Documentos Militante

Izquierda Unida 19 de noviembre Acto por Euskadi

Texto íntegro del Informe del tripartito sobre el autogobierno en Euskadi · Declaración de Espacio Alternativo

POSICIÓN DE IZQUIERDA UNIDA EN RELACIÓN A LAS POSIBILIDADES DE DESARROLLO DEL ESTATUTO DE GERNIKA

09 de julio de 2002

 

GASPAR LLAMAZARES REAFIRMA LA VOCACIÓN FEDERALISTA DE IU, Y RECLAMA A TODOS LOS ACTORES IMPLICADOS EN EL AUMENTO DE LA CONFRONTACIÓN EN EL PAÍS VASCO QUE NO DEN POR AGOTADA NINGUNA VÍA DE DIÁLOGO

 

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, considera que la situación política actual en el País Vasco "obedece a una situación de bloqueo inaceptable respecto a las posibilidades de desarrollo del Estatuto de Gernika. Aquellos que hoy parecen haberse convertido en máximos defensores de la legalidad del Estatuto desconocen, sin embargo, elementos sustanciales del mismo que le dotaron de legitimidad política y social en Euskadi".
 
Llamazares afirma que desde Izquierda Unida "nos referimos al reconocimiento del pueblo vasco como sujeto político dotado de una identidad propia; al reconocimiento de las capacidades competenciales de sus instituciones, que no pueden ser entendidas como graciosas concesiones del Estado, y al hecho de que el Estatuto no es necesariamente un límite final a las voluntades democráticamente expresadas por la sociedad vasca".
 
Por esas razones, desde IU se considera legítima y pertinente la reiterada petición que las instituciones vascas vienen realizando para que sean transferidas todas las competencias pendientes. El Gobierno del PP o ha hecho oídos sordos a estas demandas o ha despreciado la opinión de las instituciones vascas. No hay ningún motivo para que esta arrogancia se convierta en un episodio más de confrontación inaceptable.
 
Llamazares considera que es conveniente aclarar, sin embargo, "que no es la mejor respuesta a esta actitud del Gobierno incorporarse a esta estrategia de confrontación mediante una propuesta, simplemente inviable. El ultimátum debe ser convertido en una nueva propuesta de censura política al Gobierno, de agotamiento de las vías político-institucionales y de las vías jurídico-constitucionales. Es bueno, también que el actual Gobierno vasco dé muestras de comprender la sensibilidad particular hacia estos temas en el conjunto del Estado y de la utilidad, para sus reivindicaciones, de cargarse de todas las razones posibles antes de embarcarse en una vía de dudosa utilidad política".
 
El máximo responsable de IU a nivel federal destaca que en esta formación "nos sentimos, nuevamente, muy preocupados por el incremento de la confrontación entre nacionalistas y no nacionalistas y llamamos a que la sensatez prime sobre intereses que no por legítimos pueden anteponerse a una convivencia en paz e integradora".
 
Llamazares recuerda que "en estos últimos meses se han tomado medidas relacionadas con la seguridad de los cargos públicos y el apoyo a las víctimas del terrorismo con una voluntad claramente unitaria". Debido a ello, el coordinador general de IU insiste en que "precisamente este elemento debe considerarse el sustancial ahora: frenar la confrontación y evitar el incremento de la polarización. Este debe ser un esfuerzo fundamental para la superación de los actuales problemas. El Gobierno vasco ha contribuido y puede hacerlo aún más para que la ampliación del consenso social y político haga evidentes quiénes son realmente los que se oponen al autogobierno del País Vasco".
 
Llamazares reafirma "que la persistencia del terror y la violencia de ETA son un condicionante inaceptable para una vida normal en el País Vasco. Pese a que es legítimo el debate sobre nuevas formas de relación entre el Estado y Euskadi -fundadas en el máximo consenso-, sin embargo, para cualquier consulta al pueblo vasco es imprescindible el cese definitivo y completo de la violencia de ETA.
 
En cualquier caso, "contemplamos con mucha inquietud que un tema de estas características salga adelante con la abstención de Batasuna. Esto no puede ayudar, de ningún modo, a hacer inteligible para la mayoría de la sociedad vasca y de la sociedad española que no estamos dispuestos a que el entorno violento condicione este debate", afirma el coordinador general.
 
"Queremos recordar -señala- que el Estatuto de Gernika está fundado en la voluntariedad respecto a la pertenencia territorial a Euskadi y que desde Izquierda Unida hemos defendido y lo seguiremos haciendo la existencia de varias realidades territoriales e institucionales que no pueden ser ignoradas".
 
"Por último, concluye Llamazares, queremos reafirmar nuestra vocación federalista. Lo que, en este caso, debe interpretarse en el sentido del pleno respeto a las decisiones de la sociedad vasca y a sus capacidades decisorias, como a nuestro rechazo a la independencia como la mejor alternativa para Euskadi y para el resto de los pueblos y naciones que componen nuestro Estado plurinacional".

 

 

Informe del tripartito sobre el autogobierno

 

Éste es el texto íntegro del informe elaborado por los partidos que integran el Gobierno vasco de coalición (PNV, EA y EB/IU) y que fue aprobado el día 9 de julio de 2002 en el marco de la Ponencia creada en el seno de la Comisión sobre Autogobierno del Parlamento vasco; el dictamen que lo recoge deberá ser aprobado el día 10 en la citada comisión, para pasar al pleno de la Cámara el viernes, día 12 de julio de 2002


Conclusiones sobre el Respeto y cumplimiento del Pacto Estatutario 

 

ORÍGENES DEL ESTATUTO

1. El sentir mayoritario de la ciudadanía vasca es que el Estatuto se configuró en términos políticos como un Pacto, con un fundamento de consenso, que tuvo su origen en la caracterización y recuperación del régimen foral propio de los Territorios Históricos Vascos, para avanzar en tres órdenes: en la realización política del Pueblo Vasco, en el disfrute del régimen democrático de derechos fundamentales y libertades públicas, y en el ejercicio de un nivel profundo de autogobierno a través de las competencias y de la gestión pública asumida por las instituciones vascas.

2. Esperábamos un completo desarrollo del Estatuto, siguiendo el cauce paccionado y negociador, presidido por la actualización y proyección de las potencialidades del régimen foral.

BALANCE ACTUAL SOBRE EL PACTO ESTATUTARIO

3. El sentir mayoritario de la ciudadanía vasca entiende que hoy ha desaparecido el consenso político que se dio en torno al Estatuto, dada la manifestación palpable de su incumplimiento, no sólo cuantitativo sino fundamentalmente cualitativo, y que esta situación es importante a la hora de exigir lealtad al propio Estatuto.

4. La sociedad vasca aprecia positivamente la amplia capacidad de gestión pública autónoma asumida con el Estatuto y el nivel de bienestar logrado, sin perjuicio de que una mayoría significativa de la misma sigue considerando necesario el acceso a mayores cotas de autogobierno, y ello tanto porque aprecia que la profundización en el mismo constituye un vehículo de realización política del Pueblo Vasco, como porque esa mayoría tiene acreditada y arraigada la convicción de que su bienestar depende en gran medida de la capacidad y eficacia con la que sus instituciones puedan defender sus intereses y su identidad en un mundo cada vez más globalizado e interdependiente. Ello, sin perjuicio de que se puedan compartir con otras realidades institucionales ámbitos de decisión comunes.

BALANCE SOBRE EL RESPETO Y CUMPLIMIENTO DEL ESTATUTO

5. En relación a su encaje en el desarrollo de la organización territorial del Estado, encontramos un problema importante en la no superación de una dinámica contradictoria entre unidad y diversidad en el Estado español, porque el proceso autonómico no ha avanzado con éxito en una solución de aprehensión del hecho diferencial, permaneciendo sin encaje tanto el hecho plurinacional, como las alternativas de marcos acordes con los modelos del federalismo asimétrico. La construcción constitucional del modelo político se ha concentrado, en gran medida, en justificar los ámbitos reservados a las potestades estatales. Tampoco se encuentran habilitadas estructuras ni mecanismos eficaces para posibilitar una participación autonómica integradora en ninguno de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

6. En relación con el proceso de transferencias de funciones y servicios a la Comunidad Autónoma del País Vasco, hoy debemos entender agotado y bloqueado el debate sobre las transferencias pendientes para seguir completando el desarrollo del Estatuto, en la medida en que el Gobierno del Estado condiciona todo avance a la aceptación previa de:

a) Una lectura restrictiva de las capacidades asumidas en el Estatuto en favor de una revitalización expansiva del Estado gestor.

b) La subordinación a las políticas públicas sectoriales que se diseñen a nivel de Estado.

c) Que concurra una estricta razón de oportunidad política del Estado.

d) Que no exploremos las potencialidades de actualización del régimen foral para justificar y profundizar en el hecho diferencial.

Estas condiciones impiden objetivar cualesquiera fundamentos técnicos y jurídicos que amparen lecturas alternativas del desarrollo competencial estatutario vasco, incluso aunque hubieran sido admitidas por la jurisprudencia constitucional. De hecho, la postura oficial actual del Estado no asume la propuesta aprobada en el Informe de Transferencias de 1993 por el Parlamento Vasco.

7. En relación con el desarrollo ad intra del Estatuto, y desde la experiencia de una etapa importante de funcionamiento del entramado de instituciones vascas comunes, forales y municipales, consideramos necesaria más allá del cumplimiento íntegro del Estatuto una reformulación y adaptación parcial de las reglas de relaciones y de convivencia interinstitucionales Ley de Territorios Históricos que renueve el modelo relacional, teniendo en cuenta tanto la participación en los asuntos políticos-públicos de los municipios, como la experiencia acumulada durante los últimos años a la hora de lograr una mayor eficacia en la gestión de los asuntos públicos, reforzar el principio de subsidiariedad en los planteamientos para con la ciudadanía, y alcanzar una mayor coordinación interinstitucional de las politicas públicas comunes.

CONSECUENCIAS DEL INCUMPLIMIENTO DEL PACTO ESTATUTARIO

Sobre las consecuencias del bloqueo y la erosión que han llevado a la quiebra actual del Pacto Estatutario, concluimos que en importantes sectores de la sociedad vasca se están gestando actualmente tres consecuencias principales:

8.- La pérdida irreparable de respeto y lealtad para con el marco jurídico-político estatutario, y el debilitamiento creciente de la confianza en el mismo, porque la sociedad vasca aprecia progresivamente que va dejando de ser un mecanismo hábil para satisfacer las expectativas para las que fue aceptado, a saber, cada vez es más difícil progresar en la realización política del Pueblo Vasco, en el disfrute del régimen democrático de derechos y libertades, y en la asunción de competencias y de gestión pública por las instituciones vascas.

9.- La amenaza para el mantenimiento y mejora de las cotas de bienestar alcanzadas en la sociedad vasca, porque sus instituciones de autogobierno no completan el entramado de instrumentos que necesitan para poner en marcha políticas públicas eficaces y no alcanzan voz suficiente en los ámbitos y entornos en los que se toman decisiones que influyen decisivamente en la capacidad de actuación pública.

10.- La creencia progresiva de numerosos sectores sociales de distintas sensibilidades de que ha llegado el momento histórico de alcanzar consensuadamente un nuevo Pacto Político para la convivencia. Dicha creencia es sentida mayoritariamente como acceso a una ilusionante opción de convivencia que establezca definitivamente los parámetros de normalización política en Euskadi; una convivencia basada en el radical respeto y reconocimiento de las distintas identidades y sensibilidades existentes en nuestra sociedad. 

 

RESOLUCIÓN SOBRE EL RESPETO Y CUMPLIMIENTO DEL PACTO ESTATUTARIO

Considerando que el Estatuto de Autonomía de Gernika se configuró en términos políticos como un Pacto, con un fundamento de consenso, que tuvo su origen en la caracterización y recuperación del régimen foral propio de los Territorios Históricos Vascos, para avanzar en tres órdenes: en la realización política del Pueblo Vasco, en el disfrute del régimen democrático de derechos fundamentales y libertades públicas, y en el ejercicio de un nivel profundo de autogobierno a través de las competencias y de la gestión pública asumida por las instituciones vascas,

Considerando que la sociedad vasca, apreciando positivamente la amplia capacidad de gestión pública autónoma asumida con el Estatuto y el nivel de bienestar político, económico y social susceptible de ser logrado, y manteniendo arraigada la convicción de que su bienestar global depende en cada momento de la capacidad y eficacia con la que sus instituciones puedan defender sus intereses y su identidad en un mundo cada vez más globalizado e interdependiente, entiende que, con independencia de las causas que puedan esgrimirse, hoy es un hecho que, a través de una manifestación palpable de su incumplimiento, no sólo cuantitativo sino fundamentalmente cualitativo, ha desaparecido el consenso que dio origen y caracterización política al Estatuto,

Considerando que es muy grave que hoy, y a pesar de los esfuerzos reiterados y demostrables de las Instituciones del País Vasco, el proceso de transferencias de funciones y servicios a Euskadi para seguir completando el desarrollo del Estatuto se encuentra bloqueado porque el Gobierno del Estado condiciona todo el avance a: la aceptación previa de una lectura restrictiva de las capacidades asumidas en el Estatuto en favor de una revitalización expansiva del Estado gestor; a la subordinación a las políticas públicas sectoriales que se diseñen a nivel de Estado; a que concurra una estricta razón de oportunidad o prioridad política del Estado y a que no exploremos las potencialidades de actualización del régimen foral para justificar y profundizar en el hecho diferencial que legítimamente corresponde a nuestra Comunidad Autónoma en función de los derechos históricos a los que nunca renunció y que se encuentran plasmados en la Constitución y en el propio Estatuto,

Considerando que a las condiciones políticas antedichas que impiden objetivar cualesquiera fundamentos técnicos y jurídicos que amparen lecturas alternativas del desarrollo competencial y que, de hecho, la postura oficial actual del Estado ignora la propuesta para completar el Estatuto Vasco aprobada en el Informe de Transferencias de 1993 por el Parlamento Vasco y no asume el Informe sobre prioridades de negociación de las transferencias pendientes de 1995; considerando asimismo que si unimos a todo ello el hecho de que la construcción constitucional del modelo político se ha concentrado casi exclusivamente en justificar los ámbitos reservados a las potestades estatales sin que tampoco se encuentren habilitadas estructuras ni mecanismos eficaces para posibilitar una participación autonómica integradora en ninguno de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial,

Considerando que cumplir al completo las capacidades cualitativas y cuantitativas del Estatuto es una prioridad social y de derecho en Euskadi sin que ninguna Institución esté legitimada para dilatar, restringir o imposibilitar los niveles de autogobierno pactados, 

 

EL PARLAMENTO VASCO

PRIMERO.- EVIDENCIA públicamente el incumplimiento del Estatuto de Autonomía para el País Vasco aprobado por Ley Orgánica en el año 1979, DENUNCIA públicamente la responsabilidad política del Gobierno español por haber propiciado unilateralmente el bloqueo del proceso transferencial articulado para el cumplimiento del mismo e INSTA al Gobierno español a que, con carácter urgente y en un plazo no superior a dos meses, defina un proyecto operativo y calendario de cumplimiento y desarrollo completo del Estatuto de Autonomía de Gernika, de acuerdo con el respeto a los hechos diferenciales que definen la autonomía vasca y al principio de subsidiariedad.

SEGUNDO.- PROCLAMA que de no obtenerse en dicho plazo una respuesta satisfactoria a juicio de este Parlamento, se apreciará que no concurre en el Estado voluntad alguna de desarrollo estatutario y de articulación del autogobierno leal, sino la de retrasar y castigar políticamente a la sociedad vasca frenando las potencialidades de sus derechos políticos, económicos y sociales, su bienestar en definitiva, y en consecuencia asistirá a la sociedad vasca el derecho de entender que el Estado habrá quebrado definitivamente y de manera unilateral el consenso estatutario que sirvió de marco pactado en su día con las responsabilidades políticas subsiguientes.

TERCERO.- INSTA al Gobierno Vasco a que proponga y, en su caso, adopte las medidas que procedan para garantizar el cumplimiento del Estatuto de Autonomía de Gernika y el pleno ejercicio por las instituciones vascas de las competencias asumidas en el texto estatutario con independencia de los procesos transferenciales requeridos para su ejercicio y que dependen de la voluntad del Estado. En particular, entre las medidas citadas se impulsarán las iniciativas normativas o de otra naturaleza ante el Parlamento Vasco que permitan, democráticamente, el cumplimiento y desarrollo completo del Estatuto de Autonomía de Gernika.

 

CONCLUSIONES SOBRE CONTENIDOS PARA UNA ACTUALIZACIÓN DEL PACTO ESTATUTARIO DE ACUERDO CON SUS POTENCIALIDADES

1. El Parlamento Vasco proclamó en su resolución de 15 de febrero de 1990 que el Pueblo Vasco tiene derecho a la autodeterminación, y que este derecho reside en la potestad de sus ciudadanos para decidir libre y democráticamente su status político, económico, social y cultural, bien dotándose de un marco político propio o compartiendo, en todo o en parte, su soberanía con otros pueblos. Asimismo, el Parlamento Vasco concluyó que siendo el Pueblo Vasco el titular del derecho, son sus instituciones representativas, en cuanto depositarias de su soberanía, las únicas legitimadas para impulsar su ejercicio y, en tal sentido, promover y decidir planteamientos de incorporación al ordenamiento jurídico de reformas, de conformidad con los procedimientos establecidos al efecto.

2. Entendemos que la Democracia tiene su expresión en el principio de mayoría y de resolución pacífica de los conflictos a través del consenso y de la negociación. Concluimos que la construcción de un consenso mayoritario en la actualización del Pacto Estatutario requiere hoy la base mínima de la aceptación de un nuevo pacto político con el estado español que incorpore nuevas fórmulas de relación. Fórmulas de relación que lleven a superar tanto el incumplimiento de lo previsto en el Estatuto de Autonomía, como pacto interno a la sociedad vasca y de ésta con el Estado, como el disenso referido al reconocimiento del derecho de libre determinación o, cuando menos, el referido a que la sociedad vasca pueda ser consultada a este respecto.

En este sentido, el Parlamento Vasco, a través de la negociación y el diálogo que permita alcanzar consensos mayoritarios suficientes y claros, tiene pleno derecho a proponer a la sociedad vasca las formas de organización política que en cada momento estime, y el Estado tiene el deber democrático de respetar esa voluntad y aceptar la negociación.

3. Una parte importante dentro del esfuerzo necesario para obtener el consenso mayoritario requiere de una profundización en el principio democrático que ayude a comprender y compatibilizar la existencia del Pueblo Vasco como pueblo histórico con identidad propia, como sociedad diferente y como sujeto político, con la territorialidad en la que ha permanecido, aunque sea de un modo desigual, pero como realidad social y cultural con identidad propia.

En particular, el camino del consenso requiere comprender que se puede respetar escrupulosamente la voluntad de los ciudadanos y ciudadanas de cada ámbito político, de acuerdo con el ordenamiento jurídico democrático aplicable en cada uno de ellos, sin negar la articulación de la realidad del Pueblo Vasco en siete herrialdes. Y comprender asimismo que también se puede respetar escrupulosamente a las instituciones democráticas de cada ámbito, de índole estatal o regional, posibilitando instrumentos de relación de forma amplia o flexible entre todas las colectividades vascas, que propicien la cooperación con fines sociales, culturales y también políticos. La cuestión estriba tanto en el respeto a las instituciones y marcos vigentes, como en el respeto a la voluntad libre de transformarlos dentro del sistema democrático.

4. La otra parte importante del esfuerzo necesario para obtener el consenso mayoritario requiere de una profundización específica en un nuevo proyecto de convivencia entre Euskal Herria y el Estado español.

Se trata por una parte de adecuar el marco relacional y de garantías, arbitrando nuevos sistemas de coparticipación, de colaboración en la toma de decisiones, de corresponsabilidad, procedimientos que abocan a una necesaria participación. Hay que tomar como referencia un marco de políticas públicas en las que la Comunidad Autónoma se desenvuelve con competencias propias y magnitudes que justifican una nueva relación y articulación respecto a la posición estatal, entendida en términos neutros, de no subordinación, que refleje la singularidad y especialidad.

A partir de aquí, debería progresarse en la singularidad concreta en aspectos tales como: el régimen general de relaciones entre el Estado y la Comunidad Autónoma y las garantías de cumplimiento del acuerdo logrado así como el sistema de solución de conflictos; el alcance y contenido de las competencias exclusivas a partir de reconocer que las políticas propias de la Comunidad Autónoma se desenvuelven en términos de autonomía frente al Estado, entendida la relación en términos neutros y no de subordinación; el encaje con las realidades estatales y subestatales que política, jurídica y territorialmente tienen relación con la Comunidad Autónoma; la regulación y competencia en materia de derechos fundamentales y no fundamentales, y de los deberes; la validez o necesaria revisión de los marcos institucionales y de la configuración de los poderes en el País Vasco; el engranaje competencial sectorial en todas las materias sociales, laborales y de empleo, educativas y culturales, económicas y financieras, de seguridad, de autoorganización, etc... que resulten explorables y su alcance en términos de exclusividad, compartición, en régimen de neutralidad y de igualdad; la participación en las instituciones europeas en las materias que resulten afectadas y, en fin, en todos aquellos aspectos que resulten necesarios para lograr un modelo de convivencia duradero, de aceptación mayoritaria y de aplicación leal.

5. Finalmente, consideramos necesaria la ratificación por la sociedad vasca del marco que sea propuesto por las fuerzas políticas. La conclusión al respecto no es otra que el reconocimiento del derecho de la sociedad vasca a ser consultada para decidir libre y democráticamente su futuro, su forma de organización política; derecho sin cuyo ejercicio no hubiera sido -ni será- posible la aplicación de ningún marco jurídico-político a la misma. 

 

RESOLUCIÓN SOBRE ACTUALIZACIÓN Y POTENCIALIDADES DEL PACTO ESTATUTARIO

Considerando que el Estatuto de Autonomía de Gernika, aprobado por Ley Orgánica 3/1979, de 18 de diciembre, refrendado libre y mayoritariamente por la ciudadanía vasca de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, constituyó el punto de encuentro de una voluntad mayoritaria y el marco jurídico-político del que se dotó la sociedad vasca en un determinado momento histórico para acceder a su autogobierno y regular su convivencia pacífica,

Considerando que el Parlamento Vasco en su resolución aprobada el 15 de febrero de 1990, proclamó que la profundización en el autogobierno a través del pleno y leal desarrollo de todos y cada uno de los contenidos del Estatuto representaba para la ciudadanía vasca un marco válido para la resolución progresiva de los problemas de la sociedad vasca, así como para avanzar en la construcción nacional de Euskadi,

Considerando que el ordenamiento constitucional ampara y respeta, haciendo plenamente legítimo, un proceso de actualización política del marco estatutario vasco, dado que apreció la existencia del Pueblo Vasco o Euskal Herria con sentido de realización política y de encaje como realidad histórica, y a tal fin, en su disposición adicional primera, ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales vascos, y en su disposición derogatoria restablece la realidad histórica jurídico-política anulada por las Leyes abolitorias de los Fueros Vascos de 25 de octubre de 1839 y de 21 de julio de 1876; y asimismo el Estatuto de Autonomía para el País Vasco proclama en su Título Preliminar al Pueblo Vasco o Euskal Herria, a los efectos de reconocer a los territorios de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa el derecho a formar parte, como expresión de su nacionalidad y acceso a su autogobierno, de la Comunidad Autónoma de Euskadi, y la disposición adicional del Estatuto determina que la aceptación de dicho régimen de autonomía no implica renuncia a los derechos que como Pueblo Vasco le hubieran podido corresponder en virtud de su historia, que podrán ser actualizados de acuerdo con lo que establezca el ordenamiento jurídico,

Considerando que la existencia de colectividades como la vasca, con una fuerte identidad propia, las hace legítimas aspirantes a constituir entidades culturales y políticas propias, que pueden articularse, bien en el marco de las estructuras políticas de los Estados, de una forma libre y consentida por todas las partes, o articularse a través de nuevas fórmulas o estructuras políticas que puedan desarrollarse, entre otros ámbitos, en el seno del propio proceso abierto de construcción de la Unión Europea,

Considerando que la legitimidad de todas las ideas políticas expresadas democráticamente tienen en el marco parlamentario la vía de defensa y, en su caso, de incorporación al ordenamiento jurídico, y que el Parlamento Vasco como Institución representativa está legitimado para promover las iniciativas y plantear las reformas de todo tipo que considere oportunas, de acuerdo con las aspiraciones mayoritarias de la ciudadanía vasca y sin perjuicio de su ratificación por la misma, en un proceso en el que la sociedad vasca sea consultada y decida libre y democráticamente su futuro,

Considerando que, adicionalmente, resulta imprescindible la articulación de consensos políticos básicos y con garantía de que los proyectos políticos que los sustenten puedan ser defendidos en igualdad de condiciones bajo los principios democrático, histórico y de respeto y defensa de la libertad individual de todas las personas a fin de encontrar un modelo de convivencia duradero, de aplicación mayoritaria o democrática y respetuosa con las aspiraciones que todos y cada uno de los actores políticos actuantes en el Parlamento, 

 

El Parlamento Vasco acuerda:

PRIMERO

. Reconocer la existencia del Pueblo Vasco o Euskal-Herria, esto es, el reconocimiento del sujeto político como una realidad social y cultural común con identidad propia que pertenece por igual a los vascos y vascas de los siete territorios.

. Reiterar el derecho que asiste a Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra, ubicados en el estado español, a establecer el marco de relaciones jurídico-políticas que estimen más adecuado sin más limitaciones que la voluntad de sus ciudadanos y ciudadanas.

. Posibilitar instrumentos políticos, económicos, sociales y culturales de relación entre los territorios vascos situados en el Estado español y los territorios vascos situados en el Estado francés, utilizando de forma amplia y flexible la normativa comunitaria que propicia la cooperación entre territorios pertenecientes a distintos Estados de la Unión.

. Afirmar que desde el derecho a la libre determinación del Pueblo Vasco, como expresión de su nacionalidad y para acceder a su autogobierno, el Pueblo vasco tiene derecho a ser consultado para poder decidir libre y democráticamente su status político, económico, social y cultural, respetando la voluntad de los ciudadanos y ciudadanas de cada ámbito político en el que éste se articula.

. Establecer que la actualización y profundización correspondiente debe acometerse definiendo, entre otras cuestiones, una renovación y actualización de nuestro actual haber competencial a fin de adecuarlo a los nuevos escenarios económicos y sociales europeos y a la voluntad mayoritaria de la sociedad vasca, posibilitando un pacto político con el estado que garantice la presencia directa de Euskadi en Europa y en el mundo, en aplicación y de conformidad con el Tratado de la Unión y el derecho internacional.

. Arbitrar el régimen de relaciones y de garantías jurídicas y políticas que asisten al pueblo vasco respecto del Estado en garantía de estabilidad institucional e impedimento de restricción unilateral del nivel de autogobierno derivado del pacto suscrito.

SEGUNDO

Proclamar que la actualización y profundización en el autogobierno vasco a través de una reforma del marco jurídico que responda a las aspiraciones actuales libres y democráticamente representadas del pueblo vasco supone para la sociedad vasca un derecho en la búsqueda de un marco válido y un nuevo intento legítimo y necesario para superar los problemas y alcanzar una regulación adecuada a su normalización democrática a través de los instrumentos normativos y de participación que resulten de aplicación.

TERCERO

Desde el liderazgo de las Instituciones representativas del Pueblo Vasco, como referentes promotores y articuladores , INICIAR la elaboración y el desarrollo del conjunto de propuestas recogidas en esta Resolución para su materialización y articulación en un nuevo Proyecto o Proyectos de ordenamiento jurídico. Desarrollo y articulación que serán el resultado de un proceso abierto y promovido en el conjunto de la sociedad vasca y con la máxima participación de los agentes políticos, económicos, sindicales, sociales y culturales.

 

 

Declaración de Espacio Alternativo, ante la nueva fase del conflicto abierto en el País Vasco
 

Espacio Alternativo manifiesta su coincidencia básica con Ezker Batua-Izquierda Unida en el debate abierto en torno al Informe elaborado en el marco de la Ponencia creada en el seno de la Comisión de Autogobierno del Parlamento Vasco. Consideramos que esta propuesta aspira a culminar el proceso de transferencias de competencias a Euskadi, así como a abrir un proceso que, respetando la pluralidad de la sociedad vasca, permita a ésta decidir libre y democráticamente cómo y de qué manera quiere relacionarse con otros pueblos y otras realidades.
 
El contexto político en que tiene lugar este emplazamiento reproduce la ya habitual línea de fractura en la que el PP se siente cómodo prolongando una situación de interinidad competencial beneficiosa para el inmovilismo, mientras el PSE-PSOE se limita a mostrar su disposición a discutir pero no a moverse ni a identificar la auténtica problemática en todos sus perfiles.
 
Consideramos que el apoyo de EB-IU a esta iniciativa que se propone asuma el Parlamento vasco responde a:

La necesidad y el compromiso de dar soluciones políticas a los problemas de la sociedad vasca, tal como se recogía en el propio programa electoral.

La múltiple e imprescindible búsqueda de alternativas que han de complementarse con el fin de encontrar una salida al conflicto.

Esta iniciativa política contrasta con la "defensa estatutista" de quienes han incumplido el Estatuto hasta quebrarlo. Esta iniciativa cuenta con antecedentes: Ezker Batua ya presentó en 1995 una Proposición No de Ley por la que se establecía un período de 2 años para culminar el proceso definitivo de transferencias. A día de hoy y habiendo transcurrido siete años resulta evidente la nula voluntad del PP para acometer el proceso, siendo este dilatado período la base para una auténtica legitimación del requerimiento en un plazo de dos meses, ya que todos los indicios y el creciente nacionalismo español propiciado por el PP señalan que ni se quiere ni se van a transferir más competencias.

El pueblo vasco tiene derecho a decidir en su ámbito el status que quiere darse en sus relaciones con el conjunto del Estado y, por lo tanto, se le debe reconocer el derecho de autodeterminación.

Éste es el momento de avanzar líneas de trabajo en la dirección de profundizar el marco jurídico-político que la mayoría del pueblo vasco votó en las pasadas elecciones.

La propuesta podría realizarse mejor en condiciones de cese de la violencia, pero la determinación del momento está también vinculada a la superación de los tiempos y pautas marcadas por ETA, así como a la necesidad de superar el estrecho margen que discurre entre el inmovilismo de la derecha que representa el PP y la locura y la irracionalidad que representa ETA.

Frente a estas dos posturas, el pueblo vasco ha apostado por:
 

1. el diálogo
2. la no violencia
3. el respeto a la voluntad de la sociedad vasca 

Desde Espacio Alternativo apoyamos la decisión de EB-IU de no quedarse parados, de materializar el compromiso adquirido con los ciudadanos para desbloquear la situación política y procurar que, su presencia en las instituciones y en las calles sean una lógica traslación de su programa. En ese sentido no compartimos las posiciones expresadas por el Coordinador General de IU y la dirección de IU de Navarra en relación con este Informe.
 
Así mismo, queremos manifestar nuestro rechazo más firme al auto del juez Garzón por el que se quiere embargar el patrimonio de Batasuna en relación con actos de la "kale borroka" de los que no se puede hacer responsable a esta organización. Nos parece que no sólo supone una medida política contraria al Estado de derecho sino que constituye un paso adelante hacia la ilegalización de esa formación, así como un grave precedente que en el futuro podría aplicarse a otras organizaciones políticas y sociales de Euskadi y del Estado español.
 
11 de julio de 2002


Ver también: 
Presentación del Plan del Lehendakari Ibarretxe - 52 páginas


Anarquismo - Antiglobalización  -  Antivirus  -  Archivo Sonoro  -  Argentina  -  Bibliografía/Citas  - Brasil - CGT - CCOO -   Ciencia - CineColombia -  Contactos / Foro - Convenios ColectivosConvocatorias  - Convocatorias defensa FERROCARRIL  -  Correo recibido  -  Chile  -  Cuba  -  Documentos -  Documentos militante -  Ecología -  Economía -  Empleo -  Enlaces -  EE.UU. -  EuropaFormación -  Fotografía - HumorHUELGA GENERAL  - Infancia - LegislaciónLiteratura  - Memoria HistóricaMéxico - Mujer-   Mundo Insurgente - Mundo del Trabajo -   No Fumar -  Organigrama -  Palestina -  Plan de trabajo -  Prensa -  Problema Español -  Profesionales y Comunistas -  Resoluciones  - Sáhara Occidental - Salud - SIDA - Sexualidad -   Software Libre -  Venezuela -  XVI Congreso Federal y  -  VI Congreso de Madrid - Yugoslavia
Volver a la página de inicio

Novedades


Sitio Web de la Agrupación de Profesionales y Técnic@s del Partido Comunista de Madrid - http://www.profesionalespcm.org 
Los comentarios son bienvenidos
(comunistas ARROBA profesionalespcm.org): Mensaje a comunistas ARROBA profesionalespcm.org

  Envíanos tu aportación, o comentarios via formulario. PAGINA PRINCIPAL DE WWW.PROFESIONALESPCM.ORG
ENVIAR LA PAGINA A UN AMIGO SIN NECESIDAD DE USAR TU CORREO ELECTRÓNICOEnviar página |
 
Recomendado reproducir material citando su procedencia.

Esta publicación es copyleft.

Puede ser copiada sin ninguna restricción siempre que se mantenga

esta nota. Apostamos por una Internet para todos y por el Software Libre

 LA AGRUPACIÓN DE PROFESIONALES DEL PCM NO SE IDENTIFICA NECESARIAMENTE CON
TODAS LAS OPINIONES O ARTICULOS DE OTROS COLECTIVOS A LOS QUE HACEMOS
REFERENCIA, O CUYOS DOCUMENTOS O SITIOS WEB ENLAZAMOS. POR SUPUESTO, COMO
DEMOCRATAS Y DIALECTICOS CONVENCIDOS, NOS PARECE IMPRESCINDIBLE EL DEBATE Y
LA CONFRONTACION DIALECTICA, Y APOSTAMOS POR ELLO, INTENTANDO DIALOGAR CON
TODOS LOS MOVIMIENTOS Y FUERZAS SOCIALES DEL PLANETA, QUE DE UN MODO U OTRO,
BUSCAN LA LIBERACION DEL HOMBRE DEL YUGO DEL CAPITAL

Gracias por no fumar en los lugares comunes -
ACLAREMOS LAS COSAS: EL HUMO AMBIENTAL DEL TABACO TAMBIÉN MATA, COMO LA CONTAMINACIÓN PERO EN EL INTERIOR