Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Afíliate el Partido Comunista de España

ESPACIO 2017 - Centenario de la Revolución Soviética!

Secciones: Cuba Socialista -  Archivo Sonoro, música y vídeo

Título: La Revolución no termina con sus guerrilleros: primer discurso del presidente Miguel Díaz-Canel- Enlace 1 - Enlace 2 - Enlace 3

Texto del artículo:


La Revolución no termina con sus guerrilleros: primer discurso del presidente Miguel Díaz-Canel



Cubadebate - Video: teleSUR.- El nuevo Presidente del Consejo de Estado y de Ministros, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, pronunció este jueves 19 de abril su primer discurso como jefe de Estado de la República de Cuba.







 


“Cuando cumplo con honor y emoción esta responsabilidad, dedico el primer pensamiento a la generación histórica que con su consagración y humildad nos acompaña en esta hora de desafíos”, dijo Díaz-Canel, recientemente electo como Presidente.


El miembro del Buró Político aseveró que la presencia de Raúl, Machado y Ramiro en el Parlamento cubano no se debe al homenaje más que merecido por la obra hecha, sino por el ejemplo dado. El General de Ejército fue el más votado en las pasadas elecciones, recordó.


“Ellos ennoblecen esta sala y no dan la oportunidad de abrazarlos en la obra viva”, agregó el nuevo Presidente de la Isla.


Sobre el proceso electoral culminado el pasado mes de marzo, el político cubano señaló: “Se trata de una elección que emerge desde el pueblo, que a su vez controlará su gestión”.


Sobre la representatividad del máximo órgano de poder en Cuba expresó: “Si alguien quisiera ver a Cuba en un conjunto de ciudadanos, bastaría con que estudie la representación de la Asamblea”.


El líder cubano habló de “propiciar el debate sincero” y mencionó que todos los diputados tiene como “primera razón de ser la comunicación con el pueblo”.


“El mandato dado por el pueblo a esta legislatura es la continuidad de la Revolución”, reafirmó.


Antes de ser interrumpido por los aplausos, Díaz- Canel dijo:



“Asumo la responsabilidad para la que se me ha elegido, con la convicción de que todos los cubanos seremos fieles al legado del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución Cubana, y al ejemplo del General de Ejército, Raúl Castro Ruz, líder actual del proceso revolucionario”.



Los nombro y veo en ellos el semblante de Martí, de Céspedes. Fidel y Raúl nos mostraron el significado de la palabra hermano. Nos enseñaron una hermandad que nos convirtió en compañeros, aseveró Miguel Díaz- Canel.


El nuevo presidente ratificó que la unidad de los cubanos es la más valiosa fuerza de la Revolución, que se ha hecho extraordinaria en el seno de su único Partido. “Para nosotros está totalmente claro que solo el Partido Comunista de Cuba garantiza la unidad de la nación y de su pueblo”, aseguró el Presidente del Consejo de Estado y de Ministros.


“Raúl se mantiene por méritos propios al frente de la vanguardia política”, dijo Miguel Díaz- Canel. Habló de las virtudes del General de Ejército y de su entrañable relación con los cubanos: “Raúl, como cariñosamente le llama nuestro pueblo, es el mejor discípulo de Fidel. Asumió la dirección de la Revolución ante una difícil situación económica y supo sobreponer al dolor personal, el deber”.


Resaltó que “con paciencia e inteligencia”, tomando firmes decisiones logró la libertad de los Cinco Héroes, “dando cumplimiento a la promesa de Fidel de que ellos volverían” y otra vez sus palabras fueron interrumpidas con aplausos.


Agregó que Raúl defendió la unidad entre la diversidad en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y dio seguimiento al proceso de paz de Colombia. “Todavía nos estremece su voz en la VII Cumbre de las Américas. Ese es el Raúl que queremos, amamos, y admiramos. El Raúl jefe que al frente de las Fuerzas Armadas desarrolló la doctrina de todo el pueblo. El Raúl dirigente político con los oídos pegados a la tierra y que nos demostró que en momentos difíciles de ‘Sí se puede’”.


Durante el discurso, Díaz- Canel aseguró que la Revolución no termina con sus guerrilleros. “La Revolución cubana sigue de verde olivo para vencer todos los combates”, primero para rectificar nuestros errores, indisciplinas y problemas, reconoció. Nuevamente recordó al líder histórico y dijo que un día como hoy, simbólico, pleno de significados, pensemos en Fidel, en su legado, como una manera de perpetuar su ejemplo y enseñanzas. “Juremos defender esta Revolución socialista, ‘de los humildes, por los humildes y para los humildes’, que la generación histórica construyó.


Antes de concluir, el nuevo Presidente de la República de Cuba le dijo a su pueblo, al mundo, desde el estremecimiento y la razón:



“Conozco las preocupaciones y exceptivas que provoca un momento como este, pero conozco también la fortaleza  de nuestro pueblo. Contamos con las experiencias de Raúl, las ideas de Fidel y el apoyo del compañero José Ramón Machado Ventura como Segundo Secretario de la organización política de los comunistas cubanos, y un ejército fundado por ellos. Le afirmo a esta Asamblea que el General Ejército encabezará las decisiones de mayor trascendencia para el presente y futuro de la nación”.


 




Miguel Díaz-Canel: Asumo la responsabilidad con la convicción de que todos los revolucionarios seremos fieles a Fidel y a Raúl (+Video)


El nuevo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba abordó las posturas de continuidad del gobierno que encabezará, en especial en cuanto a la relación con el pueblo, las relaciones internacionales y el liderazgo del Partido Comunista de Cuba, al frente del cual continúa el General de Ejército Raúl Castro Ruz


















Foto: Juvenal Balán








Foto: Juvenal Balán


En la mañana de este 19 de abril, día histórico en que ya no solo se conmemora la primera derrota del imperialismo yanqui en América sino la toma de posesión de un nuevo gobierno en Cuba que hace evidente en las más altas esferas de dirección del país la continuidad de las nuevas generaciones con el legado de la generación histórica que fundó la Revolución cubana, el compañero Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, pronunció su primer discurso.


Su primera intervención comenzó con un reconocimiento al liderazgo del General de Ejército Raúl Castro, quien fue el candidato con más votos en estas elecciones generales vividas por el país, así como también estuvo entre los de mayores cantidades de votos los Comandantes de la Revolución, «quienes al estar en esta sala nos dan la oportunidad de abrazar la historia», destacó.


Igualmente hizo referencia a «los oscuros intentos por destruirnos» de quienes no han podido destruir «el templo de nuestra fe».


Con esta legislatura —destacó— culmina el proceso eleccionario de los últimos meses que el pueblo ha llevado a cabo consciente de su importancia histórica. El pueblo ha elegido a sus representantes atendiendo a su capacidad para representar a las localidades, sin que mediara una campaña, sin corrupción ni demagogia. Los ciudadanos han distinguido a personas humildes, trabajadoras y modestas, como sus genuinos representantes, los cuales participarán en la aprobación e implementación de las políticas aprobadas.


En su opinión, «este proceso ha contribuido a la consolidación de la unidad en Cuba».


Sobre las expectativas que pudiera tener el pueblo sobre este gobierno, destacó que el nuevo Consejo de Estado debe continuar «actuando, creando y trabajando sin descanso, en vínculo permanente con su gente noble».


También añadió que, si alguien quisiera ver a Cuba en toda su composición, bastaría que viera nuestra Asamblea Nacional, con todas las mujeres que ocupan cargos decisivos en el estado y el gobierno. Sin embargo, alertó, no importa tanto cuánto nos parecemos al país que somos, como el compromiso que contraemos con el presente y el futuro de Cuba. El Consejo de Estado y de Ministros tiene su razón de ser en el vínculo permanente con la población.


LA BANDERA DE LA REVOLUCIÓN PASA A MANOS DE LOS PINOS NUEVOS


Díaz-Canel señaló cómo durante la clausura del Congreso del Partido el General de Ejército dejó claro que su generación entregaría a los pinos nuevos las banderas de la Revolución y el Socialismo lo cual significa —entre muchas razones— que el mandato dado por el pueblo a esta legislatura es crucial y que debemos perfeccionar nuestra labor en todos los ámbitos de la vida de la nación.


«Asumo la responsabilidad con la convicción de que todos los revolucionarios, desde cualquier trinchera, seremos fieles a Fidel y a Raúl, líder actual del proceso revolucionario», destacó el nuevo Presidente de Cuba.


Acto seguido resaltó que los hombres y mujeres que forjaron la revolución «nos dan las claves de una nueva hermandad que nos transforma en compañeros y compañeras» y destacó, como otro logro heredado, la unidad que se ha hecho invulnerable en el seno de nuestro partido, que no nació de la fragmentación de otros, sino de quienes se proponían lograr un mejor país.


Por eso, dijo, «Raúl se mantiene al frente de la vanguardia política. Él sigue siendo nuestro Primer Secretario como el referente que es para la causa revolucionaria, enseñando y siempre presto a enfrentando al imperialismo, como el primero, con su fusil a la hora del combate».


De la obra revolucionaria y política del General de Ejércitó destacó su legado de resistencia y en la búsqueda del perfeccionamiento de la nación. «Al dolor humano, antepuso el sentido del deber», comentó en referencia a la pérdida física del Comandante en Jefe Fidel Castro el 25 de noviembre de 2016.


Asimismo, destacó de Raúl su dimensión de estadista, formando consenso nacional y la manera en que liderado el proceso de implementación de los lineamientos. Igualmente destacó cómo había hecho realidad el regreso de los Cinco héroes, tan anunciado por Fidel.


 Ha signado con espíritu propio las relaciones internacionales: dirigió las relaciones diplomáticas con EE.UU., lideró la presidencia protémpore de la CELAC, el proceso de Cuba como garante para la paz en Colombia, y ha estado en todos los diálogos regionales y hemisféricos resaltando las razones de nuestra américa. Ese es el Raúl que conocemos, dijo Díaz-Canel.


Y recordó al pueblo cuando el General de Ejército, siendo muy joven, participó en la expedición del Granma, emprendió la lucha en la Sierra Maestra, fue ascendido a Comandante, y desarrolló experiencias de gobierno que serían aplicadas en el país tras el triunfo revolucionario.


SOBRE EL NUEVO MANDATO


Conozco de las preocupaciones y las expectativas de un momento como este, pero sé de la fuerza y sabiduría del pueblo, el liderazgo de Partido, las ideas de Fidel, la presencia de Raúl y Machado, y conociendo el sentir popular, le afirmo a esta asamblea que el compañero Raúl, encabezará las decisiones para el presente y futuro de la nación, puntualizó Díaz. 


Ratifico que la política exterior cubana se mantendrá inalterable. Cuba no aceptará condicionamientos. Los cambios que sean necesarios los seguirá haciendo el pueblo cubano, agregó.


También reclamó el apoyo de todos los que ocupan responsabilidades de dirección a diferentes niveles en la nación, pero, sobre todo del pueblo. «Tendremos que ejercer una dirección cada vez más colectiva. Fortaleciendo la participación del pueblo», resumió.


No vengo a prometer nada, como jamás lo hizo lo Revolución en todos estos años. Vengo a cumplir el programa que nos hemos impuestos con los lineamientos del Socialismo y la Revolución, subrayó acerca de sus principales objetivos de trabajo.


Y en cuanto a los enemigos del proceso revolucionario, dijo: Aquí no hay espacio para una transición que desconozca o destruya la obra de la Revolución. Seguiremos adelante sin miedo y sin retrocesos; sin renunciar a nuestra soberanía, independencia, programas de desarrollo, e independencia.


«A quienes por ignorancia o mala fe dudan de nuestro compromiso, debemos decirles que la Revolución sigue y seguirá», aclaró pues «el mundo ha recibido el mensaje equivocado de que la revolución termina con sus guerrilleros».