Documentos del militante

  Partido Comunista de Madrid (PCM) - PCE

INFORME AL COMITÉ EJECUTIVO PCM 20/06/03

"Los hombres deberían vivir según piensan pero, generalmente,
piensan según viven"
(Escrito en las paredes de los calabozos de la Puerta del Sol, 1945)

1. Esta frase, recordada hace unos días por la camarada Carmen Rodríguez Campoamor en un debate en su agrupación, idealista en tanto que desconsidera que es el ser el que hace la conciencia y no al revés, tiene, sin embargo, el aliento gramsciano de enfatizar lo que desde nuestra perspectiva es la lucha ideológica y cultural como elemento sustancial para la transformación social. En ese combate contamos con el inestimable elemento humano que configura nuestra militancia -como ha quedado bien patente en sus esfuerzos y dedicación en la reciente campaña electoral- pero nos faltan elementos materiales sustanciales (medios de comunicación propios o proclives) que IU tampoco complementa y, lo más importante, capacidad para la unidad de acción comunista en y hacia nuestro proyecto, como queda bien patente en la crisis de dirección y federalidad que arrastra hace demasiado tiempo IU y que, en gran medida, gravita sobre la debilidad e inorganicidad de IU-CM.

Así, desde la autonomía de nuestro proyecto estratégico, que nunca debemos olvidar es para nosotr@s un proyecto para la clase, poco influimos en contrarrestar, en palabras de nuestro Secretario General, el fortalecimiento del pensamiento conservador en amplios sectores populares, como consecuencia de la hegemonía neoliberal y los valores que ésta genera·.

Una cosa es el bienestar consecuencia histórica de la lucha de los trabajadores, y otra la sensación subjetiva del vivir bien en un primer mundo, en un país como éste, presidido por la alienación creciente a pesar de la extraordinaria importancia del contrapoder social que representa todavía insuficientemente el conjunto de acciones y luchas desarrolladas por los movimientos contra la globalización neoliberal, contra imperialismo y por la paz.

Aquí hay bastante gente que vive objetivamente bien; much@s que viven realmente mal sin comprender y aceptando fatalmente las causas de su situación, y poc@s pero muy combativ@s, mal comprendid@s y representad@s por los sindicatos de clase, que expresan puntualmente el conflicto social en sus luchas concretas.

En ese sentido, el PCM se suma a la manifestación contra las privatizaciones, el paro y la precariedad, del próximo día 26 de junio.

El problema de IU, nuestro problema, es que la mayor parte de la gente que expresa su malestar en las movilizaciones contra el decretazo o contra la guerra, no nos ve como alternativa de gobierno por mucho que reconozca la ética de nuestras posiciones, y que a la gran mayoría que siente que vive bien o que no vive mal, sin más elementos objetivos de juicio para ello que su propio esfuerzo por vivir, somos incapaces de darles confianza y seguridad en nuestra capacidad para hacer propuestas políticas de gobierno para que no sea necesario tanto esfuerzo para vivir.

L@s maldit@s que hacen las guerras o las apoyan son los mism@s malditos que hacen del trabajo una concesión del poderoso, que no atacan en sus raíces la violencia de género, que cercenan las expectativas de vida de l@s jóvenes, que entregan los derechos sociales constitucionales al mercado... Esa evidencia, transmitida en forma menos tonante que lo hacíamos hace unos años, y desde el entendimiento de la complejidad del voto de la izquierda, es tan útil, o más, que la mera descalificación de las políticas del PP que ha presidido -junto a la aceptación tácita de que IU es el apéndice comunista del frente único partidista del todos contra el PP- una campaña que no ha sabido construir relaciones fluidas entendibles por la sociedad a la que nos dirigimos.

Frente al esquematismo de tinte fascista de la campaña del PP (el miedo y la inseguridad social, la ruptura de la unidad de la patria,...), nuestro empecinamiento en jugar casi exclusivamente en terrenos imprescindibles (la guerra, las libertades, la participación,...), pero que no agotan las inquietudes de la mayoría social, un discurso presidido por la desarticulación en temas sustanciales como la inmigración y la seguridad ciudadana, el Plan Hidrológico Nacional y nuestra participación en el gobierno del País Vasco, han contribuido a la práctica desaparición de IU en varias autonomías y, por lo tanto, a su pérdida de proyección social como fuerza y alternativa estatal.

Fruto de las movilizaciones y de nuestra posición en ellas, especialmente de nuestra radical oposición a la invasión de Irak, IU va conquistando y reconquistando el voto de conciencia, especialmente de capas profesionales -el caso de Madrid ciudad ha sido paradigmático: ligeras subidas en los distritos centrales y bajada en las periferias- y algunos sectores todavía minoritarios de la juventud. Ese voto ha contribuido a que no se produjera el tan temido derrumbe de IU, ni más ni menos. Pero la clase, en su complejidad, tiende a votar al PSOE. De ahí el riesgo, que venimos denunciando en anteriores informes, del bipartidismo fomentado por los poderes fácticos -evidente en la frustrada configuración de gobierno de izquierdas en nuestra Comunidad- y de que IU se vaya transformando en un partido radical pequeño-burgués presto a tapar los agujeros del PSOE.

Mientras a nosotros nos ha salvado la campana de la movilización y al PP el miedo social y la unidad de patria, el mayor beneficiado electoralmente ha sido el PSOE, más allá de los enanos que le han crecido aquí y que pueden dar al traste con la mayoría de izquierdas en un nuevo proceso electoral autonómico y repercutir muy negativamente en las próximas elecciones generales. Sobre el panorama madrileño nos centraremos más adelante.

El que haya aumentado la influencia de IU a la hora de garantizar gobiernos de izquierda en muchos ayuntamientos (especialmente en Andalucía, aunque en ella, y es un dato a tener en cuenta, el PP ha recuperado voto urbano ganando las alcaldías de Granada y Jaén) y algunas comunidades como Asturias (si es que el PSOE acepta finalmente las propuestas de IU) y Madrid, no es correlato de nuestro mayor peso electoral.

La política "a la carta" en cada sitio propiciada por la dirección federal ha condicionado, de un lado, alianzas muy cuestionadas en su día, como la de EUiA con IC (conviene recordar la crisis y el coste que supuso para el PSUC) en Cataluña, o confusas y conflictivas por la presencia en ellas de partidos estrictamente nacionalistas, como el caso de la Entesa en el País Valenciano, a partir de cuyos resultados es, además, muy difícil valorar la mayor o menor influencia de IU en ambas autonomías. De otro, ha producido resultados como los de EB en el País Vasco cuya política sigue teniendo un impacto negativo en amplias zonas del estado y sigue justificando ante la opinión algunos de los espantajos de la campaña del PP, incluidas algunas declaraciones abiertamente fascistas que han pretendido situar a IU al borde del espectro constitucional.

Además de sus debilidades organizativas, que no han sabido corregirse federalmente, esa "confederalización" del proyecto ha contribuido a peligrosos retrocesos en Murcia, La Rioja, Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla-León o a estancamientos como en Madrid donde sólo el aumento en el número de diputados motivado por el crecimiento demográfico de la región, con un ligero menor porcentaje de votos que en el 99, ha permitido conseguir un diputado más.

El proyecto se desarticula. Debemos superar grandes problemas político-organizativos y federalizar el discurso.

Del erratismo personalista en la dirección federal de IU ha sido muestra palpable el cese fulminante, fuera del marco estatutario, del Secretario Federal de Organización y Finanzas que requiere una explicación política y un debate que, hasta ahora, no se ha producido.

2. Antes de centrarnos en la situación y el horizonte complicado que se presenta en Madrid, conviene detenernos sintéticamente en factores externos que también han contribuido decisivamente a que el PP aguante bien y a que su derrota no haya sido la esperada.

Describíamos en el Informe al Comité Central del 30 de abril el previsible escenario de recomposición de las fracciones capitalistas en pugna en la situación prebélica. Esa recomposición se ha escenificado con la bendición por parte de NN.UU. (concesión de inmunidad a las tropas USA ante la Corte Penal Internacional, incluida) y la UE, de la situación colonial en Irak mientras la ofensiva contra la clase sigue por parte de la derecha en Francia, hasta el momento contenida por la movilización de los trabajadores y otros sectores afectados, y por parte de la socialdemocracia y los verdes -y ello, aunque no sorpresivo, es lo realmente alarmante- en Alemania. Aunque la coherencia del sistema es tozuda en los dos países del eje franco-alemán, en el caso de Alemania el ajuste duro (especialmente pensiones, sistema público de salud y estabilidad del empleo) puede producir un desplazamiento del electorado hacia la derecha, y cuando eso se produce en ese país es preciso rememorar la Historia.

Las últimas reuniones del G-8 y de la OTAN han servido para apretar filas entre el conservadurismo internacional, emblemáticamente representado en Europa por la "Tercera Vía" de T. Blair, en torno a la ofensiva contra el estado del bienestar y la interesada obsesión antiterrorista que hoy pone su mira en países como Irán y Corea del Norte. La OTAN se rediseña según los intereses USA, alejándose la posibilidad de una política común de defensa para Europa, y la UE da los primeros pasos para sumarse al bloqueo contra Cuba y deja el destino del pueblo palestino al designio USA-Israel.

En relación a Cuba, la escalada mediática anticubana a partir de las condenas a terroristas y disidentes, sobre las que ya se pronunció el Comité Ejecutivo Federal, sigue implacable. La mayor información sitúa hoy a los condenados en la esfera directa de los intereses USA. Afortunadamente la campaña ha sido valientemente contestada por intelectuales y artistas de gran prestigio. Sin embargo, no es suficiente y sigue aquí la escalada con desafortunadísimas declaraciones, entre otras, las de Felipe González y el decisivo papel de Aznar en el cambio de posición de la UE sobre la isla, en momentos en que empiezan a producirse veladas amenazas intervencionistas directas por parte de USA.

En tal sentido, el desmentido de Gaspar Llamazares en relación a la incorporación de su nombre en un manifiesto anticubano aparecido en la prensa hace unos días, debe ser más explícito y enérgico hacia la opinión pública.

El sistema muestra toda su capacidad de hacer tragar mentiras como montañas en relación a Irak, donde no se encuentran armas de destrucción masiva pero sí confusas fosas comunes, mientras los servicios secretos de USA y Reino Unido descubren la gran mentira de sus gobiernos y la guerra de resistencia continúa, como en todos los frentes bélicos abiertos por el imperialismo en los últimos años.

La estratégica visita a Madrid del Papa y las concentraciones masivas, especialmente las de jóvenes, ha sido otro factor externo, pero de amplia repercusión interna, que explica, además, los límites y las contradicciones del mensaje pacifista de la jerarquía católica y de la mayoría de sus acólitos.

Cuando acaban de terminar los trabajos de la Convención para una nueva Constitución Europea y a la vista de la ausencia de contenidos sociales en el borrador propuesto, se hace más urgente el debate sobre la oportunidad de la constitución del Partido Europeo de la Izquierda en el que l@s comunistas español@s e IU somos elementos decisivos.

3. Además de lo comentado en el primer punto, los parcos resultados electorales en Madrid deben ser situados a la luz de circunstancias que han pesado sobre la precampaña y la campaña. En relación a la primera, la precocidad con que el candidato a la presidencia puso en primer plano nuestra política de alianzas por encima de las alternativas del proyecto ha pesado sobre la ya alta proclividad al voto útil. Ni en el marco de la campaña federal, ni en el de la regional, se ha sabido contrarrestar tal torpeza hábilmente aprovechada por el PP que ha podido así basar cómodamente su campaña en la amenaza socialcomunista sin que la parte "comunista" del "contubernio" haya marcado bien su perfil y trabajado hacia nuestro potencial militante y electoral. No valen los frentes únicos de imagen partidista en que se ve un "todos contra el PP". Falta todavía la cultura política para ello.

De otro lado, a pesar del esfuerzo de la militancia en los distritos, el mal funcionamiento de la organización, la inactividad sostenida del Consejo de Madrid ciudad y los medios empleados, desequilibrados a favor de la campaña autonómica, han contrarrestado la imagen de solvencia de la candidata al Ayuntamiento de Madrid.

A nivel local, ni en Madrid ni en el conjunto del estado, puede establecerse un correlato entre los pactos preexistentes y los resultados obtenidos. Se han dado resultados de todo tipo en municipios donde veníamos apoyando o cogobernando con el PSOE. Lo que sí puede afirmarse es algo que ya sabíamos y es que, en general, desde nuestras alcaldías, con o sin apoyo del PSOE, es más fácil la consolidación y el crecimiento.

El apoyo expreso de much@s sindicalistas de CC.OO. a las candidaturas de IU ha sido en parte neutralizado por las nefastas declaraciones de Fidalgo en relación a Bono.

4. Seguimos siendo muy crític@s con los procesos del último año en la dirección de IU-CM, con su inestabilidad y debilidad orgánica, con su ausencia de política -contrarrestada sólo a última hora por la elaboración programática emanada del meritorio y esforzado trabajo de unas Áreas que, por otra parte, han perdido su función estratégica y pasado a ser útiles sanedrines-, con sus actuaciones antiestatutarias y antidemocráticas y con el oportunismo de los últimos acuerdos alcanzados en el Consejo Regional. Además del daño que viene causando a la organización en su conjunto, expresado en la confusión y desánimo de much@s, sólo contrarrestados por la evidencia de las movilizaciones y las urgencias de la campaña, todas esas insuficiencias e irregularidades han impedido que acontecimientos importantes hayan jugado a favor del fortalecimiento de las organizaciones que, en su gran mayoría, se han sentido poco partícipes en los procesos que, además, hacia fuera, tampoco se han hecho poniendo en primer lugar ante la opinión pública el debate, el diálogo y la negociación sobre contenidos políticos y programáticos, antes que sobre las responsabilidades o puestos a ocupar.

A pesar de ello, y haciendo abstracción, de momento, del panorama que plantea en nuestra Comunidad la crisis provocada por los dos diputados del PSOE, valoramos, tanto en el Comité Ejecutivo Federal, como en el Consejo Regional de Madrid, la oportunidad histórica que supone gobernar para cinco millones y medio de ciudadanos trasversalizando nuestros programas más allá de las responsabilidades concretas resultantes de las negociaciones con el PSOE. Por nuestra trayectoria se hace fácil entender qué altamente valoramos l@s comunistas tal oportunidad que, entre otros aspectos, permitiría aplicar por primera vez, en esta Comunidad tan emblemática, políticas de izquierda ejemplificadoras y útiles para articular políticas de estado de progreso en un futuro inmediato tras unas elecciones generales ganadas por la izquierda.

Todo ello sin olvidar premisas esenciales. Evitar el riesgo de la incoherencia en un momento de debilidad política y orgánica de IU-CM, girar a la izquierda las políticas concretas y que el camino a la Moncloa del PSOE no se haga a nuestra costa. Y gobernar desde la política y hacer política desde el gobierno, manteniendo la tensión dialéctica gobierno-oposición en todo lo que sea necesario apoyar y defender y, cuando sea necesario, impulsar la movilización social.

Mal síntoma en tal sentido, aunque previsible, ha sido la actitud de IU-CM ante la convocatoria de manifestación del pasado 3 de junio con motivo de la reunión de la OTAN en Madrid. Seguir el dictado de un Foro Social de Madrid, gratuitamente hegemonizado por el PSOE y su entorno, que tiene los días contados para el propio PSOE si finalmente gobierna en solitario o con nosotros en la Comunidad, no es coherente con la imperiosa necesidad que tiene IU de transmitir un perfil propio. En todo caso, varias de las organizaciones que integran el Foro se sumaron a la convocatoria de la Asamblea contra la Globalización y la Guerra e, incluso, alguna de ellas, ante el incierto futuro que presenta el Foro Social, han adoptado la misma estrategia que el Partido vio clara hace tiempo. Esto es, estar en el Foro y en la Asamblea, estar en todos los sitios con la libertad de apoyar o no las movilizaciones que correspondan. Es el método más correcto para lograr la imprescindible síntesis entre quienes realmente quieran ese otro mundo que es posible.

5. El conflicto entre las legítimas pretensiones del PSOE, que apoyamos porque son también las nuestras, y el oportunismo del PP, no va a posibilitar otro escenario que el de unas nuevas elecciones que podrían no ser especialmente favorables para el PSOE si no fueran convocadas por Simancas como Presidente ya investido. La crisis en la Comunidad que es, ante todo, un correlato directo de la corrupción generalizada en lo público y en lo privado, y entre ambos, y que hoy se desvela más allá del interés de los poderes fácticos por un sistema bipartidista sin sorpresas, debe situarnos bien pertrechados sin caer en la tentación de, frente a esa corrupción, impulsar un "regeneracionismo", más o menos iluminado, que tan malas consecuencias produjo en su momento para IU. En el actual contexto la realidad no puede forzarse, hay que intentar transformarla.

Es correcta la exigencia de devolución de la actas a los diputados corruptos. Responde a la voluntad mayoritaria de los madrileños. Pero, sin ir más lejos, asumiendo que la trama corruptora acabe en los intereses de un grupo de empresas, al PP se le brinda, y así lo ha propuesto ya la Mesa de la Asamblea de Madrid, la oportunidad de convocar nuevas elecciones a iniciativa suya en la previsión de un supuesto vuelco electoral a su favor. Lo que, a tres meses de las elecciones generales y haciendo coincidir las nuestras con las elecciones catalanas, sería un escenario óptimo para el PP cara a las elecciones generales. De momento, y afortunadamente, CIU, en declaraciones de Pujol, ya se ha desmarcado de tal posibilidad en lo que a las elecciones catalanas se refiere.

Pero puede ser que la trama hasta ahora descubierta sea sólo la punta del iceberg de algo de mucho mayor calado en la línea de imposibilitar un futuro gobierno de progreso para el Estado en el que los poderes fácticos tengan claro que, desde nuestra participación en él, haríamos todo lo posible, no sólo por reformar las leyes urbanísticas y expropiatorias sobre las que descansa la especulación inmobiliaria como motor de la economía real, sino por impulsar las 35 horas; una financiación suficiente y sostenida de los Ayuntamientos que permita acabar de raíz con cualquier justificación del urbanismo corrupto; la reforma fiscal para que la recaudación recaiga más sobre el capital, los beneficios empresariales y el patrimonio y menos, como hasta el presente, sobre los salarios; el rescate de los derechos constitucionales fundamentales (salud, educación, vivienda,...) desde la acción pública y no desde el mercado; una política exterior basada en el respeto a la soberanía de los pueblos; el desmantelamiento de unas bases militares USA que datan del franquismo en su etapa más rampante en momentos de la guerra fría, que perdieron su fundamento, como la propia OTAN, con la caída del bloque del este y que hoy, como en el resto de Europa, sólo responden a los intereses imperialistas de USA y a los de sus socios europeos conniventes en el diseño de una nueva OTAN "antiterrorista" para amenazar y actuar contra los países del "eje del mal", que nada tiene que ver con una política europea de defensa común y reequilibradora del actual desorden internacional; etc.

Sea cual sea la profundidad de la trama, que no va a desvelarse en la batalla de querellas judiciales iniciada, IU-CM no tiene nada que perder en un escenario de nuevas elecciones autonómicas si, manteniendo nuestro apoyo a la investidura del PSOE y solidaridad con la mayoría social que se expresó en el 25 de mayo, empieza a hacer lo que debió hacer desde el inicio de la precampaña: desprenderse de los faldones del PSOE y estar más presente en la red del conflicto social realmente existente dirigiéndose, al mismo tiempo, con alternativas concretas, a la gran mayoría que no vota desde la profunda conciencia crítica frente a la realidad, sino desde sus legítimas inquietudes respecto a problemas que afectan directamente a su vida cotidiana.

Al PSOE siempre le sale, y le saldrán las corrupciones. Al PP no, porque son la corrupción en sí misma, la corrupción del mercado que administran como único agente de la función social del Estado en cada uno de sus niveles.

Si, como resulta altamente improbable, el escenario madrileño se aclarase y depurase a corto plazo -para ello estamos movilizados para garantizar, como primer paso, el éxito del acto del domingo próximo en exigencia de la devolución de las actas-, el Partido seguirá apostando por un gobierno de izquierdas realmente transformador que sepa, al mismo tiempo, mantener la tensión social. Si los acontecimientos se acumulan el próximo otoño (asamblea federal y regional de IU, repetición de elecciones autonómicas,...) como parece ya casi seguro, el Partido, plenamente convencido de la utilidad y la necesidad del proyecto y de la política de alianzas establecida, va a seguir haciendo lo que hasta ahora: intentar que su autoridad no sea consecuencia de la hegemonía de unas u otras familias de IU-CM, sino que derive de nuestros análisis y nuestros actos.

Nos vemos, casi con toda seguridad, abocados a un nuevo proceso electoral en octubre. Debemos enfocar la movilización y la pedagogía para que nuestros resultados sean mejores que los del 25 de mayo. Para ello, además de la denuncia de la corrupción y la derecha, el mensaje debe ser no sólo para que nos voten contra el PP, sino, fundamentalmente, por la alternativa que IU-CM supone.

La Fiesta del PCM del próximo 6 de julio, que retomamos este año (el año pasado no pudo celebrarse por las fechas de nuestro Congreso), puede y debe ser una buena oportunidad para reforzar nuestra unidad, coherencia y lealtad hacia el proyecto, en un marco de camaradería y solidaridad hacia dentro y hacia fuera y para seguir estrechando lazos con los distintos movimientos que configuran la contestación social en la que estamos presentes desde nuestra irrenunciable denuncia de la contradicción principal que sigue siendo la contradicción de clase.


Anarquismo - Antiglobalización  -  Antivirus  -  Archivo Sonoro  -  Argentina  -  Bibliografía/Citas  - Brasil - CGT - CCOO -   Ciencia - CineColombia -  Contactos / Foro - Convenios ColectivosConvocatorias  - Convocatorias defensa FERROCARRIL  -  Correo recibido  -  Chile  -  Cuba  -  Documentos -  Documentos militante -  Ecología -  Empleo -  Enlaces -  EE.UU. -  Formación -  Fotografía -  HUELGA GENERAL   - LegislaciónLiteratura  - Memoria HistóricaMéxico - Mujer-   Mundo Insurgente -  No Fumar -  Organigrama -  Palestina -  Plan de trabajo -  Prensa -  Problema Español -  Profesionales y Comunistas -  Resoluciones  - Sáhara Occidental - Salud - SIDA - Sexualidad -   Software Libre -  Venezuela -  XVI Congreso Federal y  -  VI Congreso de Madrid - Yugoslavia
Volver a la página de inicio

Novedades


Los comentarios son bienvenidos (profpcm@profesionalespcm.org): Carta a profpcm@profesionalespcm.org
Teléfono: (+34) 91 539 20 05 Fax. 91 539 03 37
Domicilio Social: C/Fray Luis de León, 11 - Esc. 2-2º (28012) Madrid. 

Envíanos tu aportación, o comentarios via formulario.
Recomendado reproducir material citando su procedencia..

Gracias por no fumar en los lugares comunes - http://tobacco.who.int GRACIAS POR NO FUMAR EN LUGARES COMUNES