturales. Su constitución supone sin duda un reto para todos los Estados miembros, ya que exige el cumplimiento de objetivos globales en el mantenimiento de la calidad ambiental y la biodiversidad de Europa.

El Estado español transpuso a nuestro ordenamiento jurídico la Directiva Hábitats mediante el Real Decreto 1997/1995, de 7 de diciembre, en el que se establecen las medidas para garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres.

¿Qué espacios forman la Red Natura 2000?

La Red Natura 2000 incluye los ecosistemas y hábitats naturales más representativos de Europa, designados Zonas Especiales de Protección para las Aves (ZEPA), y Zonas Especiales de Conservación (ZEC). Mientras que las ZEPA ya están declaradas, las ZEC deberán ser declaradas en los próximos años.

Las Zonas Especiales de Protección para las Aves (ZEPA), declaradas en cumplimiento de la Directiva Aves, ocupan hoy día en el Estado español más de 3 millones de hectáreas, siendo sin embargo dicha superficie insuficiente e incompleta, ya que no cubre los porcentajes que establece la UE para algunas de las especies. Existiendo aún importantísimas áreas, que cumpliendo los criterios para su declaración como ZEPA, el Estado español no les ha otorgado la protección necesaria.

En lo que respecta a las Zonas Especiales de Conservación (ZEC), éstas serán designadas por la Comisión Europea, en base a las propuestas de los estados miembros que deberán tener en cuenta los criterios científicos establecidos en la Directiva Hábitats, de modo que se protejan los hábitats y las especies más amenazadas de la Unión Europea.

Uno de los elementos innovadores de la propia Directiva es la importancia del mantenimiento de “corredores naturales” que aseguren el adecuado intercambio biológico entre las diferentes áreas naturales, de manera que sea una consideración importante para los Estados miembros en el marco de la planificación de las políticas nacionales de ordenación del territorio (artículo 10 de la Directiva Hábitats). La inclusión de estos corredores ecológicos es primordial para la conservación de ciertas especies amenazadas como el oso pardo, el lince ibérico, el lobo o la nutria, que requieren territorios amplios para su supervivencia.

Sin duda, uno de los principales retos de Natura 2000 es conseguir una cierta coherencia de dicha Red, mediante la aplicación de criterios uniformes en la designación de ZEC por parte de las distintas administraciones implicadas.

¿Qué supone la inclusión de un espacio natural en la Red Natura 2000?

La inclusión de un espacio en la Red Natura 2000, concebida como un medio para conservar y mantener la biodiversidad de Europa a partir de modelos de desarrollo sostenible, no implica la prohibición de todas las actividades que vienen siendo desarrolladas en dichos lugares, sino que supone fomentar los usos compatibles con la conservación de la naturaleza en un camino hacia el desarrollo sostenible, como principal objetivo a conseguir por las sociedades modernas. Es necesario reconocer que la conservación de los espacios naturales incluidos en la Red Natura 2000 ha sido posible, en muchos casos, gracias al mantenimiento de las actividades agrosilvopastorales propias de cada región, que suponen un elemento importante en la conservación de los hábitats naturales y paisajes agrarios de gran valor, como el pastoreo, el aprovechamiento de pastos de montaña, la apicultura, etc. Precisamente uno de los objetivos de la Red Natura 2000 es conseguir frenar el despoblamiento de las zonas rurales y permitir el mantenimiento de las rentas locales, para ello es fundamental que perduren determinados usos del suelo, como elemento indispensable para la adecuada conservación de los hábitats naturales.

Aprovechamiento de recursos naturales

El aprovechamiento de los recursos naturales es plenamente compatible con la conservación de las zonas incluidas en la Red Natura 2000, siendo incluso en algunos casos un elemento imprescindible. En general es necesario que en las mismas se potencien los usos menos impactantes para el entorno.

Actividades como la agricultura, la ganadería, la gestión forestal, o el turismo, deben recibir cuando se desarrollan en áreas incluidas en la Red Natura 2000 una especial atención, ya que pueden suponer un importante factor conservador del medio natural, pero también pueden llegar a provocar su degradación. Deben desarrollarse “buenas prácticas” en actividades agrarias, ganaderas, o forestales, mediante las cuales se minimice el impacto de estas actividades potenciando la conservación de los ecosistemas a la vez que manteniendo la rentabilidad económica y social de las poblaciones rurales.

En lo que se refiere a actividades o proyectos concretos a desarrollar por primera vez en lugares de la Red Natura 2000, la Directiva establece que deberán ser debidamente evaluados para que no supongan un perjuicio para el lugar.

Los mecanismos que la Directiva Hábitats establece para asegurar la conservación de la Red Natura 2000 son fundamentalmente los siguientes: · Desarrollo y puesta en marcha de planes de gestión, que podrán ser específicos o integrados en planes de desarrollo local, para evitar la degradación de los espacios de la Red (art. 6.2.). Estos planes de gestión son de gran importancia, ya que en ellos se deberán definir los objetivos concretos para cada ZEC y para los hábitats y especies en cuestión, así como las acciones concretas que se pondrán en marcha: recuperación de hábitats, rehabilitación de caminos y veredas, limitaciones de proyectos muy impactantes, recuperación de hábitats, recuperación del patrimonio cultural, etc. · Aplicación de medidas concretas para impedir el deterioro de los hábitats y especies representados en la Red Natura 2000. · Realización de evaluaciones de impacto ambiental de todos aquellos planes o proyectos que puedan afectar de forma apreciable a la conservación de los lugares incluidos en la Red. NATURA 2000

España, el territorio con mayor biodiversidad de Europa

La Directiva Hábitats tiene una especial importancia para el Estado español, debido a la elevada biodiversidad con la que éste cuenta en el contexto europeo. Dentro de nuestra geografía y debido a la diversidad de ambientes, están representadas cuatro de las cinco regiones biogeográficas consideradas por la Directiva: macaronésica, alpina, atlántica y mediterránea, faltando únicamente la región continental. Esta amplia representación de las regiones biogeográficas, la más significativa de todos los Estados miembros de la Unión Europea, provoca que una gran parte de la superficie del territorio español sea potencialmente elegible como Lugar de Interés Comunitario (LIC), paso previo a su posterior declaración como ZEC.

En el Estado español están representados 130 de los ecosistemas incluidos en el Anexo I de la Directiva, lo que supone el 60% de los tipos de hábitats naturales, y el 40% de las especies animales o vegetales presentes en la Directiva. Además, contamos con el 42% de las especies y el 72% de los tipos de hábitats considerados prioritarios por la Directiva. Afrontar la conservación de dichos hábitats y especies supone un importante reto en la aplicación de las distintas políticas sectoriales, que deberán estar fundamentadas en el desarrollo sostenible, de manera que se asegure la conservación del medio ambiente.

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Marqués de Leganés 12 - 28004 MADRID Tel.: 915312739 Fax: 915312611 www.ecologistasenaccion.org

 -------------------------------------------------

Hasta aquí los textos incluidos en el cuerpo del mensaje.

Recibid un fuerte abrazo,

José Luis Ordóñez Coordinador del Área Federal de Ecología de Izquierda Unida 
Láncara lancara@ordoniez.looptele.com 


  Antiglobalización  -  Antivirus  -  Archivo Sonoro  -  Argentina  -  Bibliografía/Citas  -  Ciencia - CineColombia -  Contactos / Foro -  Convocatorias  -  Correo recibido  -  Chile  -  Cuba  -  Documentos -  Documentos militante -  Ecología -  Empleo -  Enlaces -  EE.UU. -  Formación -  Fotografía -  HUELGA GENERAL   - LegislaciónLiteratura  - México   Mundo Insurgente -  No Fumar -  Organigrama -  Palestina -  Plan de trabajo -  Prensa -  Problema Español -  Profesionales y Comunistas -  Resoluciones - SIDA - Sexualidad -   Software Libre -  Venezuela -  XVI Congreso Federal y  -  VI Congreso de Madrid
Volver a la página de inicio

Novedades


Sitio Web de la Agrupación de Profesionales y Técnic@s del Partido Comunista de Madrid - http://www.profesionalespcm.org 
Los comentarios son bienvenidos
(profpcm@profesionalespcm.org): Carta a profpcm@profesionalespcm.org
Teléfono: (+34) 91 539 20 05 Fax. 91 539 03 37
Domicilio Social: C/Fray Luis de León, 11 - Esc. 2-2º (28012) Madrid. 
Domicilio

Accesos a esta página desde el 2 de junio  de 2002:
  Envíanos tu aportación, o comentarios via formulario.
Recomendado reproducir material citando su procedencia..Impreso en papel reciclado y reciclable