DOCUMENTOS
Conclusiones del
Taller nº 1 : ¿Qué queremos decir con expresión “Por una izquierda roja, democrática y de clase”? , de Rojos y Roges.

Nota previa:

Ha sido muy difícil resumir cinco horas de discusión, con 25 participantes y 29 intervenciones. Los temas, aunque relacionados estrechamente entre ellos, eran dispares y la mayoría de ellos necesitan algunas horas más de reflexión y de debate. La pluralidad de los asistentes es al mismo tiempo una potencialidad y un reto. La paciencia, el ecucharnos los unos a los otros permitirán sin duda encontrar soluciones acertadas a los problemas de hoy.

He usado el método de meter entre las preguntas ( en letra redonda) las diversas intervenciones recogidas (en letra negrita). Así se hace evidente en qué temas vamos más avanzados y en qué temas debemos trabajar aún, puesto que estamos más lejos de haber compartido análisis y propuestas. Por cierto, ¿ nadie ha notado la ausencia de preguntas e intervenciones concernientes al hecho nacional?

Pido disculpas por el intolerable retraso, así como por las deficiencias errores u olvidos cometidos. Confío en que el guión permita avanzar en la discusión.

Adjunto también del texto “Quince tesis para la construcción de una izquierda europea de alternativa” de Fausto Bertinotti , que creo de gran interés para nuestra discusión.

El resumidor

 

 

Taller nº 1

Sesión del 23 de noviembre.

 

¿Qué queremos decir con expresión “Por una izquierda roja, democrática y de clase”?

 

“...son los hombres los que hacen que

 cambien las circunstancias

y el propio educador necesita ser educado”

(K. Marx, Tesis nº 3 sobre Feuerbach )

 

 

1.- La crisis de la izquierda, la necesidad de la refundación.

 

¿Cuáles son los motivos de la crisis de los partidos comunistas y socialistas de masas del siglo XX? ¿Por qué motivo (al menos en el área europea) no se regeneran y cada vez son menos militantes y más viejos?

¿Ha cambiado la figura social que estaba en la base de aquellos partidos?

¿Los nuevos sujetos sociales emergentes pueden ser encuadrados en partidos piramidales como los mencionados? ¿Cómo son estos nuevos sujetos sociales? ¿Que cultura, usos, tradiciones y costumbres tienen? ¿Qué necesidades expresan?

Es necesario colocar la crisis de la izquierda dentro del contexto social y político. Aunque las direcciones de algunos PC y de los PS practican políticas contrarias a los intereses de los trabajadores, la cuestión es más compleja que la búsqueda de una dirección revolucionaria. Se trata de una crisis de modelo político y también de un cambio de época y de ciclo.

Mientras algunas intervenciones reivindican la gloria de un pasado de lucha, de heroísmo, de entrega revolucionaria que además, en su momento pareció ser la peor amenaza que nunca haya padecido el capitalismo desde su nacimiento, otras intervenciones se centran en el análisis crítico de las insuficiencias: existió una corrupción del ideal del comunismo. El estalinismo fue una regresión desde los valores revolucionarios de la Ilustración hacia el pensamiento conservador en muchos terrenos. Para estas mismas intervenciones la descomposición de la clase obrera que explicaría la crisis de modelo, fue posterior a la crisis de dirección del movimiento comunista internacional. Se superponen ambos fenómenos, dando lugar a la actual situación.

Otras intervenciones insisten más en los problemas del cambio de época, del ciclo de desarrollo capitalista para explicar la crisis del modelo de los PC’s del Siglo XX, que en ningún caso significaría la crisis de las ideas comunistas, sino de una forma histórica concreta de las mismas.

 

2.- Contexto social de la crisis, cambios de sujeto

 

La escolarización universal conseguida hace ya un par de generaciones ¿ha sido un medio de hacer crecer la conciencia de clase, o bien, al contrario, ha sido un mecanismo de integración y de control biopolítico por parte del poder ( no confundir el poder con el estado que sólo es una pequeña parte del mismo)? (La misma pregunta se puede hacer respecto a reivindicaciones obreras y populares como la salud pública o bien el sufragio universal).

Alguna intervención insiste en recoger el concepto de biopolítica y de biopoder como conceptos explicativos (no únicos, pero sí significativos) del fenómeno del conformismo de masas propio de sociedades del capitalismo senil como la nuestra. El poder es algo más complejo que el estado, aunque éste sea una parte principal y una expresión de mismo. El poder tiene micro fundamentos capilares en el conjunto de la sociedad y en todos sus niveles. El análisis de esos micro-fundamentos de poder y de sus formas de funcionamiento es esencial para establecer estrategias de lucha y de contrapoder. No analizar estos fenómenos, según esas intervenciones, significa condenarnos a repetir los mismos errores que la izquierda del siglo XX.

Los nuevos sujetos sociales emergentes ( véase Séattle , Porto Alegre, Génova, Barcelona , Florencia...) empiezan a tener un perfil movilizador propio, pero aún están lejos de presentar alternativas globales a la crisis de la civilización capitalista a la que estamos asistiendo.

¿ Cómo afrontar el fenómeno contradictorio  de que la satisfacción de reivindicaciones obreras y populares por parte del sistema capitalista se transforme en un elemento dinamizador del sistema que se gira contra aquellos que las formulan y reivindican?

En este contexto, se sitúa la discusión sobre programas. También sobre el papel rupturista, o no, de determinadas reivindicaciones sociales que en sí serían poca cosa más que reivindicaciones reformistas.

Se constata la necesidad de desarrollar más este debate. Algunos piensan que lo esencial, en la construcción de una nueva fuerza política, es levantar la bandera del anticapitalismo, del antiimperialismo y del proyecto de transformación revolucionaria de la sociedad. Otros, piensan que levantar esa bandera es necesario, pero no suficiente. Muchos son los grupos que hacen eo pero que no logran salir de un círculo reducido. Inisisten en la necesidad adoptar un programa y unas formas de organización para asegurar el proceso de transformación revolucionaria de la sociedad. Que ninguna de las revoluciones del siglo XIX y del siglo XX se realizaron bajo la bandera del comunismo. Eas revoluciones fueron, por el contrario, procesos sociales amplísimos en que, bajo reivindicaciones de necesidades sociales radicales ( paz, pan, tierra, democracia...) , se entró en contradicción con la dinámica capitalista y ello llevó a iniciar  procesos de transformación social.

El papel de los comunistas y de los revolucionarios en esas revoluciones sólo consistió (y no fue poca cosa), en ser los más radicales y consecuentes defensores de las reivindicaciones de las masas. Cuando los grandes partidos comunitas se apartaron de ese papel y pretendieron sustituir a las masas ( tanto antes como después de la toma del poder), aparecieron los fenómenos del sustituismo, de la burocratización, del estalinismo, tanto en su versión reformista como en la revolucionarista. En otros casos, se produjo un radicalismo verbal minoritario que no es otra cosa que una expresión impotente del mismo fenómeno

Consecuentemente con ello, el programa, ¿debe surgir de la elaboración de una vanguardia o bien debe surgir del seno de los movimientos sociales? ¿ Cómo se debe caracterizar un programa revolucionario? ¿ Cuales son las reivindicaciones principales del mismo?

¿La crisis de la figura social del obrero de la fábrica fordista y el paso la sociedad precaria influyen en las formas de militancia sindical, política y social de los trabajadores? Si es así, ¿de qué manera?

Existe una clara conciencia de que es preciso avanzar en el conocmientro de ese, que en algún aspecto se superpone con los temas abordados en el taller nº 2, con la idea de ayudar en el debate sobre formas de organización adecuadas a larelaidad actual de los trabajdores.

 

3. La crisis de la política y de las organizaciones de viejo tipo.

 

¿Son los partidos de masas lugares donde los nuevos militantes pueden elaborar sus propuestas y organizar la sociedad civil? ¿O más bien son simples máquinas electorales que sólo discuten de programas electorales y donde los militantes sólo se pueden dedicar a ”pegar carteles”?

Frente a todo este panorama, ¿qué formas de organización política y social que pueden permitir el resurgimiento de sujetos sociales revolucionarios? ¿ Que papel para los territorios? ¿Que papel para la organización de Rojos/roges en empresas o en sectores estratégicos de la producción o de los servicios?

¿Es la democracia radical ( de abajo a arriba, en forma de red, con formas rotatorias de responsabilidad, con rendimiento permanente de cuentas, con posibilidad de revocación de cargos, con práctica regular de referéndum para tomar decisiones...)  una alternativa respecta a las formas de organización procedentes del siglo pasado (de arriba a abajo, en el territorio al servicio de estrategias electorales, escasamente democráticas, con “dictadura” de los “permanentes” sobre el conjunto de la militancia....)?

 

                                         4. Democracia y socialismo                

 

Algunos continúan resaltando la contradicción entre democracia burguesa y democracia “socialista” o “proletaria”. Otros prefieren resaltar que la burguesía y el capitalismo no son ni han sido nunca democráticos. Que la filosofía política consubstancial al mercado capitalista no es otra que el liberalismo y no la democracia. ¿Que papel damos a la democracia en la lucha por  el socialismo? ¿Es posible un socialismo que no sea democrático? ¿Es posible la democracia sin socialismo?

 

5. La relación entre fines y medios

 

¿A qué damos más importancia: a los fines (sean estos los que sean) sobre los métodos y procedimientos o a la inversa? ¿Podemos avanzar una nueva relación entre objetivos y métodos? ¿Pueden unos métodos contradictorios con los fines acabar por poner en cuestión los propios objetivos finales?

Una intervención de un compañero veterano insiste en la necesidad de insuflar el proyecto con la ética. La separación entre fine y medios, el “maquiavelismo” de vía estrecha  lejos de ser un medio para acercarse a los fines, ha sido, por el contrario, una forma para alejarnos de ellos.

Una de las razones de la crisis de la izquierda ha sido la diferencia entre aquello que se dice y aquello que se hace. La distancia abismal entre las afirmaciones de otro tipo de sociedad y el comportamiento cotidiano de los dirigentes y militantes. La distancia entre los objetivos de transformación social y la gestión cotidiana del sistema o de parte del mismo.

Es preciso comenzar a vivir de otra manera, de acuerdo con los objetivos finales, con el fin de darles credibilidad, con fin de ir construyendo islas de contrapoder, de contrasociedad, lugares donde sea posible y visible aquello que defendemos como fin último.

 

6. Análisis de las contradicciones fundamentales de nuestra época.

 

¿ Cuál es la contradicción fundamental a la que se quiere dar respuesta con la organización  de una fuerza política Roja? ¿Continúa siendo principal la contradicción capital/ trabajo? ¿Qué papel para las otras contradicciones como la ecológica, de género o entre guerra y paz? ¿Es posible / aceptable/ necesaria la definición de una nueva contradicción entre desarrollo capitalista y desarrollo de la humanidad que englobaría el conjunto articulado de todas las otras contradicciones?

 

7. La función de Rojos i Roges. Sus formas de organización

 

¿Qué relación entre este debate y la forma y contenidos de la organización de Rojos/roges?

¿Cómo queremos organizar Rojos y rojas? ¿ Qué principios organizativos? ¿Qué métodos ? ¿Una dirección? ¿Una coordinación? ¿Estabilidad de los organismos vs. rotación? ¿Una publicación? ¿Una página web? ¿Ambas cosas?

Rojos/roges no es una improvisación. Surge de un largo proceso de oposición a la homologación de EUIA como fuerza del arco “parlamentarista”, de liquidación de su carácter transformador

Las formas de organización del movimiento antiglobalización, el llamado trabajo en red, la horizontalidad, la democracia ( así de corto: democracia) son trasladables a la organización que pretendemos construir. ¿ Cómo se articula el planteamiento leninista de organización con las nuevas formas exigidas por los nuevos sujetos revolucionarios en presencia?

Para algunos, en lo organizativo, no existe ninguna prisa por levantar banderas, más bien se trata de realizar un trabajo capilar, micro fundamentado de construcción de nuevas formas de hacer y de actuar que incida en la crisis las viejas formas de organización y que vayan creando sin apriorismos las nuevas formas de organización de las que queramos dotarnos. En todo caso parece claro que ya no es posible luchar contra la alienación capitalista sobre la base de formas organizativas que reproduzcan, de una u otra forma, la alienación.

Otras intervenciones insisten en que existe la necesidad de un mínimo de centralización para asegurar la realización de determinadas tareas que es preciso afrontar de forma eficaz. Por ejemplo se insiste en varias intervenciones de la necesidad de dotarse de de medios de expresión propios. El referente de Rifondazione Comunista como síntesis entre las formas de organización tradicionales probadas y aún útiles y formas innovadoras y actuales de merece ser conocido y estudiado con plena conciencia de que sólo será viable y creíble una organización que responda a las necesidades de nuestra sociedad.

Diversas intervenciones resaltan la necesidad de profundizar bastante en etos temas.

 

8.- La situación en EUIA

 

¿Es posible un giro a la izquierda de EUIA? ¿Podemos contribuir a ese giro desde Rojos y Roges ?

¿Cómo valoramos la evolución de EUIA? ¿Vemos aún posible un giro a la izquierda? ¿Existen fuerzas impulsoras de este giro a la izquierda  en EUIA? Si es así, ¿cuales son? ¿Tienen potencial suficiente para conseguir este giro en la próxima Assemblea Nacional?

¿Cuales son las razones de los compañeros que han abandonado EUIA? ¿Da respuesta suficiente el proceso constituyente de Rojos y Roges a la situación creada en EUIA? ¿Afirmamos que hay que trabajar dentro y fuera de EUIA simultáneamente. ¿Es posible hacerlo?¿ Podemos mantener un trabajo interno y externo simultáneamente? ¿Qué  formas y métodos organizativos pueden permitir realizar una tarea tan difícil?

Las prácticas de las sucesivas direcciones de EUIA son las responsables de que se haya roto la ilusión inicial y también del fracaso en el anterior ciclo electoral.

Existe un gran acuerdo en todas las intervenciones en torno a la progresiva subordinación de EUIA al proyecto socioliberal del PSOE. Ejemplo de ello son la sumisión a la constitución, el comportamiento en temas como el de isla Perejil, Euskadi, el sometimiento a las direcciones sindicales ( cuyo ejemplo último sería el artículo de Llamazares, Fidalgo y Méndez  sobre la “dignificación” del SMI).

Lo que aún es objeto de debate son las posibilidades de dar un giro a la izquierda en la III Assemblea ( a celebrar a finales de marzo 2003). Este es un tema en el que hay que profundizar más. ¿Cómo construir una mayoría de izquierdas en EUIA?¿ Es preciso abrir un proceso de refundación de EUIA? ¿Es ello posible?

Todos coincidimos en ver EUIA cómo un terreno de batalla más, en la perspectiva de una refundación de una fuerza política de alternativa, transformadora, unitaria, democrática y de clase.

 

 

9. ¿Qué hacer?

 

En definitiva, nos preguntamos y te preguntamos: ¿qué hacer?


Antiglobalización  -  Antivirus  -  Archivo Sonoro  -  Argentina  -  Bibliografía/Citas  -  Ciencia - CineColombia -  Contactos / Foro -  Convocatorias  -  Correo recibido  -  Chile  -  Cuba  -  Documentos -  Documentos militante -  Ecología -  Empleo -  Enlaces -  EE.UU. -  Formación -  Fotografía -  HUELGA GENERAL   - LegislaciónLiteratura  - México   Mundo Insurgente -  No Fumar -  Organigrama -  Palestina -  Plan de trabajo -  Prensa -  Problema Español -  Profesionales y Comunistas -  Resoluciones - SIDA - Sexualidad -   Software Libre -  Venezuela -  XVI Congreso Federal y  -  VI Congreso de Madrid
Volver a la página de inicio

Novedades


Sitio Web de la Agrupación de Profesionales y Técnic@s del Partido Comunista de Madrid - http://www.profesionalespcm.org 
Los comentarios son bienvenidos
(profpcm@profesionalespcm.org): Carta a profpcm@profesionalespcm.org
Teléfono: (+34) 91 539 20 05 Fax. 91 539 03 37
Domicilio Social: C/Fray Luis de León, 11 - Esc. 2-2º (28012) Madrid. 
Domicilio

Envíanos tu aportación, o comentarios via formulario.
Recomendado reproducir material citando su procedencia..Impreso en papel reciclado y reciclable