Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Afíliate el Partido Comunista de España

Sección: Software y Conocimiento Libre

Título: Fundamentos ideológicos y efectos reales del modelo vigente de propiedad intelectual . Por Eduardo Melero Alonso- Enlace 1

Texto del artículo:

Fundamentos ideológicos y efectos reales del modelo vigente de propiedad intelectual
Por
Eduardo Melero Alonso Melero, profesor de la UAM, escrito desde una perspectiva anticapitalista.


Página 12 del número 181 de la revista Novática, de ATI, la Asociación de Técnicos de Informática.
Ver PDF de 5 páginas en ENLACE 1

Anticipo del texto:

monografía Las Licencias de Software Libre y su contexto


Eduardo Melero Alonso

Profesor asociado de Derecho Administra­tivo, Universidad Autónoma de Madrid

1. Introducción

El actual modelo de propiedad intelectual se basa en unos presupuestos ideológicos y en los efectos que tiene sobre la sociedad. Este artículo, que parte de la regulación legal vigente, plantea una visión crítica a estas dos cuestiones, con la finalidad de llevar a cabo una crítica profunda del modelo vigente de propiedad intelectual.

2. La propiedad intelectual como propiedad privada: marco consti­tucional

La legislación sobre propiedad intelectual atribuye al autor un derecho de propiedad privada sobre sus creaciones literarias, artís­ticas o científicas (art. 1 de la Ley de Propie­dad Intelectual1 , en adelante LPI). La pro­piedad intelectual es un tipo de propiedad privada. Su análisis ha de partir del artículo 33 de la Constitución Española (CE), que reconoce el derecho a la propiedad privada (art. 33.1) y señala que la función social delimitará el contenido de este derecho (art.

33.2 CE). La Constitución también garanti­za el contenido esencial del derecho de pro­piedad (art. 53.1 CE).

El derecho de propiedad tiene una doble vertiente. La dimensión subjetiva del dere­cho, compuesta por las facultades de goce (aprovechamiento, explotación o utilidad privada) y disposición (enajenación y trasla­ción) [1, p. 48]. Y su función social, que impone "un conjunto de deberes y obligacio­nes establecidos (?) en atención a valores o intereses de la colectividad"2 .

La función social forma parte del contenido esencial del derecho de propiedad, así lo ha reconocido expresamente el Tribunal Cons­titucional3 . La regulación legal de la propie­dad intelectual debe garantizar tanto la di­mensión subjetiva como la función social de este derecho.

3. La legislación sobre propiedad intelectual: principios generales

Paso a analizar la normativa de propiedad intelectual. Además de la legislación espa­ñola, hay que tener en cuenta la normativa aprobada por la Unión Europea y también varios tratados internacionales [véase la ta­bla 1]. Se trata de una legislación cuyo ám­bito de aplicación se ha globalizado. Esto significa que, dejando aparte las peculiari­dades propias de la normativa de cada Esta-



Fundamentos ideológicos y efectos reales del modelo vigente de propiedad intelectual



Eduardo Melero Alonso 2006. Este artículo está acogido a los términos de la licencia "Creative Commons Attribution-NonCommercial -NoDerivs 2.5 Spain",

Resumen: la legislación sobre propiedad intelectual atribuye a los autores un derecho de propiedad privada, que se concreta en los derechos morales y en los derechos patrimoniales. Este modelo se legitima en unos presupuestos ideológicos concretos y en los efectos que tiene sobre la sociedad. En este artículo se plantea una lectura crítica de la legislación de propiedad intelectual, de sus presupues­tos ideológicos y de sus efectos reales. Porque el conocimiento y la cultura se producen socialmente y la legislación sobre propiedad intelectual da lugar a la formación de monopolios que ejercen un enorme poder en el ámbito cultural.

Palabras clave: derechos de autor morales, derechos de autor patrimoniales, función social de la propiedad intelectual, legislación de propiedad intelectual, monopolios y oligopolios de propiedad inte­lectual, presupuestos ideológicos de la propiedad intelectual, producción social del conocimiento y la cultura.

Autor



Eduardo Melero Alonso es Profesor Asociado de Derecho Administrativo en la Universidad Autónoma de Madrid. Doctor en Derecho por la misma universidad en 2003. Sus líneas de investigación son: potestad normativa infralegal; fundamentos ideológicos del Derecho administrativo; defensa nacional y militarización social; y el marco jurídico de la apropiación privada del conocimiento. También es miem­bro del "Grupo de Estudios Críticos- La Undécima Tesis", es dentro de este colectivo donde desarrolla esta última línea de investigación. Ha publicado recientemente el libro La declaración de guerra en el ordenamiento jurídico español (Un mecanismo para el control jurídico de la participación del Estado español en conflictos armados), Dykinson, Madrid, 2006. Página web personal de docencia: .

do, los principios generales básicos de protec-protegidos legalmente por un determinado ción de la propiedad intelectual son los mis-plazo de tiempo, transcurrido el cual las mos en casi todo el planeta. creaciones pasan al dominio público y cual­

quiera puede utilizarlas libremente, siempre La propiedad intelectual atribuye al autor que respete la autoría y la integridad de la dos tipos de derechos subjetivos: los dere-obra (art. 41 LPI). En la actualidad, y en el chos morales y los derechos patrimoniales ámbito de la Unión Europea, este plazo (art. 2 LPI; art. 6.bis.1 Convenio de Berna4 ). permanece vigente durante la vida del autor Los derechos morales se refieren, básica-y pasados 70 años desde su muerte (Directi­mente, al derecho a reivindicar la paternidad va 93/98/CEE7 ; art. 26 LPI). de la obra y de oponerse a cualquier modifi­cación que perjudique la reputación u honor El cuadro de los derechos subjetivos termina del autor (art. 6.bis.1 Convenio de Berna5 ). con la situación de los trabajadores asalaria-Nuestra LPI establece que los derechos mo-dos. El trabajador que realiza una obra lite­rales se consideran irrenunciables e raria, artística o científica, debe ser conside­inalienables, es decir, el autor nunca puede rado autor a los efectos de la Ley de Propie­renunciar a ellos ni podrá cederlos a otras dad Intelectual. Por tanto, al trabajador le personas (art. 14 LPI). El derecho a exigir el corresponden, en principio, los derechos respeto a la paternidad de la obra y el dere-morales y patrimoniales que se derivan de su cho a la integridad se ejercen a perpetuidad, condición de autor [8 p. 842]. Todo esto, en incluso después del fallecimiento del autor. principio, ya que deben tenerse en cuenta las Los derechos patrimoniales tienen una con-reglas de cesión de los derechos de explota­sideración fundamentalmente económica. ción a favor del empresario contenidas en el Otorgan al autor un derecho exclusivo de art. 51 de la LPI. En primer lugar, se estará explotación. Permiten al autor buscar una a lo pactado en el contrato laboral (art. 51.1 rentabilidad económica de sus obras, lo que LPI). Si no se ha pactado nada expresamen­normalmente se produce cediendo a un in-te, "se presumirá que los derechos de explo­termediario los derechos de explotación6 . tación han sido cedidos en exclusiva" al em-Los derechos patrimoniales de autor son presario (art. 51.2). Esto significa que, en la





novática nº 181 mayo-juniol 2006 monografía

Las Licencias de Software Libre y su contexto monografía

La función social forma parte del contenido esencial del derecho de propiedad

??

Normativa internacional



-

Convenio de Berna para la protección de obras literarias y artísticas, revisado el París el 24 de julio de 1971.



-

Convención Universal sobre los Derechos de Autor, revisada en París el 24 de julio de 1971.



-

Convenio de 14 de julio de 1967 que establece la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).



-

Acuerdo por el que se establece la Organización Mundial del Comercio y acuerdos anejos (Anexo 1C: Acuerdo sobre los aspectos de los derechos de propiedad intelectual relacionados con el comercio), hechos en Marrakech el 15 de abril de 1994.



-

Tratado de la OMPI sobre Derecho de Autor, Conferencia Diplomática sobre ciertas cuestiones de derecho de autor y derechos conexos, Ginebra, de 2 a 20 de diciembre de 1996.







Normativa de la Unión Europea (selección)

-

Directiva 93/98/CEE del Consejo, de 29 de octubre de 1993, relativa a la armonización del plazo de protección del derecho de autor y de determinados derechos afines.



-

Directiva 2001/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001, relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información.



-

Directiva 2004/48/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al respeto de los derechos de propiedad intelectual.







Legislación española



-

Ley de Propiedad Intelectual (Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia).



-

Código Penal (Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal).





Tabla 1. Normativa más importante sobre propiedad intelectual.

práctica, los derechos de explotación que­dan en manos del empresario.

La función social de la propiedad privada se concreta en el sometimiento de ésta a varios límites. Estos límites se establecen única­mente sobre los derechos patrimoniales. Entre ellos se encuentran: el derecho a reali­zar una copia privada sin fines lucrativos (art. 31.2 LPI; aunque se encuentra someti­da a remuneración en virtud del art. 25 LPI), la cita (art. 32 LPI, art. 10 del Convenio de Berna), la libre reproducción y préstamo en determinadas instituciones (art. 37 LPI) y la parodia (art. 39 LPI).

Otros límites a la propiedad intelectual en nuestra Ley de Propiedad Intelectual son la copia para uso de invidentes sin finalidad lucrativa (art. 31 LPI); las informaciones y trabajos sobre temas de actualidad (arts. 33 y 35 LPI); las obras situadas en vías públicas (art. 35.2); los actos oficiales y ceremonias religiosas (art. 38 LPI). También debe in­cluirse entre los límites el plazo pasado el cual las obras pasan al dominio público, que es de 70 años desde la muerte del autor (art. 41 LPI).

De la regulación legal se deduce claramente la fuerte primacía de la vertiente subjetiva del derecho de propiedad intelectual frente a su función social.

4. Presupuestos ideológicos de la legislación sobre propiedad inte­lectual

Este modelo de derechos de autor se basa en unos determinados presupuestos ideológi­cos que legitiman la legislación sobre pro­piedad intelectual, para hacerla aparecer ante los ciudadanos y ciudadanas como justa. En primer lugar, la normativa sobre propiedad intelectual protege al autor, entendido como individuo aislado. Se toma, además, como modelo de autor a la persona natural, la persona de carne y hueso y no las personas jurídicas: empresas, sociedades, asociacio­nes,... (art. 5 LPI; arts. 3.1 y 7.1 del Convenio de Berna; art. IV.2.a) de la Convención Uni­versal sobre los Derechos de Autor8 ).

Se adopta así una perspectiva individualista. El conocimiento y la cultura se entienden como fruto del trabajo individual. El autor debe recibir una remuneración económica suficiente que actúa como estímulo para que las personas se dediquen a la investigación científica o a la creación artística.

En segundo lugar, se considera que el mer­cado es el instrumento óptimo para que se produzca una transmisión y distribución óptima de ese conocimiento. Legalmente no



monografía novática nº 181 mayo-junio 2006







monografía Las Licencias de Software Libre y su contexto


se garantiza el derecho de los autores a que se divulgue su obra. La difusión de las obras culturales queda sometida únicamente a las leyes del mercado capitalista.

El tercer presupuesto justifica que la propie­dad intelectual no supone una traba al desa­rrollo del conocimiento y la cultura. Las ideas, se señala, son libres, las ideas no son objeto de protección de los derechos de au­tor, lo único que se encuentra protegido son los soportes materiales en los que dichas ideas se plasman9 . La normativa sobre pro­piedad intelectual no impediría, desde este punto de vista, la libre utilización de las ideas.

El mecanismo fundamental para garantizar la protección de los creadores individuales consiste en la atribución de derechos de propiedad privada sobre las creaciones cul­turales. El derecho de propiedad privada se convierte en el mecanismo universal de pro­tección de los autores.

5. Necesidades materiales que ?presuntamente? promueve la le­gislación sobre propiedad inte­lectual

La propiedad intelectual se considera como un instrumento fundamental para garanti­zar la creación intelectual. Fomenta las in­versiones en innovación del conocimiento y de la cultura ya que asegura la rentabilidad de las inversiones. Además garantiza la au­tonomía y dignidad de los autores, prote­giendo sus intereses. Contribuye, en defini­tiva, a la difusión del conocimiento y la cultura. Así, se beneficia tanto a los autores como a la sociedad en su conjunto.

6. Críticas al modelo existente de legislación sobre propiedad inte­lectual desde una perspectiva social

6.1. Críticas sobre los presupuestos ideológicos

En el ámbito ideológico, la legislación sobre propiedad intelectual oculta el hecho de que el conocimiento y la cultura se producen socialmente10 . En la creación científica y cultural, hay que tener en cuenta dos dimen­siones: por un lado el papel de los autores individuales y, por otro, la consideración del conocimiento y la cultura como productos creados socialmente.

Podemos hablar de que el conocimiento y la cultura son un producto social en un doble sentido. En primer lugar, la producción del conocimiento y la cultura tiene como presu­puesto la producción de los medios indis­pensables para satisfacer las necesidades vitales esenciales, como comer, beber, ves­tirse y alojarse bajo techo11 . La producción de estos medios se lleva a cabo socialmente, a través de la suma del trabajo realizado por infinidad de personas. Por decirlo con otras palabras, para que ciertas personas se puedan dedicar a escribir libros, a componer música, a realizar pelícu­las, es necesario que otras personas cultiven alimentos, confeccionen ropa, transporten estos productos, construyan viviendas, ?

En un segundo sentido, hay que tener en cuenta que la producción del conocimiento y la cultura se basan en el conocimiento y la cultura pasada y presente. El conocimiento y la cultura son fruto del trabajo realizado por la humanidad a lo largo de la historia. El lenguaje, el número, las notas musicales, las fórmulas matemáticas, los conceptos cientí­ficos, los ideales artísticos, etc., son logros de la humanidad en su conjunto, son trabajo humano socialmente acumulado. Los auto­res individuales no surgen de la nada, no crean en el vacío, sino que utilizan unas determinadas técnicas y formas artísticas, emplean unos tipos de instrumentos o de aparatos científicos, forman parte de unas determinadas tradiciones culturales y cientí­ficas. Todos estos elementos son obra del trabajo acumulado de la humanidad, son bienes culturales producidos socialmente. Sin esta base de trabajo acumulado sería imposible la labor de los autores individua­les. Y también es imposible sin los bienes culturales que se producen en la actualidad por distintas personas.

El conocimiento y la cultura se producen socialmente y, sin embargo, nos los repre­sentamos a nosotros mismos como un pro­ducto individual. Ello sucede, entre otras razones, porque la legislación sobre propie­dad intelectual pone el énfasis en su dimen­sión individual. El modelo del autor indivi­dual se utiliza para justificar la atribución de un derecho de propiedad privada y para adoptar medidas concretas, como la amplia­ción de la duración de los derechos de au­tor12 . Cumple así una función ideológica, de creación de hegemonía, ya que el actual modelo de propiedad intelectual es asumido como justo por los ciudadanos.

6.2. Críticas acerca de los efectos de la legislación de propiedad intelec­tual sobre la base material de la so­ciedad

Pasando al plano de los efectos que tiene la LPI sobre la base social, hay que tener en cuenta, en primer lugar, que la normativa sobre propiedad intelectual se aplica en un sistema económico capitalista. Un sistema que transforma el conocimiento y la cultura en una mercancía más. La legislación sobre propiedad intelectual sólo garantiza la libre circulación del conocimiento a cambio de una contraprestación económica.

Convertir el conocimiento en mercancía su­pone que sólo puede acceder a él quien pueda pagar su precio. El mercado capitalis­ta no es una institución eficiente, ni distribu­ye los bienes equitativamente, sino que su tendencia es favorecer a quien más recursos económicos tiene, a quien más puede pagar por ellos13 . De esta manera se establecen barreras al acceso a los bienes culturales o, al menos, al acceso a determinados bienes cul­turales.

Por otra parte, debería tenerse en cuenta que la gran mayoría de bienes culturales pierde su valor comercial rápidamente, es decir, no resulta económicamente rentable su explo­tación comercial a los pocos años de que se pongan en el mercado. Se trata de libros, canciones, películas, que no se vuelven a editar. La legislación sobre propiedad inte­lectual, sin embargo, protege a todos estos bienes hasta 70 años después de la muerte de su autor. De este modo se impide la libre circulación de bienes culturales que no tie­nen ningún tipo de rentabilidad económi­

14

ca.

A este efecto mercantilizador se suma el escaso contenido de la función social de la propiedad intelectual, que se pone de mani­fiesto, en primer lugar, con el elevado plazo de tiempo que ha de transcurrir para que las creaciones individuales pasen al dominio público: 70 años desde la muerte del autor. El plazo medio de protección de la propie­dad intelectual se sitúa por encima de los 100 años. Por otra parte, las excepciones que permiten un uso libre son pocas. Además, se establece la obligación de pagar por las co­pias privadas, aspecto que se ha desarrolla­do con el establecimiento de cánones sobre los equipos o aparatos de reproducción de libros, fonogramas y videogramas, así como sobre los materiales de reproducción sono­ra, visual o audiovisual (art. 25.5 LPI); cá­nones que se pagan aunque esos equipos y materiales de reproducción se vayan a em­plear para copiar contenidos no protegidos por la ley de propiedad intelectual.

También se puede mencionar el debate so­bre si los préstamos en bibliotecas públicas deberían estar o no sometidos a un canon. Con todas estas medidas se reduce la fun­ción social de la legislación sobre propiedad intelectual y se pone de manifiesto que el contenido de esta función social se encuen­tra amenazado.

La crítica más importante que se puede ha­cer a la legislación sobre propiedad intelec­tual es que su efecto fundamental es crear monopolios, al atribuir derechos de explota­ción en exclusiva. Derechos de explotación en exclusiva que, por lo general, quedan en manos de los intermediarios, no de los crea­dores individuales, ya que éstos tienen que cederlos, tanto para asegurarse la subsisten­cia como para que sus obras se difundan.

Las empresas intermediarias obtienen con los derechos de explotación en exclusiva una importantísima ventaja frente a otras empre­sas de la competencia. Los derechos exclusi­vos de explotación suponen la creación de un





novática nº 181 mayo-juniol 2006 monografía

Las Licencias de Software Libre y su contexto monografía


La legislación sobre propiedad inte­lectual toma como coartada el mo­



delo del autor individual pero bene­ficia, sobre todo, a los grandes gru­? pos mediáticos y de comunicación

?

monopolio sobre un determinado producto científico o cultural, monopolio que tiene un origen únicamente legal. De este modo se refuerza la tendencia del capitalismo a la formación de mercados oligopólicos.

Se están produciendo concentraciones de capital en un doble sentido. Se produce, por un lado, una concentración horizontal, ya que muy pocas empresas intermediarias con­trolan la mayor parte del negocio. Empresas multinacionales que son las mismas en cual­quier parte del mundo. Por ejemplo, las cinco grandes compañías discográficas en EE.UU.: Universal, BMG, Sony, Warner y EMI, son las cinco grandes en Europa.

Al mismo tiempo, se produce una concen­tración vertical, que afecta al conjunto del proceso económico, es decir, a la produc­ción, circulación y consumo de los bienes culturales. Un mismo grupo controla todas estas fases del proceso económico en rela­ción con sus productos. Toda la cadena de oligopolios verticales se articula, en buena medida, en torno al monopolio sobre los contenidos, es decir, en los derechos de ex­plotación en exclusiva que garantiza la pro­piedad intelectual.

La existencia de estos monopolios jurídicos (empresas oligopólicas en realidad) rompe en la práctica el discurso de la libre compe­tencia y la libre circulación. Se producen quiebras a la libre transmisión del conoci­miento y de la cultura.

La legislación sobre propiedad intelectual toma como coartada el modelo del autor individual. Sin embargo, esta legislación beneficia, sobre todo, a los grandes grupos mediáticos y de comunicación. Estas gran­des empresas obtienen jurídicamente un re­fuerzo a su posición privilegiada en el mer­cado; favoreciendo de este modo la concen­tración de capital.

Esta concentración implica que los grandes grupos mediáticos ejercen un poder privado con gran trascendencia pública: tienen el poder de influir enormemente sobre qué lee­remos, qué escucharemos, qué películas ve­remos. Ejercen, en gran medida, un control sobre las ideas.

Éste es un poder claramente político: contri­buye enormemente a definir cuáles son las cuestiones que se discuten por la opinión pública. Afecta por tanto al ejercicio de dere­chos fundamentales de las personas como son la libertad ideológica y la libertad de expresión (artículos 16 y 20 de la Constitu­ción).

7. Conclusiones y propuestas

El contexto en el que hay que situar la legis­lación sobre propiedad intelectual es el siste­ma económico capitalista. Un sistema en el cual la producción se realiza con base en un principio colectivo, mientras que el principio que rige la apropiación del producto social es privatista.

La legislación sobre propiedad intelectual es totalmente coherente con este contexto, ya que garantiza la apropiación privada del conocimiento y la cultura producidos social­mente. Es además una pieza fundamental en el desarrollo del capitalismo, debido a la creciente importancia que ha adquirido la propiedad intelectual en él15 .

Desde una perspectiva social debería cuestionarse, en primer lugar, la atribución de un derecho de propiedad privada a los autores. Esto resulta incuestionable dentro de un sistema capitalista. En la práctica, el ejercicio efectivo de los derechos patrimo­niales de la propiedad intelectual queda en manos de los intermediarios, mientras que los autores sólo reciben una contraprestación económica. Se trataría entonces de asegu­rarles una compensación económica, a tra­vés de otros mecanismos, como puede ser la renta universal [7 pp. 127-128].

Una segunda crítica, se refiere a la larga duración del plazo de protección de los dere­chos de explotación, más de un siglo desde la creación de las obras. Cien años, en una sociedad tan cambiante como la actual re­sulta excesivo. Considero que dicho plazo debería reducirse drásticamente.

Este plazo supone una eternidad cuando las obras dejan de ser explotadas económica­mente. Pensemos en los libros, discos o películas que no vuelven a editarse. En estos casos debería establecerse un plazo muchí­simo más breve para que tales obras pasaran al dominio público. La función social de la propiedad intelectual justificaría la reduc­ción del plazo de protección de los derechos patrimoniales. Así, la Ley de Propiedad Inte­lectual podría establecer que toda obra que deje de editarse o publicarse durante 10 o incluso 5 años, pasará al dominio público. Como la digitalización de la información tiende a reducir a cero los costes de repro­ducción y distribución de los bienes cultura­les, una medida de este tipo permitiría la rápida difusión de estos contenidos a través de Internet.

Agradecimientos

Este artículo ha sido posible gracias a las discu­siones mantenidas dentro del "Grupo de Estudios Críticos ? La Undécima Tesis".





monografía novática nº 181 mayo-junio 2006










Artículo de www.profesionalespcm.org insertado por: El administrador web - Fecha: 06/01/2010 - Modificar

Comparte el artículo en las REDES SOCIALES: delicious Delicious | meneame Meneame | facebook Facebook | twitter Twitter | Technorati | barrapuntoBarrapunto
Próximamente disponible también para * Digg * Google Bookmarks* Wikio * Bitacoras.com * Reddit * * RSS * Technorati * Tuenti
Accedido o leido aproximadamente 2469 veces desde 06/01/2010
Hilo de Alberto Garzón en Twitter sobre clientelismo corrupto Banco Santander con jueces, políticos y empresarios
Ayuda a financiar las campañas electorales de IU para 2019 suscribiendo un microcrédito
#BoycottEurovision2019 Firma para pedir que Eurovisión 2019 no se celebre en Israel

Sitio Web del Núcleo de Profesionales y Técnicos del Partido Comunista de Madrid PCM/PCE- http://www.profesionalespcm.org 
Actualizado a 22/01/19
Los comentarios y colaboraciones son bienvenidos
(comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org): Carta a comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org
Envíanos tu colaboración, o comentarios vía formulario.
¡¡AFÍLIATE EL PARTIDO COMUNISTA DE MADRID - PCE
!

BÚSQUEDAS en este sitio web
AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAgregador RSS de noticias y contenidos - Aquí OTRA VERSIÓN DEL AGREGADOR RSS XML  AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content Feeds

IMPRIMIR Imprimir ESTA PAGINA (sólo si es imprescindible)  

Secciones: 
    [11-M Terror y Manipulación]  [15M, Unid@s Podemos, mareas, unidad popular, PAH]  [Acta Moderna]  [África]  [Anarquismo]  [Antiglobalización]  [Antivirus, Seguridad Informática]  [Archivo Sonoro, música y vídeo]  [Argentina]  [Bibliografía/Citas]  [Brasil]  [CC.OO.]  [CGT]  [Chile]  [China, R.P.]  [Ciencia]  [Cine]  [Colombia]  [Congresos]  [Contactos]  [Convenios Colectivos]  [Convocatorias]  [Convocatorias defensa FERROCARRIL]  [Correo recibido]  [CORRUPCIÓN, puertas giratorias,impuestos, transparencia]  [Cuba Socialista]  [Documentos militante IU/ PCE]  [Documentos, opinión, debate]  [Ecologismo, Movilidad y Soberanía Alimentaria]  [Economía]  [El Problema Español]  [Empleo (ofertas)]  [Enlaces]  [Esperanto]  [Estados Unidos de América]  [Europa]  [FIRMAS DE APOYO A MANIFIESTOS]  [Formación / Educación]  [Foro/Lista de Correo]  [Fotografías]  [Huelga General]  [Humor]  [Infancia / Juventud]  [Legislación]  [Literatura y otras Artes]  [Marxismo]  [Memoria Histórica]  [México]  [Movimiento Obrero/Mundo del Trabajo]  [Mujer / Feminismo]  [Mundo Insurgente]  [No Fumar /Derecho Fumadores Pasivos]  [Organigrama]  [Palestina]  [Plan de Trabajo]  [Prensa / Medios comunicación]  [Profesionales y Comunistas]  [República Española, La Tercera y Socialista]  [Resoluciones]  [Rusia, URSS, Centenario Revolución Soviética]  [Sáhara Occidental]  [Salud]  [Sexualidad y mundo gay]  [SIDA]  [Software y Conocimiento Libre]  [Venezuela Bolivariana]  [Yugoslavia y la autogestión socialista]
Volver a la página principal de www.profesionalespcm.org

Volver a la página de inicio
Código QR para dispositivos móviles:


Novedades

     ¡ PINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES PINCHA AQUÍ PARA LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADESPINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES

PCE - IU - Construyendo Unidad Popular:

Página principal de www.profesionalespcm.orgINCLUYE EL BANNER EN TU SITIO WEB   PCE
Recomendado reproducir material citando su procedencia. Esta publicación es copyleft. Puede ser copiada sin ninguna restricción siempre que se mantenga esta nota. Apostamos por una Internet para todos y por el Software Libre EL NÚCLEO DE PROFESIONALES Y TÉCNICOS DEL PCM SE IDENTIFICA Y HACE RESPONSABLE EXCLUSIVAMENTE DE LOS TEXTOS INCLUIDOS EN ESTE SITIO WEB, QUE FIRME COMO RESOLUCIONES O COMUNICADOS DE LA MISMA. Todos los datos públicos de este sitio web están tomados de la Red o enviados por sus creadores, su único fin es divulgar la noticia, nunca apropiarse de textos y fotos, Siempre publicamos  la fuente cuando es conocida



Blog de debate NEURONASROJAS.profesionalespcm.org

Muro en Facebook NEURONASROJAS de profesionalespcm.org


Canal en YouTube de profesionalespcm.org

Sitio desnuclearizado, camapaña de Ecologistas en Acción
Sitio desnuclearizado, campaña de Ecologistas en Acción


NO PAGUES LA CRISIS

Declaración del PCE sobre ataque a Siria -
NO A LA GUERRA
La agresión militar lanzada contra Siria por EE.UU., Gran Bretaña y Francia abre un escenario de extrema gravedad ante el que el mundo debe responder

NO AL CANON DE CDs DE LA SGAE
NO A LAS PATENTES DE SOFTWARE

No acepto ser fumador pasivoEl humo ambiental del tabaco mata. No fumes en lugares comunes
GRACIAS POR NO FUMAR EN LUGARES COMUNES
EL COCHE DEVORA A TU CUIDAD, TU PLANETA Y TUS AMIGOS, APARCA EL COCHE PARA SIEMPREAPÁRCALO PARA SIEMPRE