Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Afíliate el Partido Comunista de España

Secciones: Documentos, opinión, debate -  Mundo Insurgente -  China, R.P.

Título: Sobre Tíbet y el sentimiento nacional chino, por Petronivs Arbiter

Texto del artículo:

Sobre Tíbet y el sentimiento nacional chino.
La represión china en Tíbet en vísperas de los Juegos Olímpicos de Pekín ha llamado la atención sobre un problema, que siendo sin duda serio, es muy inferior en gravedad a los horrores en Iraq en nuestros días, por ejemplo.
En un caso, una potencia reprime población sobre la que tiene soberanía en general reconocida en previsión de una rebelión política, posiblemente, hasta a cientos de miles de súbditos, lo que conllevará asesinatos y detenciones arbitrarias en una escala de millares a decenas de millares.
En el otro, una potencia invade un país so pretexto de liberarles de un tirano que planea una guerra de porte, desencadena una guerra civil perfectamente real, hunde la producción y provoca la muerte, solo por hambre y enfermedad, en una escala de centenares de millares.
Sostengo que no es defendible desde una perspectiva moral ninguna forma de represión o violencia en ningún caso, que el hambre y la condena al atraso son formas de violencia, y que las excusas para practicar esas violencias desde los poderes del mundo son exactamente eso: excusas para esconder el verdadero motivo, que no es otro que la conservación del Poder y el engrandecimiento de su eficacia. La contradicción entre Poder y Moralidad existe, pero como me tildo de realista (pobre de mí), prefiero dejar los juicios morales en segundo plano cuando intento comprender un fenómeno, dándoles toda su importancia cuando trato de pergeñar una propuesta. Paso pues a una pobre exposición sobre la situación en general y sus expectativas, pues en el tema tratado, entiendo que hacer una propuesta es ridículo. Ya es por mi parte una vanidad intentar ofrecer una explicación, en la medida de mis conocimientos, al lector curioso. Sin más preámbulos, espero que te aproveche cuanto viene.

Desde el viejo, viejo mundo…
La expansión del budismo en China es un tema de gran interés, especialmente el papel de los monasterios. Mas tratar esto me obligaría a una exposición larga que, entiendo, no procede aquí y ahora. Baste señalar que el papel de los monjes como aparato paraestatal al servicio del Imperio Chino que protege sus intereses fue útil en la vertebración de la sociedad en varias formas, como la colonización de las áreas de montaña, no siendo desdeñable su utilidad en la vida urbana para apartar a nobles y generales, por la vía del misticismo, del influjo de los mandarines y de la filosofía tradicional confuciana. Es natural, pues el budismo ofrece un vínculo entre Hombre y Dios que no tiene nada que envidiar al mismísimo catolicismo, pero el confucionismo es, si cabe, aun más soso y seco que el islam sunní.
Los letrados confucianos componían el grueso de los agentes estatales, que ante la pasión que desataba el misticismo budista en las masas, y hasta entre los parientes de los emperadores, sentían hacia los monjes un odio de grueso calibre, pues se sentían ninguneados precisamente en la cúspide de la sociedad que vertebraban, remarcándose su papel de simples agentes, no colaboradores, del Gobernante. Ilustro esto con un cuento famoso.
Un censor, funcionario obligado a decir la verdad al Emperador, se escandalizó ante la visión de un militar que al paso de un palanquín que portaba una muela del Buda se cortaba un brazo con su espada, y la noticia de que una hermana del Emperador se metía a monja le llevó a elevar una memoria recomendando acompañar a los monjes budistas a la frontera de la India, colmarles de regalos y no permitir que volviesen a entrar. Se ofreció el censor a quemar personalmente hasta la última muela (ya las había a montones, menuda boca tenía el indio), asumiendo así que la ira del cielo cayese sobre su sola cabeza. El Emperador cedió a los ruegos de los demás funcionarios, de manera que el censor no perdió la cabeza… y tan solo fue enviado a reeducarse en la frontera de Manchuria. De casta le viene al galgo.
El cuento termina diciendo que tuvo el censor noticia de una inminente rebelión militar en la zona donde él estaba exilado. Acudió en busca de los suboficiales, explicándoles que si marchaban con su general hacia la capital, no solo los bárbaros invadirían el Imperio, sino que los generales de otros ejércitos seguirían su ejemplo. La aventura que iban a emprender tenía riesgos ciertos y poca expectativa de ganancia. Un soldado alabó así el consejo del censor: “Son palabras prudentes las de un hombre resuelto. Quien desea quemar las muelas de Buda no vacilará en cortar las cabezas de los pobres soldados”.
Pero el rasgo más interesante del budismo es su empleo en la vertebración de los "estados" de frontera, tributarios en general del Imperio Chino, como toda Indochina. Notemos que la influencia de los lamas budistas era grande entre los turcos en tiempo del califato abbasí, y que alcanzaba en el siglo XVIII a los tártaros afincados en el Imperio Ruso.
Sikkim es actualmente un estado de la Unión India, pero que fue un reino independiente, como Nepal o Bután, hasta entrados los 70. Tíbet es otro resto de este viejo orden de las estepas que se extienden a los pies del Himalaya, de sus valles de montaña y de cuanto sobrevivió al influjo musulmán tras las invasiones de la India a partir de los Gaznavíes. Un resultado de oleadas de migración durante milenios, que se nos revelan en la competición entre budismo e islamismo por ver que ideocracia era más ventajosa para la génesis del estado y la paralización o al menos administración de las migraciones que lo posibilitasen.

Tiempos modernos.
Los chinos hicieron efectiva la soberanía de Pekín sobre Tíbet en 1950, en el curso de las operaciones contra los últimos remanentes del Kuomintang que se concentraban en el sur, especialmente en las fronteras con Vietnam, Laos y Birmania. Nadie consideró que el asunto tuviese algo de extraordinario. Es cierto que los hindúes, recién independizados del Imperio Británico, torcieron el gesto como si no les gustase el guiso pues les parecía que un Tíbet independiente iría mejor a sus intereses, y quien sabe si algún día no acabaría siendo parte de la Unión India, pero tenían demasiadas preocupaciones como para hacer tonterías por aquel pedazo de territorio subdesarrollado que aun hoy cuenta con solo unos seis millones de habitantes. Muy ocupados con su propio conflicto con los paquistaníes y bangladesíes, pues Bangla Desh fue parte de Paquistán hasta los años 70, las relaciones entre China e India fueron más que cordiales durante los años 50.
Los gobiernos de ambos países cooperaban en la creación de un entorno de relaciones internacionales favorable a sus intereses, que se expresó en los famosos cinco principios (pancha - sila) que inspiraron el Movimiento de No Alineados. Recordemos que Tito, Sukarno o Nasser zascandileaban con el asunto tanto como el gobierno chino o el del pandit Nehru.
Las razones del cambio en las relaciones chino hindúes no tienen mucho que ver con conjuras internacionales, conspiraciones de imperialistas ni nada por el estilo. Es frecuente presentar la historia como producto de una reunión en un despacho del pentágono. La creencia de que los propios norteamericanos tiraron las Torres Gemelas es el mejor ejemplo. Cuando aquello ocurrió, confieso que pensé en esa posibilidad, aunque rápida vino a mi mente la increíble imagen de Nerón tocando la lira en Quo Vadis. Hasta en eso se parecía el ataque a Nueva York al famoso incendio de Roma: “la Prostituta que se extiende sobre los mares y comercia (fornica) con los reyes de la tierra…” profetiza el Apocalipsis, “…ha de ser quemada”. Por verdadero que sea que los norteamericanos apoyasen a los tibetanos en el exilio entre 1956 y 1969, fecha esta última en que se vislumbraba la restauración de las relaciones chino estadounidenses como cosa cierta, este no es el factor de más importancia ni en las causas ni en el desarrollo del conflicto ni siquiera por aquellos años. En todo caso, la clave habrá que buscarla en las razones por las que la India apoya a un gobierno tibetano en el exilio con recursos propios o estadounidenses. Veamos que las cosas debieron suceder por otras causas, tal vez menos sencillas de exponer, pero más sustanciosas en su fundamento.
La Unión India, en el momento en que sus relaciones con China se hicieron malas (pero que muy malas) era aliada militar... de la Unión Soviética. Por ahí es por donde van los tiros del problema de Tíbet, ya que el país que sí tenía unas relaciones decentes con China era, ni más ni menos que Paquistán, que estaba al borde de la guerra con India por el asunto de Cachemira.

Motivos para un lío estupendo.
Las razones de Mao para una política que llevaba a la confrontación con India están enlazadas con las que le llevaron a la confrontación con la URSS. Se trataba de una consecuencia lateral, que asumió. Mao sabía, como lo aprendió Stalin antes que él, que Socialismo y Estado son contradictorios. Sustentar el Estado en una relación de producción que no permite la promoción social indefinida de quienes gobiernan es un problema particularmente peliagudo. A propósito, esto es algo de lo que a mi juicio eran conscientes incluso nuestros fundadores, de ahí su presentación de la Dictadura del Proletariado como régimen de emergencia que persigue la extinción del Estado, y la preocupación por el problema de la Revolución Permanente.
La búsqueda de esa compatibilidad entre Estado y Socialismo exigía la Revolución Permanente que impidiese la formación de unas clases dominantes con lugar seguro, de suerte que el Estado habría de constituirse sobre un patrón de corte monárquico, de lo que resultó la exaltación de Mao y Stalin, reflejada en el culto a la personalidad.
Recordemos los preparativos de El Gran Salto Adelante, tras los éxitos del Primer Plan Quinquenal chino, y las tablas con las que se consiguió cerrar la Guerra de Corea.
En el plano exterior, Mao organizó, ostensiblemente en respuesta a la intervención imperialista en Iraq (tropas angloamericanas derrocaron un régimen nacionalista de corte nasseriano que había derribado la monarquía de los Hachem) el bombardeo de Qemoy y Matsu por la artillería del ELP, durante días y noches ininterrumpidas. Tratábanse de unas islas en las costas de Fujien bajo control del Kuomintang, y a los ojos de Chiang y de Eisenhower aquello podía representar el preludio de la invasión de Taiwán. Se cuenta que Gromiko acudió a China para exponer la preocupación soviética por aquel hecho de armas realizado sin su conocimiento, expresando el temor de que ello llevase a una conflagración general con Estados Unidos. Fue entonces cuando Mao endiñó al ruso el famoso cuento de que la Tierra no es más que una insignificante brizna en la inmensidad del Universo. Pero Mao no estaba loco, no…
Observemos que El Gran Salto Adelante se proponía superar en prestigios a la propia URSS realizando en China el Comunismo antes que en ningún lugar. Para evitar la pérdida de control político del proceso, Mao y sus leales planearon la teselación del país en miles de comunas, de suerte que la vertebración ministerial a través de los gobiernos provinciales quedase menoscabada… El control del Plan nuevo pasaría por la sola mano del Partido, pues los ministerios estaban llenos de hombres técnicos y políticos absolutamente encantados con los resultados que el Primer Plan arrojó pese al gasto de la guerra en Corea, de manera que habíanse tornado en pro soviéticos a los ojos de Mao. “¡Más vale rojo que experto!” será la consigna de El Gran Salto. Un objetivo principal de esta estrategia era obligar a los soviéticos a contar con China como un igual. Otro, evitar que los técnicos y los políticos asociados a su visión se elevasen a la preeminencia. Como comentario, la competición inducida en el seno del Partido, pieza necesaria del control político en este esquema, dio al traste con el Plan. Fabricar acero en hornos muy cucos en las aldeas o hacer comer a los campesinos colectivamente eran síntomas de esa competición ¿Qué mejor manera de hacer méritos en la carrera dentro del Partido que la profesión de fe demostrada por hacer comer a los campesinos colectivamente? ¡Más vale rojo que experto!
Unas relaciones con la URSS demasiado buenas hubiesen significado el refuerzo de la facción tecnocrática de Liu Shaoqi y Deng Xiaoping, con quienes Chu Enlai estaba de acuerdo hasta que Mao le convenció, hasta el punto de persuadirle para la autocrítica. Desde el lanzamiento de El Gran Salto Adelante hasta el fracaso de La Gran Revolución Cultural Proletaria, la justificación de los intentos de industrialización china de suerte que la independencia nacional quedase garantizada y no se constituyese una oligarquía fuerte descansaron en grandes movilizaciones de masas en relación con el peligro de fiscalización extranjera, que China sufrió por un siglo largo. Amén de ello, las intervenciones en apoyo de Corea y Vietnam, no solo aportaron esa movilización de cara a los planes internos. Se puede decir que fueron las intervenciones chinas las que expandieron el campo socialista en los últimos años de Stalin, y después de su muerte ¡¿Cómo no iba Mao a sentir que su país era moralmente superior a los “revisionistas” moscovitas, y merecedor de ser tenido en cuenta como un “igual”?! Pero claro, Krushev ya había proclamado la “coexistencia pacífica”, pues tras la muerte de Stalin el país estaba muy necesitado de reducir sus gastos militares y modificar su estrategia frente a Estados Unidos mediante el apoyo al movimiento de No Alineados de que da cuenta la construcción de Assuan. Eso reducía el valor de China en el cuadro general soviético.
Tanto en lo interior como en lo exterior, en ambas naciones, todo empujaba a la confrontación.
China solo podía aceptar la preeminencia de la URSS a cambio de la concesión de una disuasión nuclear suficiente e independiente, que incluyese la defensa aérea, la capacidad de lanzamiento, electrónica y de alerta... pues la bomba de nada sirve si no puede detonarse donde y cuando es preciso, ni emplearse antes de que sea destruida por un ataque preventivo. Esa es la razón del abrumador tamaño de los arsenales nucleares de las superpotencias.
Pero los soviéticos no podían condicionar sus intereses, su política exterior toda, a los de China, y entregar a Pekín un arsenal nuclear de porte era poner en sus manos su política exterior en el asunto más importante, que eran las relaciones con Estados Unidos. A cambio del apoyo al desarrollo de su propio poder nuclear, Moscú pedía ciertas contraprestaciones que a sus ojos eran más que razonables, como por ejemplo instalaciones militares conjuntas y una flota submarina conjunta en el Pacífico, con vistas a superar las limitaciones impuestas por la escasez de puertos a la estrategia naval soviética... nada que los estadounidenses no propusiesen y obtuviesen de sus aliados europeos. Los chinos se negaron. Temían caer bajo el patronazgo soviético (una oficialidad combinada en una flota es un regalo envenenado para la soberanía nacional de la potencia más débil), y eso es lo que subyace a la consigna de El Gran Salto Adelante: “Es más importante ser rojo que experto” a la que Deng respondió, años después “No importa si el gato es blanco o negro, sino que cace ratones”.
Por las mismas razones que Stalin y Tito acabaron enfrentados, Krushev y Mao también.
Tito y sus soldados no se tiraron años de guerra contra italianos, alemanes y Mijailovic para acabar bajo el patronazgo soviético. La URSS no podía sujetar su política exterior a las aspiraciones yugoslavas, la unión con Bulgaria y la anexión de Albania y la Macedonia griega: proyecto de Federación Balcánica. Si concedía a Tito tales ventajas ¿Qué relaciones serían posibles con Rumanía, Hungría o Polonia? Pese a que Stalin dio a Tito todas las muestras de consideración posibles, como una notable asistencia, dados los recursos disponibles, al Primer Plan Yugoslavo, así como otorgar a Belgrado la sede permanente del Cominform, la ruptura era inevitable. La prueba la dio la petición de alojamiento de unidades soviéticas en suelo yugoslavo ante el conflicto desencadenado por la creación unilateral de un estado alemán a partir de las zonas de ocupación occidentales, que llevó al famoso bloqueo de Berlín en 1948. Tito se negó, y eso que Stalin jugó fuerte, como se pudo ver en que los mariscales soviéticos celebrasen anualmente la liberación de Belgrado por su ejército, lo que constituía un mensaje claramente amenazador por sus implicaciones.
Esto fue lo que hundió de veras a los comunistas griegos. Sucedió que bastó a los estadounidenses, que habían relevado a los británicos, controlar Tesalónica y la franja que se extiende al este de ese puerto hasta la frontera con Turquía para impedir todo suministro soviético. De otra parte, la aceptación real o ficticia, pero universalmente creída, de la entrega de Macedonia a la Federación Balcánica a cambio de su ayuda dejó muy malparada la posición de los comunistas griegos ya antes de la ruptura entre Moscú y Belgrado ¿A santo de qué iba Stalin a abandonar a los comunistas griegos por lo pactado en Yalta si estaba bloqueando Berlín? ¿Cómo no iba a reforzar el control soviético en Europa Oriental si los occidentales habían creado unilateralmente un estado alemán que, a todas luces, no sería neutral como Austria? Stalin era muchas cosas, pero no imbécil.
Similarmente, Krushev trató de otorgar a los comunistas chinos un papel destacado en las relaciones entre los países socialistas. Son conocidas las muestras de consideración dadas a la delegación del partido chino en la reunión que convocó el PCUS para tratar la crisis húngara y polaca de 1956. El consejo chino fue escuchado con mucha atención, y las decisiones del gobierno soviético fueron comunicadas a los chinos con notable prontitud. La asistencia soviética a China en los años 50 creció respecto de la otorgada por Stalin, y en condiciones menos onerosas (el viejo rey era tan tacaño como cauteloso), incluyendo el desarrollo de una industria nuclear, que no es moco de pavo. Pero Krushev no podía otorgar una asistencia sin condiciones y contrapartidas, sin garantías políticas firmes y formalizadas, a los programas atómicos chinos, pues hubiese sido un irresponsable, y por su parte, Mao y los comunistas chinos no se habían batido durante décadas contra Chang y contra los japoneses para colocar su país bajo patronazgo soviético, pues si se hacían concesiones de porte en materia de política exterior, forzoso era tomar el modelo de industrialización soviético y renunciar a la Revolución Permanente, con lo que tal Patronazgo no sería reversible, ya que se reproduciría a través de los cuadros técnicos formados a la soviética y los políticos del Partido a ellos asociados.

El Tíbet vuelve a los mapas.
La URSS y la India alcanzaron una alianza para limitar el alcance de la política exterior china, y los breznevianos confiaron, equivocadamente, en que el fracaso de El Gran Salto Adelante implicase un cambio político y estratégico que acabase con los planes de Mao y Chu, llevando a China al patronazgo soviético. La renuncia de Mao a la presidencia de la República conservando la del partido tras la horrible hambruna que acabó con el plan, unida al acceso de Liu al cargo vacante, les llevaba a creer eso. Precisamente, la guerra chino india de 1962 revelaba que eso no iba a suceder, y presagiaba ya el plan de golpe de estado de Mao conocido como Revolución Cultural, muy sofisticado como cumple a tan brillante estratega, pues logró efectivamente desmontar al gobierno con el apoyo del ejército, pero sin que se instaurase la preeminencia política de éste.
El tema del Tíbet ganó relevancia a raíz del conflicto general de China con casi todo el mundo en el curso de los años 60. Los tibetanos en general, y la pocholada resultona del Dalai Lama como "gobierno en el exilio" fueron uno de muchos peones diplomáticos de las jugadas de aquel duelo. Reconocer la existencia de un gobierno tibetano, cuestionando con ello la soberanía china sobre Tíbet, fue la respuesta de India a la presión de China sobre ella en apoyo de Paquistán, que culminó en la guerra de 1962. Veamos los objetivos de ésta, pues ello basta para ilustrar el punto tratado.
El ELP ocupó un pequeño territorio fuera de lo que ambos gobiernos habían entendido como Tíbet hasta entonces, unos 22.000 kilómetros cuadrados en la ruta de Cachemira. Su importancia estribaba en que las tropas hindúes no podrían pasar por aquel terreno en caso de guerra con Paquistán, salvo que entrasen en guerra también con China. Esto dio a los paquistaníes la seguridad de que India no podría emplearse en una guerra total contra ellos, lo que equilibraba el balance en la zona por el conflicto de Cachemira, región en disputa entre ambos estados.
Ocurría que los chinos debían asistir a Paquistán, tanto para mantener algunas vías diplomáticas como para evitar la posibilidad de un cerco estratégico por la alianza indo soviética que sin duda se seguiría de la creciente y deseada confrontación con Moscú. Ya que se había elegido en Pekín la estrategia de confrontación con Moscú, la confrontación con India acabaría sucediendo y el apoyo a Paquistán era jugada obligada. Mao no era hombre melindroso, y como siempre, la política es cosa de habas contadas...
La cuestión de Tíbet es, antes que nada, una cuestión de relaciones chino indias, pues la población no tiene entidad por su tamaño o recursos para colocar ella misma a sus patrones en la posición de sujeto político. La relevancia toda del Dalai Lama depende del interés de los gobiernos importantes del planeta. Del mismo modo que, cuando llegue el día en que los sirios y saudíes sigan el camino de Egipto (un camino nacional) la cuestión palestina habrá dejado de existir en el plano de poder, la de Tíbet ha dejado de ser ya un verdadero asunto político.
La razón es que las relaciones de India y China con el resto del mundo son en general cordiales, y han mejorado muchísimo las que mantenían entre sí. Un ejemplo. Los chinos aceptan reflejar Sikkim como parte de la India en los mapas... aunque no ofrecen todavía una declaración diplomática expresa, cosa que sí piden a los hindúes respecto de Tíbet. Todo se andará. El gigantesco desarrollo de Asia es uno de los preludios, a mi juicio, de una nueva oleada de extensión y profundización de la industrialización y del aumento de la demanda.
No oculto que, por pesimista que sea respecto a la suerte de mi partido, soy en general optimista respecto al futuro de la Humanidad.

Una digresión moral.
Pretender que en China hay socialismo, o que habiéndolo se justifica en nombre de su protección el horror y la iniquidad es locura. Por ejemplo, de ningún modo se puede defender que la represión de 1989 en Tiananmen fue una defensa de la revolución amenazada por el imperialismo. Desde 1968, la estrategia de Estados Unidos estuvo centrada en la contención de la URSS y el reequilibrio del balance, de manera que difícilmente los gobiernos occidentales tenían interés alguno en desestabilizar China, y menos tras lo de Afganistán y la Crisis Iraní. Sirva como prueba el panfleto "La verdadera paz" escrito por Richard Nixon en 1981, en defensa de la política exterior de Reagan. Allí aconseja continuar la estrategia de contención, pues entendía el autor que faltaban décadas para el derrumbe de la URSS, si llegase a suceder. Tanto en Europa como en China, 1989 pilló a todo el mundo por sorpresa. Conviene además recordar que, doce años antes del alzamiento de capas medias y populares en Pekín, cuando el muy ciceroniano Hua Guofeng, tras haber liquidado la muy catilinaria Banda de los Cuatro, fue hecho a un lado por Deng Xiaoping, éste estrenó su augusto Principado con estas aladas palabras: "Enriquecerse es glorioso". El viejo Deng sabía antes de 1977 que el modelo soviético no era ya adecuado. Solo el capitalismo podía religar a los técnicos y cuadros con los fines del Estado, pues era preciso para ello ofrecer oportunidades de progreso social ilimitado.
Insisto, la contradicción entre Poder y Moralidad es perfectamente real. De no ser así, el sueño de Marx, consistente en librarnos de la ideología para siempre, sería realizable. Mas aunque sea una quimera, intentarlo compensa. Para ello, aconsejo que distingamos en nuestro espíritu qué es ideología de lo que no lo es. Lo que quede, es teoría buena o mala con la que trabajar. Lo demás, alienación de la conciencia con la que se convive mejor si se conoce bien. Vivimos en una época realista, y el tiempo del romanticismo está por llegar.

Victimismo y demostración de superioridad moral.
Tanto mis lecturas como mis propias observaciones entre los chinos con los que he tenido negocios me llevan a pensar que su manera de concebir el mundo es muy diferente de cualquier cosa que podamos captar al vuelo quienes estamos formados “a la griega”. Además, sus realidades cotidianas y su historia, especialmente la más reciente, les confiere un orden de prioridades muy distinto al nuestro, lo que define la moral de otra manera. Nosotros consideramos un poder fuerte y opresivo una inmoralidad, que se soporta como mal necesario. Ellos consideran la ausencia de ese poder fuerte, aunque opresivo, una inmoralidad mayor. Esta diferencia de matiz, aunque sutil, es de importancia, y está por lo que he podido ver en la mente de personas que desean para su país un régimen político de corte occidental, que por cierto son una mayoría inmensa de aquellos con quienes he podido hablar.
Un occidental, y cuanto más rica y poderosa sea su nación, más cierto es esto, es en el fondo un absoluto y redomado idealista. Define el mundo a partir de las ideas que tiene sobre el mismo, y allí va encajando los hechos como pruebas. Solo los eslavos y los hispanos escapamos a ese molde en parte, pues nuestra experiencia nos convida al realismo.
Los chinos son, en un sentido más profundo que los rusos o que nosotros los hispánicos, rematadamente realistas. Para ellos, aun más que para nosotros, el hecho define la idea.
No se trata de que los occidentales se equivoquen, o que los orientales acierten. No se trata tampoco exactamente del peso de la filosofía en la formación de las categorías del pensamiento a lo largo de milenios, aunque eso cuenta mucho. Me refiero a algo muy básico, una actitud desesperanzada sobre la confianza en el ser humano como individuo y especie.
Unamos a esto que China significa, aproximadamente, “Centro del Mundo”, e imagina el impacto de la desgracia que sufrió a manos de los bárbaros blancos durante más de un siglo… Cuando los japoneses, que les debían su nombre (Japón es Sol Naciente, es decir, el Este…), idioma y refinamientos de su cultura empezaron a burlarse de ellos a la vez que les sometían ya en el albor del siglo XX, el victimismo, la desesperanza y el desamparo cundieron muy profundamente en el espíritu de todo el pueblo. La Revolución tuvo, entre sus objetivos en el Plano Moral, hacer añicos el pasado en la mente de la gente, acabar con esa morbosa sensación de inseguridad. Uno de los efectos, nada despreciables, de la política exterior que hemos visto, fue reeducar al pueblo. Entre los actuales beneficios del desarrollo acelerado de la economía está también, precisamente, la exaltación del orgullo nacional.
Y la demostración de que el pasado se hace añicos se realiza en el terreno de los actos. China siente una inmensa necesidad de demostrar al mundo sus logros, sus avances, su superioridad en aquello en que se considere superior. Esto último es una fortaleza y a la vez una debilidad. La identidad nacional es algo que está en permanente proceso de construcción y destrucción simultáneas. Si los elementos constructivos superan a los destructivos, no hay especiales problemas… No cabe duda de que del éxito de las industrializaciones de China e India resultará un mundo más rico y más seguro, y la construcción de identidades nacionales sin sentimiento alguno de victimismo, sin necesidad de mostrar superioridad, será un síntoma de éxito. Tal es el heraldo del desarrollo general del planeta, de la conjunción de la necesidad y posibilidad del Socialismo.


Petronivs Arbiter, 8 de abril de 2008

Artículo de www.profesionalespcm.org insertado por: El administrador web - Fecha: 08/04/2008 - Modificar

Comparte el artículo en las REDES SOCIALES: delicious Delicious | meneame Meneame | facebook Facebook | twitter Twitter | Technorati | barrapuntoBarrapunto
Próximamente disponible también para * Digg * Google Bookmarks* Wikio * Bitacoras.com * Reddit * * RSS * Technorati * Tuenti
Accedido o leido aproximadamente 1643 veces desde 08/04/2008
El porqué del boicot a Israel - El BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) es un arma contra los ocupantes de Palestina"

Sitio Web del Núcleo de Profesionales y Técnicos del Partido Comunista de Madrid PCM/PCE- http://www.profesionalespcm.org 
Actualizado a 12/07/19
Los comentarios y colaboraciones son bienvenidos
(comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org): Carta a comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org
Envíanos tu colaboración, o comentarios vía formulario.
¡¡AFÍLIATE EL PARTIDO COMUNISTA DE MADRID - PCE
!

BÚSQUEDAS en este sitio web
AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAgregador RSS de noticias y contenidos - Aquí OTRA VERSIÓN DEL AGREGADOR RSS XML  AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content Feeds

IMPRIMIR Imprimir ESTA PAGINA (sólo si es imprescindible)  

Secciones: 
    [11-M Terror y Manipulación]  [15M, Unid@s Podemos, mareas, unidad popular, PAH]  [Acta Moderna]  [África]  [Anarquismo]  [Antiglobalización]  [Antivirus, Seguridad Informática]  [Archivo Sonoro, música y vídeo]  [Argentina]  [Bibliografía/Citas]  [Brasil]  [CC.OO.]  [CGT]  [Chile]  [China, R.P.]  [Ciencia]  [Cine]  [Colombia]  [Congresos]  [Contactos]  [Convenios Colectivos]  [Convocatorias]  [Convocatorias defensa FERROCARRIL]  [Correo recibido]  [CORRUPCIÓN, puertas giratorias,impuestos, transparencia]  [Cuba Socialista]  [Documentos militante IU/ PCE]  [Documentos, opinión, debate]  [Ecologismo, Movilidad y Soberanía Alimentaria]  [Economía]  [El Problema Español]  [Empleo (ofertas)]  [Enlaces]  [Esperanto]  [Estados Unidos de América]  [Europa]  [FIRMAS DE APOYO A MANIFIESTOS]  [Formación / Educación]  [Foro/Lista de Correo]  [Fotografías]  [Huelga General]  [Humor]  [Infancia / Juventud]  [Legislación]  [Literatura y otras Artes]  [Marxismo]  [Memoria Histórica]  [México]  [Movimiento Obrero/Mundo del Trabajo]  [Mujer / Feminismo]  [Mundo Insurgente]  [No Fumar /Derecho Fumadores Pasivos]  [Organigrama]  [Palestina]  [Plan de Trabajo]  [Prensa / Medios comunicación]  [Profesionales y Comunistas]  [República Española, La Tercera y Socialista]  [Resoluciones]  [Rusia, URSS, Centenario Revolución Soviética]  [Sáhara Occidental]  [Salud]  [Sexualidad y mundo gay]  [SIDA]  [Software y Conocimiento Libre]  [Venezuela Bolivariana]  [Yugoslavia y la autogestión socialista]
Volver a la página principal de www.profesionalespcm.org

Volver a la página de inicio
Código QR para dispositivos móviles:


Novedades

     ¡ PINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES PINCHA AQUÍ PARA LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADESPINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES

PCE - IU - Construyendo Unidad Popular:

Página principal de www.profesionalespcm.orgINCLUYE EL BANNER EN TU SITIO WEB   PCE
Recomendado reproducir material citando su procedencia. Esta publicación es copyleft. Puede ser copiada sin ninguna restricción siempre que se mantenga esta nota. Apostamos por una Internet para todos y por el Software Libre EL NÚCLEO DE PROFESIONALES Y TÉCNICOS DEL PCM SE IDENTIFICA Y HACE RESPONSABLE EXCLUSIVAMENTE DE LOS TEXTOS INCLUIDOS EN ESTE SITIO WEB, QUE FIRME COMO RESOLUCIONES O COMUNICADOS DE LA MISMA. Todos los datos públicos de este sitio web están tomados de la Red o enviados por sus creadores, su único fin es divulgar la noticia, nunca apropiarse de textos y fotos, Siempre publicamos  la fuente cuando es conocida



Blog de debate NEURONASROJAS.profesionalespcm.org

Muro en Facebook NEURONASROJAS de profesionalespcm.org


Canal en YouTube de profesionalespcm.org

Sitio desnuclearizado, camapaña de Ecologistas en Acción
Sitio desnuclearizado, campaña de Ecologistas en Acción


NO PAGUES LA CRISIS

Declaración del PCE sobre ataque a Siria -
NO A LA GUERRA
La agresión militar lanzada contra Siria por EE.UU., Gran Bretaña y Francia abre un escenario de extrema gravedad ante el que el mundo debe responder

NO AL CANON DE CDs DE LA SGAE
NO A LAS PATENTES DE SOFTWARE

No acepto ser fumador pasivoEl humo ambiental del tabaco mata. No fumes en lugares comunes
GRACIAS POR NO FUMAR EN LUGARES COMUNES
EL COCHE DEVORA A TU CUIDAD, TU PLANETA Y TUS AMIGOS, APARCA EL COCHE PARA SIEMPREAPÁRCALO PARA SIEMPRE