Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Afíliate el Partido Comunista de España

Secciones: Documentos, opinión, debate -  Foro/Lista de Correo -  Correo recibido

Título: ¿POR QUÉ ES NECESARIO EL PARTIDO COMUNISTA? - Por Pedro G. y Felipe M.

Texto del artículo:

La presente fue perpetrada por Felipe Muñoz y por mí para
responder al punto correspondiente del guión de la Comisión de
Manifiesto Programa de la Agrupación de Profesionales a primeros de
2006, pues aunque ni se nos pasó por las mientes que fuésemos a discutir según el guión propuesto por nosotros, confieso que sí creímos por algún tiempo que lo haríamos con el de la Comisión.

Lo saco del cajón, y para permitir que sirva a un propósito positivo, le introduzco unas pocas cosillas con permiso del otro papi.

POR QUÉ ES NECESARIO EL PARTIDO COMUNISTA.
¿Por qué hay comunistas en los países industrializados de nuestros días?
Lo injusto del mundo puede ser un motivo, aunque también lo es para ser liberal, cristiano o anarquista. Los que hemos escrito estas líneas tenemos muchos motivos de esa clase pero no somos liberales ni
cristianos ni anarquistas.

Nuestro ser social determina nuestra conciencia y se inscribe en un mundo de fuerzas poderosas que nos gobiernan la vida haciéndonos sentir como
juguetes del viento. Es lógico que sintamos el deseo de someter los
centros de decisión políticos y económicos a nuestro control o disponer de un arbitrio que nos permita escapar a las consecuencias de sus
decisiones. La única posibilidad que concebimos es someter el Estado y
el aparato de producción y distribución de bienes y servicios al control
de toda la comunidad de afectados. A tal fin los problemas involucrados
han de ser entendidos y los centros de decisión fiscalizados por la
totalidad de los mortales sobre la base de la igualdad más absoluta ¡Uno
solo no puede salvarse!

No contemplamos la construcción de una deseable Arcadia prescindiendo
sencillamente del Estado como algo posible por razones que se expondrán
[entiéndase que se hubiesen expuesto] en su momento si se estima
oportuno. Entretanto, confiamos nuestras esperanzas al logro del
Socialismo que concebimos como un progreso beneficioso comparado con la
República Representativa, forma política del Estado Burgués que organiza
las economías de alta demanda interna, Sociedades de Consumo en resumen,
en que nuestras vidas son producidas y reproducidas.

La República Socialista, donde las decisiones de producción y
reproducción quedan bajo la máxima fiscalización popular, donde los
principios heredados del Estado Representativo, lejos de ser eliminados,
son profundizados más allá de los límites marcados por la pervivencia
del Capital es posible en un mundo donde el arma nuclear impone un límite
objetivo a la competición internacional y el agotamiento del medio
natural impone otro a un modelo de industrialización basado en el
aumento de la Escala que determina la expansión de los estados y de los
tratados y sistemas permanentes de tratados que los vinculan ante la
imposibilidad de dar un patrón fijo y fiable para los intercambios.

Una condición necesaria de la República Socialista así concebida es que
los trabajadores seamos sujetos políticos conscientes, interés
organizado dotado de propósito. En otro caso, la posibilidad de que el
Socialismo sea un régimen dominado por técnicos, gestores y políticos
profesionales, semejante en la forma a aquel en que ahora vivimos es
grande. Por muy cierto que sea que en tal mundo la producción se oriente
al valor de uso y la forma social de propiedad abarque una importante
fracción de los medios de producción, un Socialismo así no conduce
necesariamente al Comunismo como resultado de sus contradicciones, lo
que no tiene por qué resultar en una pesadilla en línea con las
contrautopías, pero nosotros queremos otra cosa...

Para constituirnos en sujeto político los trabajadores hemos de
organizarnos en partido, cuyo propósito es la instauración de esa
República Socialista siendo nuestro rol en ella el de arbitrar la
competición entre políticos y expertos, las otras dos clases
imprescindibles a un estado industrializado, a través de la participación
política organizada, de la vigilancia efectiva sobre nuestros intereses.

Un Partido Comunista es necesario a tal propósito, y su más alta misión
aquí y ahora es contribuir a nuestra constitución como clase para si
misma, es decir, a nuestro aprendizaje del empleo del aparato estatal y
sindical en nuestro beneficio, no como clientes de un patronazgo.

Hay quien señala que nuestra contradicción fundamental reside en que
argumentando lo inevitable del cambio histórico invocamos el concurso de
la voluntad para propiciarlo. Nuestra respuesta siempre ha sido
considerar esa voluntad como un producto histórico y nos apuntamos a la
misma. La posibilidad de someter el desenvolvimiento de la realidad del
mundo al control consciente de las personas se nos antoja muy atractiva.
Esa es nuestra necesidad personal del Comunismo, y por eso no somos
anarquistas, cristianos o liberales.

Deseamos advertir contra los peligros de justificar nuestra existencia en
virtud de una demanda social. Tal demanda real no existe, y lo que hay a
lo sumo son reivindicaciones que el Comunismo puede o no integrar como
vehículo ideológico de las mismas para propulsar su consecución. La
presencia del Comunismo entendida como respuesta a las demandas sociales
se sitúa en el pasado o en el futuro, no en el presente, y su
argumentación no es en consecuencia sólida. Somos un resultado del
proceso histórico general y del particular desenvolvimiento de la
sociedad, la economía, la administración de las personas, informaciones,
cosas... Uno de los muchos productos que la alienación de materia y
conciencia y la reacción del espíritu humano contra la misma arrojan al
mundo moderno. Este resultado desea organizarse para tratar de alcanzar
sus fines y realizar sus aspiraciones de cambio, y eso hace necesario el
Partido Comunista.

DE DÓNDE VENIMOS.
La fuerza del Comunismo en el pasado residió a nuestro entender en la
imperiosa necesidad de la industrialización para muchas naciones, única
alternativa a ser pasto del imperialismo. La historia de la URSS y China,
por mencionar los ejemplos más conspicuos, es elocuente.

Una vez alcanzado cierto nivel de industrialización que aseguraba la
independencia nacional se rompió el Consenso entre políticos y técnicos
en un trasfondo de pérdida de motivación ideológica, fundamentalmente
debida a que la industrialización fracasó parcialmente en atender las
crecientes demandas sociales sin renunciar a las prioridades militares y
de
política exterior, o lo que es igual, al no poderse emular a los países
capitalistas industrialmente avanzados en el logro de un equivalente de
la Sociedad de Consumo: una economía de extendidos servicios sociales de
alta calidad.

Siendo la prioridad de la Revolución la conservación del Estado, que otro
remedio no quedaba, la contradicción entre éste y Socialismo se resolvió
en favor del primer término. La consecuencia fue la solución autoritaria,
y con ello la imposibilidad de fomentar el crecimiento de las fuerzas
productivas sin riesgo de generar tensiones que acabasen con el régimen.
Los espasmos de apertura y rehielo son consecuencia inmediata.

La inhibición de las masas en el Consenso tácito y su nula presencia en
el institucionalizado acabó desembocando en la descomposición misma de
los estados plurinacionales, ya que el fracaso lo era también
de las identidades nacionales fundadas en el Socialismo que habían venido
a reemplazar y superar a las prerrevolucionarias. De esta suerte, no hubo
recurso a una evolución ulterior que conservase y ampliase la relación
de producción socialista.

Se impuso así el capitalismo que religa políticos y técnicos
comprometiéndolos con el Estado y la industrialización, pues se pueden
ofrecer recompensas materiales ilimitadas vinculadas al crecimiento de
las fuerzas productivas.

En aquellas naciones donde la industrialización, siendo posible y
necesaria, no puede ser liderada por las clases dominantes, el Comunismo
sigue siendo una ideología eficaz como puede verificarse atendiendo a
los sucesos de Hispanoamérica, mas conviene no echar las campanas al
vuelo. El límite de la revolución patriótica (como todas las revoluciones
proletarias desde la Comuna de París) y socialista es la voluntad de los
mandos de las fuerzas armadas salvo descomposición al menos parcial de
las mismas, y conviene reparar en las semejanzas entre la Revolución
Bolivariana y el naserismo. Por supuesto, las diferencias son
esperanzadoras, especialmente el sinsentido de la prioridad militar en
la nueva ocasión que se presenta, por lo que cualquiera que sea el
resultado, solo bienes cabe esperar para nuestras patrias hermanas de
tan venturoso suceso.

Es constatable que en el siglo pasado estallaron revoluciones proletarias
en todas las naciones que tenían una desesperada necesidad de
industrialización y modernización para sobrevivir conjurando la pérdida
de consistencia interna y la amenaza del imperialismo. Este fue un
poderoso motivo para unir proletarios y elementos desarraigados de las
clases medias, flores primeras de la industrialización que tenían todo
que perder de la congelación, fracaso o fiscalización por un poder
extranjero del proceso de crecimiento de las fuerzas productivas. Tales
clases medias, como es habitual desde tiempos de la Revolución Francesa,
proporcionaron los cuadros del Estado y de la modernización allá donde
el liderazgo de las clases privilegiadas era imposible o contradictorio
con los fines propuestos.

Algunas revoluciones fracasaron o fueron ahogadas en sangre antes aun de
acontecer allá donde no había posibilidades de victoria militar, dadas
normalmente por la revuelta campesina que proporcionó efectivos al bando
rojo socavando a la vez las fuerzas reaccionarias. Hay excelentes
motivos para la sincronización probable de Revolución Proletaria y
Revuelta Campesina, y el principal es que el coste de la
industrialización recae sobre los labradores, cosa cierta también si los
patrones de un país agrario invierten el excedente en otros países, lo
que da efectos de carga sobre la población semejantes sin obtener a
cambio nada en desarrollo.

Aquí está también la causa profunda del regalo envenenado que la
Revolución victoriosa recibe: la polémica y torturada relación entre
desarrollo industrial y aspiraciones del campesinado, que no ha tomado
las armas para verse reducido a asalariado del campo.

Donde las clases privilegiadas pudieron enfrentarse al reto de la
industrialización la revolución no se dio o pudo conjurarse con rapidez.

En los países angloamericanos la ventaja naval o de los grandes
espacios, la garantía de una demanda virtualmente ilimitada fue la clave
de una industrialización de signo civil y liberal orientada a la
exportación o a la satisfacción de una fuerte demanda interna. Nótese que
los casos de éxito del Estado Liberal están prácticamente limitados a
los países angloamericanos y la esfera de influencia del Imperio
Británico en Europa (Países Bajos y Escandinavia).

En Alemania y Japón, donde el Despotismo Ilustrado y su equivalente
secuencia Shogunado Tokugawa - Era Meiji tuvieron éxito en ligar Nobleza
y Corona poniendo aquella al servicio de las prioridades estatales, el
desarrollo técnico y económico fue suficiente para atender las
necesidades militares y de política exterior. Lejos de acontecer la
revolución cuando la industrialización viose amenazada por falta de
demanda, la solución fue el Imperio cuyo fracaso por la victoria aliada
de 1945 determinó el mundo moderno.

Francia, país en que no se consideró necesario el Despotismo Ilustrado
pese a ser el centro de irradiación de la doctrina que lo imbuye, y en el
que una parte creciente de la burguesía se enfrentaba contra otra,
privilegiada desde antiguo por la política estatal, representa con la
Revolución y su complementario Imperio Napoleónico un caso intermedio
entre todos estos y el fenómeno de las Revoluciones Proletarias del
siglo XX. No es por azar que los bolcheviques se viesen reflejados en
los acontecimientos que siguieron a 1789.

Así como uno de los más potentes motivos de éxito del Cristianismo en la
Alta Edad Media vino de su adecuación para expandir y trascender sobre
nuevas bases humanas y materiales la Civilización de la Antigüedad
Mediterránea, el triunfo del Comunismo se ha derivado de su adecuación a
la necesidad de implantar la Civilización Industrial en países donde sus
clases privilegiadas están en contradicción con la misma. Por supuesto,
el alcance y significado del Comunismo no se agota ahí, de la misma
manera que el Cristianismo no terminó con la consolidación de los
estados nacionales en Europa Occidental, lo que supuso la más grave de
sus crisis.

PRESENTE Y FUTURO.
La pervivencia del Comunismo descansará en la necesidad de una forma de
unidad política para una economía planetaria dada la imposibilidad
del Imperio (no digamos nada del Estado mundial) por la incompatibilidad
de intereses entre las clases dominantes de al menos las principales
potencias nucleares. La extensión de las armas atómicas por las
revoluciones del pasado y el presente impiden que la unidad suficiente
se alcance por la simple violencia. Luego, la no conjunción de necesidad
y posibilidad fuerza un largo periodo de intentos parciales de
integración planetaria que habiendo comenzado hace ya muchísimo no
tenemos forma de conocer en su desarrollo futuro, por lo que la
ideología cobra especial relevancia.

Vehículos ideológicos como nacionalismo o religión no pueden ser
universales y por ende solo pueden ser utilizados por proyectos de
integración supranacional de naturaleza imperial u objetivos autárquicos,
válidos solo para resolver el problema de seguridad militar suficiente.

Si tal y como argumenta contundentemente nuestro Manifiesto de 1848
la expansión del Capital ha de ser total, el Comunismo tiene grandes
ventajas para alentar las fuerzas del espíritu en orden a que la
integración planetaria se realice sobre una base igualitaria.

En este sentido nuestro futuro se deduce de nuestro pasado. Vuelve a ser
la necesidad de la industrialización general de la producción mundial
sin que ello suponga la ruina de las poblaciones de los países
desarrollados ni condene a la miseria y subordinación al resto del
planeta lo que coloca al Comunismo en posición ventajosa en las batallas
futuras, inminentes a la luz de los progresos en genética y computación
cuántica, por la transformación del mundo.

Nuestro programa ha de enfrentarse a la necesidad de resolver, o al menos
señalar indicando la estrategia de su superación, las contradicciones
inherentes a la extensión y profundización de la industrialización en
todo el planeta sin caer bajo la férula de capitalistas, tecnócratas,
oligarquías partidarias u otra clase cualquiera de dominación. Por su
carácter universal, es el Liberalismo en sus formas conservadora o
social la única construcción ideológica que se nos opone respecto de lo
expuesto, y es por eso que la formulación de las alternativas a sus
fracasos evidentes y la crítica de sus insuficiencias debe ocupar un
lugar muy destacado en nuestro discurso. Ello requiere que nos formemos
con profundidad en nuestra propia Teoría del Valor, pues es posible para
los trabajadores explicarnos y entender gracias a este instrumento que
es mentira que nuestra suerte dependa de las ciegas leyes de la Oferta y
la Demanda, y esta comprensión en nuestra clase es imprescindible para
dar forma y contenido concreto y punzante al Socialismo como Programa.

Precísamente porque somos un partido político hemos de dedicarnos a la
conquista del Presente. Luego, el Socialismo ha de ser un programa
práctico e inmediato ¿Qué educación, y para qué? ¿Qué sanidad? ¿Qué
relaciones laborales y qué aseguramientos? ¿Qué vivienda? ¿Qué forma
política y qué ley electoral?... Pero sobre todo ¿Qué Ley de Plan
Central y qué leyes de despliegue del mismo en sectores y territorio?

La Ley del Plan es en la República Socialista más todavía que los
Presupuestos Generales en una República Representativa. Es ni más ni
menos que el instrumento que vertebra la Sociedad, que define su
Consenso y regula la Fractura implícita. Es la garantía de que la
República se acercará a la Democracia tanto como puede hacerlo el Estado,
alejándose de la Monarquía y la República Aristocrática. Es en la Ley del
Plan donde se expresa nuestro carácter de sujeto político, condición
necesaria para regular la competición interna y externa de expertos y
políticos de suerte que la contradicción entre Socialismo y Estado se
resuelva en favor del primer término...

Por eso, una tal República Socialista es condición de que el Comunismo
sea algún día algo distinto que una ideología.

Aceptado lo expuesto aun con reservas, la forma y contenido del Partido
Comunista se deducen de manera inmediata.
____________________________________________________________________________
Notas:
Entendemos por industrialización, bajo la relación Capital, el
proceso por el cual se reduce el valor del trabajo contenido en una
mercancía por métodos distintos a la simple coerción.

En una Relación Socialista, se trata de obtener la máxima satisfacción de
las necesidades sociales, comoquiera se decidan, con el mínimo empleo de
trabajo combinado. El desgaste vital es un criterio de medición del
trabajo vivo empleado en la producción de valor de uso.

En lo que se refiere a las consecuencias de la próxima Revolución
Industrial hay un factor de importancia al que se debe prestar toda la
atención, y es la posibilidad de que las tecnologías que desarrolle
permitan cuando sea completada una reducción de la Escala necesaria para
obtener un óptimo empleo de los factores. Tal fenómeno, de alcanzar al
grueso de la capacidad productiva afectaría a la totalidad de lo
expuesto pues alteraría los supuestos de partida. A su vez, las
exigencias en trabajo acumulado que puede suponer el fenómeno pueden
cambiar todo el mundo en que vivimos en un plazo sorprendentemente corto.

Baste ver: la relación entre la Primera Revolución Industrial y la
Revolución Francesa, o entre el perfeccionamiento de las tecnologías de
aquella y la expansión acelerada de la relación capitalista: emancipación
servil en Rusia, fin del señorío en Canadá, liquidación de la esclavitud
en Estados Unidos o extensión mundial del Patrón Oro.

Sirva a su vez: la relación entre la Segunda Revolución Industrial y los
fenómenos ligados: Guerras Mundiales y Revoluciones Proletarias. O la
que se da entre el máximo refinamiento de las tecnologías de aquella y
las Grandes Inflaciones de los 70, llevando a la supresión de la
referencia metálica a todo el dinero mundial, o entre el éxito de la
primera robotización e informatización a primeros de los 80 y la
imposibilidad para la URSS tanto de igualar el envite como de cerrarse
en si misma...

Muchos cambios se aproximan ¿Cómo serán? No lo sabemos, pero hay algo
indudable. Que los trabajadores seamos en una década sujetos políticos
conscientes dotados de propósito o no lo seamos es un factor de suma
importancia. El Partido Comunista es necesario, y se impone saber si es
posible.

FELIPE M. y PEDRO G.

Artículo de www.profesionalespcm.org insertado por: El administrador web - Fecha: 13/06/2007 - Modificar

Comparte el artículo en las REDES SOCIALES: delicious Delicious | meneame Meneame | facebook Facebook | twitter Twitter | Technorati | barrapuntoBarrapunto
Próximamente disponible también para * Digg * Google Bookmarks* Wikio * Bitacoras.com * Reddit * * RSS * Technorati * Tuenti
Accedido o leido aproximadamente 1601 veces desde 20/01/2008
¡Participa en nuestro blog de debate NEURONAS ROJAS!

Sitio Web del Núcleo de Profesionales y Técnicos del Partido Comunista de Madrid PCM/PCE- http://www.profesionalespcm.org 
Actualizado a 16/10/19
Los comentarios y colaboraciones son bienvenidos
(comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org): Carta a comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org
Envíanos tu colaboración, o comentarios vía formulario.
¡¡AFÍLIATE EL PARTIDO COMUNISTA DE MADRID - PCE
!

BÚSQUEDAS en este sitio web
AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAgregador RSS de noticias y contenidos - Aquí OTRA VERSIÓN DEL AGREGADOR RSS XML  AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content Feeds

IMPRIMIR Imprimir ESTA PAGINA (sólo si es imprescindible)  

Secciones: 
    [11-M Terror y Manipulación]  [15M, Unid@s Podemos, mareas, unidad popular, PAH]  [Acta Moderna]  [África]  [Anarquismo]  [Antiglobalización]  [Antivirus, Seguridad Informática]  [Archivo Sonoro, música y vídeo]  [Argentina]  [Bibliografía/Citas]  [Brasil]  [CC.OO.]  [CGT]  [Chile]  [China, R.P.]  [Ciencia]  [Cine]  [Colombia]  [Congresos]  [Contactos]  [Convenios Colectivos]  [Convocatorias]  [Convocatorias defensa FERROCARRIL]  [Correo recibido]  [CORRUPCIÓN, puertas giratorias,impuestos, transparencia]  [Cuba Socialista]  [Documentos militante IU/ PCE]  [Documentos, opinión, debate]  [Ecologismo, Movilidad y Soberanía Alimentaria]  [Economía]  [El Problema Español]  [Empleo (ofertas)]  [Enlaces]  [Esperanto]  [Estados Unidos de América]  [Europa]  [FIRMAS DE APOYO A MANIFIESTOS]  [Formación / Educación]  [Foro/Lista de Correo]  [Fotografías]  [Huelga General]  [Humor]  [Infancia / Juventud]  [Legislación]  [Literatura y otras Artes]  [Marxismo]  [Memoria Histórica]  [México]  [Movimiento Obrero/Mundo del Trabajo]  [Mujer / Feminismo]  [Mundo Insurgente]  [No Fumar /Derecho Fumadores Pasivos]  [Organigrama]  [Palestina]  [Plan de Trabajo]  [Prensa / Medios comunicación]  [Profesionales y Comunistas]  [República Española, La Tercera y Socialista]  [Resoluciones]  [Rusia, URSS, Centenario Revolución Soviética]  [Sáhara Occidental]  [Salud]  [Sexualidad y mundo gay]  [SIDA]  [Software y Conocimiento Libre]  [Venezuela Bolivariana]  [Yugoslavia y la autogestión socialista]
Volver a la página principal de www.profesionalespcm.org

Volver a la página de inicio
Código QR para dispositivos móviles:


Novedades

     ¡ PINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES PINCHA AQUÍ PARA LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADESPINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES

PCE - IU - Construyendo Unidad Popular:

Página principal de www.profesionalespcm.orgINCLUYE EL BANNER EN TU SITIO WEB   PCE
Recomendado reproducir material citando su procedencia. Esta publicación es copyleft. Puede ser copiada sin ninguna restricción siempre que se mantenga esta nota. Apostamos por una Internet para todos y por el Software Libre EL NÚCLEO DE PROFESIONALES Y TÉCNICOS DEL PCM SE IDENTIFICA Y HACE RESPONSABLE EXCLUSIVAMENTE DE LOS TEXTOS INCLUIDOS EN ESTE SITIO WEB, QUE FIRME COMO RESOLUCIONES O COMUNICADOS DE LA MISMA. Todos los datos públicos de este sitio web están tomados de la Red o enviados por sus creadores, su único fin es divulgar la noticia, nunca apropiarse de textos y fotos, Siempre publicamos  la fuente cuando es conocida



Blog de debate NEURONASROJAS.profesionalespcm.org

Muro en Facebook NEURONASROJAS de profesionalespcm.org


Canal en YouTube de profesionalespcm.org

Sitio desnuclearizado, camapaña de Ecologistas en Acción
Sitio desnuclearizado, campaña de Ecologistas en Acción


NO PAGUES LA CRISIS

Declaración del PCE sobre ataque a Siria -
NO A LA GUERRA
La agresión militar lanzada contra Siria por EE.UU., Gran Bretaña y Francia abre un escenario de extrema gravedad ante el que el mundo debe responder

NO AL CANON DE CDs DE LA SGAE
NO A LAS PATENTES DE SOFTWARE

No acepto ser fumador pasivoEl humo ambiental del tabaco mata. No fumes en lugares comunes
GRACIAS POR NO FUMAR EN LUGARES COMUNES
EL COCHE DEVORA A TU CUIDAD, TU PLANETA Y TUS AMIGOS, APARCA EL COCHE PARA SIEMPREAPÁRCALO PARA SIEMPRE