Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Afíliate el Partido Comunista de España

Secciones: El Problema Español -  Memoria Histórica -  Cine

Título: Documental SANFERMINES 78 - Asesinatos en la llamada Transición modélica española - Militares franquistas imponiendo sus leyes con miedo - Continúa impunidad 2- Enlace 1 - Enlace 2 - Enlace 3

Texto del artículo:

(Ver ENLACES a los originales de estas noticias)

Documental SANFERMINES 78 - Asesinatos en la llamada Transición modélica española - Militares franquistas imponiendo sus leyes con miedo - Continúa impunidad 27 años después


Cultura - Cine
Rebelión
05-11-2005
El documental Sanfermines 78

Blas López-Angulo
Insurgente
Breve sinopsis: Al final de la corrida taurina se produce un incidente entre quienes despliegan una pancarta pro amnistía en el ruedo y un sector de la plaza que los abuchea. De pronto aparecen unos 200 antidisturbios “a fuego y sangre”. Los miembros de las peñas, niños y mayores, se refugian como pueden en los tendidos y les lanzan de todo. Hay muchísimos heridos. Cuando por fin las fuerzas del “orden” se retiran, en las calles se concentra más gente indignada. Es entonces cuando es abatido por un disparo de bala Germán Rodríguez. La batalla es total durante toda la noche. Los heridos son cientos, y bastantes por armas de fuego.

Según adelantaba el Diario de Jerez el documental premiado en Cádiz “interesará a los amantes de la historia reciente”. Pues sí. Y por eso mismo quiero hablar de él a mis amigas lectoras y a mis amigos lectores, sabedor de que les interesará. Sólo siento, que si no pudieron verlo en Cádiz o en el festival de cine español de Málaga, tengan que peregrinar a una pequeña sala de cine pamplonica, que lleva semanas repleta. No conozco el caso de mayor exhibición comercial. Que sepa, ninguna copia más en Euskal Herria o en la capital Madrid. Por tanto, sí es el caso de menor exhibición comercial, según mis precarios datos.

En cambio, espero y no dudo de que 3.000 euros de inversión y dos años de trabajo sirvan para mantener la llama de “los amantes de la historia reciente” y prenderla en mucho más.

Sanfermines 78 no es una crónica taurina o festiva. “No mezclar la política con la fiesta”, dicen algunos. Como si para los de arriba hubiese algo neutral. Sanfermines 78 rememora 25 años después desde la propia fiesta con cámara en mano y con los documentos disponibles los trágicos sucesos de la tarde del 8 de julio de 1978 y de la madrugada siguiente. Para un resumen más amplio de los mismos remito a las lectoras y lectores de este diario a lo que en esas fechas de julio de este año publicó aquí y en Rebelión Jesús Prieto, con la addenda de un artículo de Gara. Javier Ortiz en su página en 2003 también reivindicó la memoria de estos hechos. El documental, a pesar de su davidesca difusión, es ocasión para lo mismo. El ejemplo de tantos pamploneses ayuda a sumarse en tal empeño.

La película muestra como nadie en Pamplona se olvida de lo sucedido, los homenajes que tienen lugar y, salvo raras excepciones, todo el mundo se moja, sea del ropaje que sea. Pocos tienen dudas de que aquello fue una barbaridad y de quien la cometió. De hecho, ante la cámara desfilan algunos testigos muy cualificados y protagonistas.

En una primera parte, el documental analiza la conflictividad y el contexto político que rodearon esos sanfermines. Como en las vísperas la extrema derecha, brazo largo y consentido de las fuerzas armadas, los calentó. Con bates de béisbol tomaron el casco viejo. En la calle Chapitela de un navajazo resultó muerto uno de sus integrantes, que resultó ser un teniente del ejército. Por otra parte, llevaba casi un año negociándose la Constitución sin resolverse el futuro de Navarra junto a Euskadi o como autonomía foral. Preocupaba y mucho –como se dice en el film- a los jerarcas del Estado la primera posibilidad. Navarra, con sus muchos kilómetros cuadrados de extensión, incluso de frontera, con su cuenca media de cereales y las huertas de su Rivera ofrece a Euskadi las evidentes hechuras de nación.

En cuanto a las responsabilidades, se incoó un sumario que se archivó. ¿Sería por falta de pruebas?, se preguntan algunos. La comisión de peñas investigó y aportó muchas de ellas. Lo que nunca se entregó por quienes además era su obligación fue el arma homicida. El gobernador civil de la época reconoce que se usaron pistolas (como que en pantalla aparece la grabación que uno de los más avispados testigos realizó: en la emisora policial se ordena: “…con todo a esos hijos de la gran puta”), pero no se le corta un ápice su risa sardónica cuando “matiza” que sólo dispararon al aire.

El relato del gobernador militar, por mucho que no quiera, es igual de transparente. Al final la culpa era de la deficiente tecnología comunicativa de los 70 que hizo entrar a la plaza a los antidisturbios desmedidamente. ¡Ah! Y del nuevo comisario que define como muy patriota, usted ya me entiende, que vino a sustituir al anterior asesinado por ETA, y de paso, a dar un escarmiento a tanto rojo y separatista como estaba saliendo. ¡Y ellos de brazos cruzados!

Apuntan los directores (el narrador) a que el malestar en los cuarteles ante la nueva situación política, que iba mucho más lejos de lo que estaban dispuestos a tolerar, está detrás de los sangrientos sucesos. Provocaciones previas como las de Chapitela irían encaminadas a cargarse unos sanfermines que hervían de alegría desatada y de clamor popular por palpar sobre la arena la verdad de los cambios en marcha. Eso como mínimo. Después vendría “el hasta aquí hemos llegao” de la operación galaxia en noviembre por el mismo coronel que en febrero del 81 puso patas arriba los tendidos del llamado hemiciclo de las Cortes. ¿Quién volvió a hablar de autodeterminación, república o estado federal? Claro que esta fantasía al diputado por Navarra hasta la fecha Jaime del Burgo le produce risa. La misma que provoca él en el auditorio.

Rodolfo Martín Villa, ministro de Interior ese verano (en la actualidad es embajador de Falsimedia Polanco, S.A.) en rueda de prensa dixit: “Lo nuestro son errores. Lo suyo crímenes”. Yo le contesto hoy, dado que entonces era apenas un niño, a tan oscura persona que Germán Rodríguez, militante de la Liga Comunista Revolucionaria (LKI) no fue un error. Que lo suyo fue un crimen del que él es responsable y el gobierno del que formaba parte. Como antes un 9 de mayo en Montejurra o cerca también en espacio y tiempo el encierro de Vitoria, sin querer ahora ser más exhaustivos.

Como el compañero y amigo Carlos Tena lamento que la Comisión Interministerial proponga equiparar a las víctimas causadas por el golpe militar del 36 con las que defendieron la legalidad republicana. Protesto también porque al presente de los días sean reconocidas las víctimas del terrorismo mientras no lo sea Germán Rodríguez y centenares más que desaparecieron o fueron reprimidos y muchas veces torturados por fascistas y policías arropados por los aparatos del Estado. Su error: defender los derechos de los obreros y de los pueblos con las armas de su libertad. Que nadie les había regalado ni regalará y de quienes somos deudores en cuanto a la que podamos gozar.


------

Murió de muerte matada
Los policías que asesinaron a Germán Rodríguez en la plaza de toros de Pamplona siguen impunes 27 años después del crimen

Jesús Prieto
Insurgente
El 8 de julio de 1978, al finalizar la tradicional corrida sanferminera, una compañía de policías antidisturbios entró en el ruedo pamplonés tras haberse desplegado una pancarta reivindicativa en los tendidos. Lo hicieron salvajemente, a sangre y fuego, cargando contra quienes se disponían a salir, disparando a discreción y arrollando a cualquiera que se les pusiese por delante. La gente se refugió de nuevo en las gradas y desde allí se defendió como pudo, lanzando botellas y almohadillas a los agresores uniformados, hasta que las Fuerzas de Seguridad del Estado (del Estado, no del pueblo) se retiraron. Para entonces, ya habían asesinado a Germán Rodríguez, que yacía con un balazo en la cabeza.

Germán Rodríguez militaba en la LKI (Liga Comunista Revolucionaria).

Cuando la gente consiguió salir de la plaza, la noticia de su asesinato ya había corrido como un reguero de pólvora y los incidentes con la Policía fueron constantes.

Hubo alrededor de cien heridos, diez de ellos de bala y los sanfermines se suspendieron.

Jamás se supo quién dio la orden de entrar en la plaza ni quién mató a Germán. Supuestamente, se inició una investigación, que nunca dio resultados. Como tantas veces, nadie fue castigado ni destituido: ni los mandos policiales ni el gobernador civil. El de Germán es, todavía, un crimen impune.

Murió de muerte matada

(Artículo publicado en Gara por Sabino Cuadra Lasarte el 8 de julio de 2004)

Germán murió de muerte matada, que se dice por allá, en México. Porque lo suyo no fue un accidente, ni una enfermedad, sino un crimen. Pero como fue el poder y sus fuerzas los responsables del mismo, no fue su muerte ni sus matadores los declarados ilegales, sino su persona: Germán fue condenado a la cadena perpetua de la muerte silenciada. Con la excepción honrosa del Ayuntamiento preconstitucional (¿será por eso?) de aquel año 78, el de los Martínez Alegría-Muez-Velasco, ninguna otra institución, ni judicial, ni foral, ni municipal, ha reconocido posteriormente, ni señalado con el dedo a los culpables de aquellos hechos: el gobierno de UCD y la Policía a sus órdenes. La agresión sufrida por el pueblo de Iruñea y de Nafarroa entera aquel ocho de julio no ha tenido parangón en la historia reciente de nuestro pueblo en las últimas décadas. Que la Policía entre a los postres de una corrida sanferminera, con premeditación y alevosía, disparando fuego real sobre los miles de personas que llenaban la plaza, y que siembre el pánico con total impunidad por las calles de la ciudad en las horas posteriores, agotando municiones de todo tipo y dejando a Germán muerto matado en cualquier lugar, solamente puede explicarse por la existencia de una operación política previa planificada, impulsada y amparada desde el poder.

No eran fechas casuales aquellas. En el Aberri Eguna de aquel año 1978, todas las fuerzas nacionalistas, democráticas y de izquierdas vascas, incluidos PSOE y PCE, habían reclamado unitariamente el reconocimiento del derecho de autodeterminación y la exigencia de un Estatuto de Autonomía conjunto para los cuatro herrialdes (provincias). Incluso la UGT, en la realización de su primer Congreso de Euskal Herria, acababa de pronunciarse en favor de la autodeterminación. CCOO lo venía haciendo desde su propio nacimiento. Los niveles de reivindicación y exigencia de la mayoría de las fuerzas políticas y sociales de Euskal Herria superaban con mucho el rasero que la UCD y el poder habían establecido para la negociación del borrador de la Constitución.

En esta coyuntura, la agresión brutal del 8 de julio de 1978 fue, sobre todo, un fuerte puñetazo dado sobre la mesa (hubo más, si bien no tan visibles) para advertir a todos los comensales constitucionales, principalmente al PSOE, pero también al PNV, que «hasta allí habíamos llegado». Se había acabado el juego: o se cogía lo que se daba, o la confrontación sería abierta. Y a partir de entonces comenzó la rebobinada de la izquierda estatal (aceptación de la monarquía, de la indivisible unidad española, del tutelaje militar de un Ejército no depurados) y del nacionalismo moderado, quien pasó a conformarse con el plato de lentejas vascongadas y las referencias lírico-constitucionales a los «derechos históricos» vascos.

A pesar de la gratuidad y brutalidad de la agresión, las distintas instituciones relacionadas con aquel ocho de julio no dudaron desde un principio en echar tierra sobre aquellos hechos, con el fin de hacer desaparecer sus huellas, activas o pasivas, del escenario del crimen. Los distintos gobiernos estatales, forales y ayuntamientos posteriores a aquel ocho de julio, hayan sido del PSOE, de UPN o progresistas tripartitos, han tenido todos, en el fondo, un comportamiento similar: «mejor no meneallo». Y eso es así porque, habiendo aceptado plenamente aquel punto de partida constitucional, visibilizar de alguna manera el crimen cometido, pondría nuevamente sobre la mesa el papel desempeñado por estos partidos durante la Transición. Su renuncia a las reivindicaciones planteadas por los mismos hasta aquellos momentos (República, disolución de la Policía y la Guardia Civil, autodeterminación,..), y el trague consiguiente de los sapos constitucionales derivados de lo anterior: monarquía, unidad indivisible e indisoluble de España, intocabilidad del Ejército y configuración del mismo como garante de la unidad patria.

La democracia española fue, desde sus mismos orígenes, bastante más española que democracia. Con el transcurso del tiempo, este carácter se ha acentuado mucho más, sobre todo en lo que hace referencia a Euskal Herria, donde las ilegalizaciones de todo tipo de grupos políticos, juveniles y sociales, los cierres de medios de comunicación y los recortes de derechos y libertades se han convertido en el pan de cada día de los últimos años. La democracia española se ha convertido, en esta medida, en una democracia anoréxica, a la que, a los ojos del PP ­-también del PSOE, en muchos aspectos-, siempre le sobran kilos de libertades democráticas y nacionales.

Lo decíamos al principio: Germán fue condenado a la cadena perpetua de una muerte silenciada. Al igual que se hizo con las más de 2.000 personas fusiladas en Nafarroa en los días inmediatos al alzamiento fascista del 36, para quienes la única losa que el poder puso sobre su tumba fue la del olvido; al igual que ha sucedido con Ángel Berroeta, panadero de Donibane, Iruñea, muerto matado también por la criminalización mediática del 11-M del gobierno del PP y sus pistolas y cuchillos ejecutores y al igual que está ocurriendo con esos grupos políticos y sociales que hoy están siendo legalmente muerto-desaparecidos por la política del PP-PSOE y sus jueces y fiscales.

El ocho de julio del 78 no consta en ningún calendario políticamente correcto, ni tampoco aparece en lista alguna de víctimas de nada. Por eso han tenido que ser sus antiguos compañeros y compañeras, familiares, miembros de peñas y, sobre todo, los miles de personas que a lo largo de estos años han participado en los distintos actos en recuerdo y denuncia de aquellos hechos los que han mantenido viva la llama del recuerdo y, junto a ella, la de la reivindicación y la exigencia.

Recuperar la memoria no sirve para dar vida a ningún muerto matado, pero sí para que la historia sea idéntica a si misma y, en esa medida, el presente y el futuro puedan escribirse sobre bases de dignidad y justicia. Por eso volveremos el día ocho de julio, a la una del mediodía, frente al monolito de Germán, y a la tarde, tras la salida de los toros, a soplar una vez más sobre los rescoldos del recuerdo, con la esperanza de echar abajo el manto de silencio con el que se ha cubierto aquella muerte matada y a recordar al poder la frase de Zorrilla que, en su «D. Juan Tenorio», afirmaba: «los muertos que vos matáis, gozan de buena salud». En eso estamos.
---
: Murió de muerte matada
Enviado el Friday, 08 July a las 12:55:00 por Iñerra

ESTADO ESPAÑOL
Los policías que asesinaron a Germán Rodríguez en la plaza de toros de Pamplona siguen impunes 27 años después del crimen

inSurGente (Jesús Prieto).- El 8 de julio de 1978, al finalizar la tradicional corrida sanferminera, una compañía de policías antidisturbios entró en el ruedo pamplonés tras haberse desplegado una pancarta reivindicativa en los tendidos. Lo hicieron salvajemente, a sangre y fuego, cargando contra quienes se disponían a salir, disparando a discreción y arrollando a cualquiera que se les pusiese por delante. La gente se refugió de nuevo en las gradas y desde allí se defendió como pudo, lanzando botellas y almohadillas a los agresores uniformados, hasta que las Fuerzas de Seguridad del Estado (del Estado, no del pueblo) se retiraron. Para entonces, ya habían asesinado a Germán Rodríguez, que yacía con un balazo en la cabeza.

Hagan clic en "Leer más" para acceder al texto completo


Germán Rodríguez militaba en la LKI (Liga Comunista Revolucionaria).

Cuando la gente consiguió salir de la plaza, la noticia de su asesinato ya había corrido como un reguero de pólvora y los incidentes con la Policía fueron constantes.

Hubo alrededor de cien heridos, diez de ellos de bala y los sanfermines se suspendieron.

Jamás se supo quién dio la orden de entrar en la plaza ni quién mató a Germán. Supuestamente, se inició una investigación, que nunca dio resultados. Como tantas veces, nadie fue castigado ni destituido: ni los mandos policiales ni el gobernador civil. El de Germán es, todavía, un crimen impune.


Murió de muerte matada

(Artículo publicado en Gara por Sabino Cuadra Lasarte el 8 de julio de 2004)

Germán murió de muerte matada, que se dice por allá, en México. Porque lo suyo no fue un accidente, ni una enfermedad, sino un crimen. Pero como fue el poder y sus fuerzas los responsables del mismo, no fue su muerte ni sus matadores los declarados ilegales, sino su persona: Germán fue condenado a la cadena perpetua de la muerte silenciada. Con la excepción honrosa del Ayuntamiento preconstitucional (¿será por eso?) de aquel año 78, el de los Martínez Alegría-Muez-Velasco, ninguna otra institución, ni judicial, ni foral, ni municipal, ha reconocido posteriormente, ni señalado con el dedo a los culpables de aquellos hechos: el gobierno de UCD y la Policía a sus órdenes. La agresión sufrida por el pueblo de Iruñea y de Nafarroa entera aquel ocho de julio no ha tenido parangón en la historia reciente de nuestro pueblo en las últimas décadas. Que la Policía entre a los postres de una corrida sanferminera, con premeditación y alevosía, disparando fuego real sobre los miles de personas que llenaban la plaza, y que siembre el pánico con total impunidad por las calles de la ciudad en las horas posteriores, agotando municiones de todo tipo y dejando a Germán muerto matado en cualquier lugar, solamente puede explicarse por la existencia de una operación política previa planificada, impulsada y amparada desde el poder.

No eran fechas casuales aquellas. En el Aberri Eguna de aquel año 1978, todas las fuerzas nacionalistas, democráticas y de izquierdas vascas, incluidos PSOE y PCE, habían reclamado unitariamente el reconocimiento del derecho de autodeterminación y la exigencia de un Estatuto de Autonomía conjunto para los cuatro herrialdes (provincias). Incluso la UGT, en la realización de su primer Congreso de Euskal Herria, acababa de pronunciarse en favor de la autodeterminación. CCOO lo venía haciendo desde su propio nacimiento. Los niveles de reivindicación y exigencia de la mayoría de las fuerzas políticas y sociales de Euskal Herria superaban con mucho el rasero que la UCD y el poder habían establecido para la negociación del borrador de la Constitución.

En esta coyuntura, la agresión brutal del 8 de julio de 1978 fue, sobre todo, un fuerte puñetazo dado sobre la mesa (hubo más, si bien no tan visibles) para advertir a todos los comensales constitucionales, principalmente al PSOE, pero también al PNV, que «hasta allí habíamos llegado». Se había acabado el juego: o se cogía lo que se daba, o la confrontación sería abierta. Y a partir de entonces comenzó la rebobinada de la izquierda estatal (aceptación de la monarquía, de la indivisible unidad española, del tutelaje militar de un Ejército no depurados) y del nacionalismo moderado, quien pasó a conformarse con el plato de lentejas vascongadas y las referencias lírico-constitucionales a los «derechos históricos» vascos.

A pesar de la gratuidad y brutalidad de la agresión, las distintas instituciones relacionadas con aquel ocho de julio no dudaron desde un principio en echar tierra sobre aquellos hechos, con el fin de hacer desaparecer sus huellas, activas o pasivas, del escenario del crimen. Los distintos gobiernos estatales, forales y ayuntamientos posteriores a aquel ocho de julio, hayan sido del PSOE, de UPN o progresistas tripartitos, han tenido todos, en el fondo, un comportamiento similar: «mejor no meneallo». Y eso es así porque, habiendo aceptado plenamente aquel punto de partida constitucional, visibilizar de alguna manera el crimen cometido, pondría nuevamente sobre la mesa el papel desempeñado por estos partidos durante la Transición. Su renuncia a las reivindicaciones planteadas por los mismos hasta aquellos momentos (República, disolución de la Policía y la Guardia Civil, autodeterminación,..), y el trague consiguiente de los sapos constitucionales derivados de lo anterior: monarquía, unidad indivisible e indisoluble de España, intocabilidad del Ejército y configuración del mismo como garante de la unidad patria.

La democracia española fue, desde sus mismos orígenes, bastante más española que democracia. Con el transcurso del tiempo, este carácter se ha acentuado mucho más, sobre todo en lo que hace referencia a Euskal Herria, donde las ilegalizaciones de todo tipo de grupos políticos, juveniles y sociales, los cierres de medios de comunicación y los recortes de derechos y libertades se han convertido en el pan de cada día de los últimos años. La democracia española se ha convertido, en esta medida, en una democracia anoréxica, a la que, a los ojos del PP ­-también del PSOE, en muchos aspectos-, siempre le sobran kilos de libertades democráticas y nacionales.

Lo decíamos al principio: Germán fue condenado a la cadena perpetua de una muerte silenciada. Al igual que se hizo con las más de 2.000 personas fusiladas en Nafarroa en los días inmediatos al alzamiento fascista del 36, para quienes la única losa que el poder puso sobre su tumba fue la del olvido; al igual que ha sucedido con Ángel Berroeta, panadero de Donibane, Iruñea, muerto matado también por la criminalización mediática del 11-M del gobierno del PP y sus pistolas y cuchillos ejecutores y al igual que está ocurriendo con esos grupos políticos y sociales que hoy están siendo legalmente muerto-desaparecidos por la política del PP-PSOE y sus jueces y fiscales.

El ocho de julio del 78 no consta en ningún calendario políticamente correcto, ni tampoco aparece en lista alguna de víctimas de nada. Por eso han tenido que ser sus antiguos compañeros y compañeras, familiares, miembros de peñas y, sobre todo, los miles de personas que a lo largo de estos años han participado en los distintos actos en recuerdo y denuncia de aquellos hechos los que han mantenido viva la llama del recuerdo y, junto a ella, la de la reivindicación y la exigencia.

Recuperar la memoria no sirve para dar vida a ningún muerto matado, pero sí para que la historia sea idéntica a si misma y, en esa medida, el presente y el futuro puedan escribirse sobre bases de dignidad y justicia. Por eso volveremos el día ocho de julio, a la una del mediodía, frente al monolito de Germán, y a la tarde, tras la salida de los toros, a soplar una vez más sobre los rescoldos del recuerdo, con la esperanza de echar abajo el manto de silencio con el que se ha cubierto aquella muerte matada y a recordar al poder la frase de Zorrilla que, en su «D. Juan Tenorio», afirmaba: «los muertos que vos matáis, gozan de buena salud». En eso estamos.

----

Artículo de www.profesionalespcm.org insertado por: El administrador web - Fecha: 05/11/2005 - Modificar

Comparte el artículo en las REDES SOCIALES: delicious Delicious | meneame Meneame | facebook Facebook | twitter Twitter | Technorati | barrapuntoBarrapunto
Próximamente disponible también para * Digg * Google Bookmarks* Wikio * Bitacoras.com * Reddit * * RSS * Technorati * Tuenti
Accedido o leido aproximadamente 3333 veces desde 20/01/2008
MARCELINO CAMACHO, ACTIVIDADES CENTENARIO- octubre 2018 y documental "Lo posible y lo necesario"
Todas las citas para el 25 NOVIEMBRE: DIA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO, en todas las localidades-
Sitio web de Adelante Andalucía

Sitio Web del Núcleo de Profesionales y Técnicos del Partido Comunista de Madrid PCM/PCE- http://www.profesionalespcm.org 
Actualizado a 20/11/18
Los comentarios y colaboraciones son bienvenidos
(comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org): Carta a comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org
Envíanos tu colaboración, o comentarios vía formulario.
¡¡AFÍLIATE EL PARTIDO COMUNISTA DE MADRID - PCE
!

BÚSQUEDAS en este sitio web
AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAgregador RSS de noticias y contenidos - Aquí OTRA VERSIÓN DEL AGREGADOR RSS XML  AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content Feeds

IMPRIMIR Imprimir ESTA PAGINA (sólo si es imprescindible)  

Secciones: 
    [11-M Terror y Manipulación]  [15M, Unid@s Podemos, mareas, unidad popular, PAH]  [Acta Moderna]  [África]  [Anarquismo]  [Antiglobalización]  [Antivirus, Seguridad Informática]  [Archivo Sonoro, música y vídeo]  [Argentina]  [Bibliografía/Citas]  [Brasil]  [CC.OO.]  [CGT]  [Chile]  [China, R.P.]  [Ciencia]  [Cine]  [Colombia]  [Congresos]  [Contactos]  [Convenios Colectivos]  [Convocatorias]  [Convocatorias defensa FERROCARRIL]  [Correo recibido]  [Cuba Socialista]  [Documentos militante IU/ PCE]  [Documentos, opinión, debate]  [Ecologismo, Movilidad y Soberanía Alimentaria]  [Economía]  [El Problema Español]  [Empleo (ofertas)]  [Enlaces]  [Esperanto]  [Estados Unidos de América]  [Europa]  [FIRMAS DE APOYO A MANIFIESTOS]  [Formación / Educación]  [Foro/Lista de Correo]  [Fotografías]  [Huelga General]  [Humor]  [Infancia / Juventud]  [Legislación]  [Literatura y otras Artes]  [Marxismo]  [Memoria Histórica]  [México]  [Movimiento Obrero/Mundo del Trabajo]  [Mujer / Feminismo]  [Mundo Insurgente]  [No Fumar /Derecho Fumadores Pasivos]  [Organigrama]  [Palestina]  [Plan de Trabajo]  [Prensa / Medios comunicación]  [Profesionales y Comunistas]  [República Española, La Tercera y Socialista]  [Resoluciones]  [Rusia, URSS, Centenario Revolución Soviética]  [Sáhara Occidental]  [Salud]  [Sexualidad y mundo gay]  [SIDA]  [Software y Conocimiento Libre]  [Venezuela Bolivariana]  [Yugoslavia y la autogestión socialista]
Volver a la página principal de www.profesionalespcm.org

Volver a la página de inicio
Código QR para dispositivos móviles:


Novedades

     ¡ PINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES PINCHA AQUÍ PARA LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADESPINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES

PCE - IU - Construyendo Unidad Popular:

Página principal de www.profesionalespcm.orgINCLUYE EL BANNER EN TU SITIO WEB   PCE
Recomendado reproducir material citando su procedencia. Esta publicación es copyleft. Puede ser copiada sin ninguna restricción siempre que se mantenga esta nota. Apostamos por una Internet para todos y por el Software Libre EL NÚCLEO DE PROFESIONALES Y TÉCNICOS DEL PCM SE IDENTIFICA Y HACE RESPONSABLE EXCLUSIVAMENTE DE LOS TEXTOS INCLUIDOS EN ESTE SITIO WEB, QUE FIRME COMO RESOLUCIONES O COMUNICADOS DE LA MISMA. Todos los datos públicos de este sitio web están tomados de la Red o enviados por sus creadores, su único fin es divulgar la noticia, nunca apropiarse de textos y fotos, Siempre publicamos  la fuente cuando es conocida



Blog de debate NEURONASROJAS.profesionalespcm.org

Muro en Facebook NEURONASROJAS de profesionalespcm.org


Canal en YouTube de profesionalespcm.org

Sitio desnuclearizado, camapaña de Ecologistas en Acción
Sitio desnuclearizado, campaña de Ecologistas en Acción


NO PAGUES LA CRISIS

Declaración del PCE sobre ataque a Siria -
NO A LA GUERRA
La agresión militar lanzada contra Siria por EE.UU., Gran Bretaña y Francia abre un escenario de extrema gravedad ante el que el mundo debe responder

NO AL CANON DE CDs DE LA SGAE
NO A LAS PATENTES DE SOFTWARE

No acepto ser fumador pasivoEl humo ambiental del tabaco mata. No fumes en lugares comunes
GRACIAS POR NO FUMAR EN LUGARES COMUNES
EL COCHE DEVORA A TU CUIDAD, TU PLANETA Y TUS AMIGOS, APARCA EL COCHE PARA SIEMPREAPÁRCALO PARA SIEMPRE