Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Página principal de PROFESIONALESPCM.ORG Afíliate el Partido Comunista de España

Secciones: Antiglobalización -  México -  Economía

Título: [ATTAC] INFORMATIVO 255 - La Marginalidad - EL GRANO DE ARENA- Enlace 1 - Enlace 2

Texto del artículo:

[ATTAC] INFORMATIVO 255 - La Marginalidad

EL GRANO DE ARENA
Correo de información ATTAC n°255
n° 255 - Lunes 30 de agosto de 2004
______________________________

Suscriptores : 13 366
Gracias por hacer circular y difundir esta información.

Para suscribirse o desuscribirse http://www.attac.org/indexes/

Este correo informativo ha sido elaborado por el equipo de colaboradores
espontáneos de "El Grano de Arena".
informativo@attac.org

RTF : http://www.attac.org/attacinfoes/attacinfo255.zip
PDF : http://www.attac.org/attacinfoes/attacinfo255.pdf
____________________________________________________________

En este número
SECCIONES


A. De interés general - B. Latinoamérica - C. ATTAC

A1. La Marginalidad: La solidaridad, la tolerancia, el altruismo en su sentido más amplio no son, precisamente, lo que más abunda en la experiencia humana. La tendencia a segregar nos sale con demasiada facilidad.
A2. La sociedad de consumo: la necesidad de un cambio: El desarrollo económico y político actual se caracteriza, según el último informe del Worldwatch, mas que por la victoria del capitalismo y la democracia sobre el comunismo, por el consumismo.
A3. 27 millones de esclavos en pleno siglo XXI: El tráfico de seres humanos, el trabajo forzado infantil y los matrimonios obligados son variantes modernas de la esclavitud sobre las que llama la atención la ONU, en una jornada dedicada al tema a nivel mundial.
A4. Estados Unidos: se puede construir la alternativa política: Les confieso que el panorama político actual aquí en Estados Unidos no deja de preocuparme enormemente. Muy en particular me intranquiliza y a la misma vez me empalaga la manera en que se ha mercadeado la idea -y muchas personas por desgracia la han aceptado- que ser anti-George W. Bush es sinónimo de ser pro John Kerry.
A5. John Negroponte: de Centroamérica a Irak En Honduras, la tarea del procónsul Negroponte era supervisar las bases donde un ejército de mercenarios terroristas, los contras, era adiestrado, armado y enviado para derrocar a los sandinistas.

B1. Argentina: Los secuestros, un flagelo creciente: "Porque al agresor al no posibilitarle educación y trabajo como sociedad lo hemos ido acompañando a la vida del vicio, del robo y del crimen. Somos nosotros mismos, los que nos quejamos de la falta de seguridad, los que provocamos esta especie de autodestrucción al fomentar un sistema social injusto" Monseñor Jorge Casaretto - San Isidro, 02 /03/98
B2. México: Los cazadores de genes - Los pueblos indios han estado desde hace tiempo en la mira de los cazadores de genes. Por décadas, sus plantas medicinales, semillas, insectos y los conocimientos asociados a ellos, han sido materia prima de las industrias farmacéuticas, cosméticas, agrícolas.

C1. ATTAC-Venezuela: El pasado domingo 15 de agosto de 2004, el pueblo venezolano fue protagonista de uno de los momentos más importante de la historia contemporánea de Latinoamérica al efectuarse por primera vez la consulta popular sobre la continuidad del gobierno del presidente Hugo Chávez Frías.

Enlaces recomendados - Carta a los lectores - El enemigo público



A1. La marginalidad
Marcelo Collussi

Las sociedades se protegen a sí mismas; la cultura reproduce semejantes. Por tanto lo extraño, lo extemporáneo, tiende a ser neutralizado. El mecanismo ad hoc es la segregación, la exclusión. Minuciosamente nos enseña Michel Foucault ('Historia de la locura en la época clásica') que en la modernidad occidental (capitalismo industrial) se perfeccionó el espacio de marginación de la 'irracionalidad' desarrollándose para ello los dispositivos 'científicos' pertinentes: el asilo y el médico alienista. La locura no es sólo la enfermedad mental; es todo aquello que 'sobra' en la lógica dominante. Así, describiendo a la Salpêtrière -el mayor asilo de Europa- en el siglo XVIII, Thénon dice: 'acoge a mujeres y muchachas embarazadas, amas de leche con sus niños; niños varones desde la edad de 7 u 8 meses hasta 4 o 5 años; niñas de todas las edades; ancianos y ancianas, locos furiosos, imbéciles, epilépticos, paralíticos, ciegos, lisiados, tiñosos, incurables de toda clase, etc.'.

La sociedad 'produce' sus marginales. En nuestra cosmovisión occidental (hoy día ya global) la razón es la pauta que guía la marginación; las divergencias respecto a ella son sancionadas como insensatas, inservibles. La consigna es: 'el sueño de la razón produce monstruos'. Por cierto puede entrar en esa divergencia todo lo que se desee (el 'etc.' de la enumeración de Thénon).

Toda sociedad mantiene un cúmulo de pautas que constituyen su normalidad; la sociedad industrial, más que ninguna otra (seguramente debido a lo intrincado de su funcionamiento) preserva su normalidad apartando severamente los 'cuerpos extraños'. En sociedades menos complejas es menor el espacio para la marginalidad; en un mundo super especializado, con una marcada división del trabajo, hondamente competitivo, es más posible que alguien quede en el camino de la integración. En un mundo tan polifacético hay más campo para los sub-mundos; así es que encontramos sub-mundos del hampa, de la mendicidad, de las drogas, de la vida en las calles (¿habrá que agregar de los 'incurables de toda clase'?)

La solidaridad, la tolerancia, el altruismo en su sentido más amplio no son, precisamente, lo que más abunda en la experiencia humana. La tendencia a segregar nos sale con demasiada facilidad. 'La comunidad humana se mantiene unida merced a dos factores: el imperio de la violencia y los lazos afectivos' dice Freud en una sopesada reflexión de su madurez ('El por qué de la guerra', 1932). Amor y odio van de la mano, indisolublemente. Lo extraño, ante todo, produce rechazo. De ahí a su estigmatización sólo hay un paso. Hoy día no se queman en la hoguera a los poseídos ('incurables de toda clase' y 'etc.') sino que se los margina con mayor refinamiento: se los confina (asilos de toda laya: manicomios, cárceles, reformatorios, geriátricos, casas de caridad). Sin ironía: eso es un mejoramiento en la condición humana. Pero el discordante sigue siendo el leproso de antaño: encapuchado y con campana para anunciar su paso. Son los menos los países cuyas constituciones (y luego la práctica cotidiana) aseguran la no discriminación de las minorías en desventaja. La beneficencia es una forma de segregación.

Podríamos concluir que la marginación es un proceso 'natural' de la sociedad complejizada que apoya en características propias de lo humano. Asusta, y por tanto se margina, tanto un vagabundo como un delirante o un débil mental, un homosexual cuanto un seropositivo, una prostituta o un delincuente.

Hacia una nueva marginalidad

No son marginales un soldado que regresa de la guerra o un desocupado; ellos tienen la posibilidad de volver a integrarse al tejido social del que, por razones diversas, se han distanciado. Y en sentido estricto tampoco lo es el anacoreta que eligió la vida solitaria y alejada. La marginalidad conlleva la marca de lo reprochable moralmente, de lo anatematizado. De ahí que se la aísle, incluso físicamente confinándola.

Desde hace algunos años el mundo va tomando tales características que hacen que el fenómeno de la marginalidad deje de ser algo circunstancial para devenir ya estructural. Hoy día asistimos a la marginación ya no sólo del harapiento, el mendigo en la puerta de la iglesia, sino de poblaciones completas. Se habla de áreas marginales. Si bien nadie lo dice en voz alta la lógica que cimienta esta nueva exclusión parte del supuesto de 'gente que sobra'. El temor malthusiano del siglo XIX parece tomar cuerpo en políticas concretas que prescriben no más gente en el planeta (y si se puede menos, mejor). La tendencia en marcha pareciera ser un mundo dual: uno oficial, el integrado, y otro que sobra.

El proceso por el que se llega a esta situación seguramente está ligado al especial desarrollo de la actual productividad: una técnica deslumbrante que termina prescindiendo del sujeto que la concibe. El ser humano comienza a sobrar. Existe un sexo cibernético en el que el otro de carne y hueso no es necesario; la imagen virtual reemplazó a la pareja. ¿La robótica prescindirá de la gente?

El peso relativo de los países pobres es cada vez menor en el concierto internacional. Las materias primas pierden valor aceleradamente ante los productos con alta tecnología incorporada. Los pobres son cada vez más pobres; y cada vez quedan más confinados a las áreas marginales. ¿Sobran? La pobreza va quedando más delimitada y ubicada en ghettos (quizá nueva forma de asilo). Pero trágicamente esos bolsones no son minorías discordantes sino que van pasando a ser lo dominante. En las grandes urbes del Tercer Mundo (y también, aunque en menor medida, en el Norte) las zonas marginales crecen imparablemente. En algunos casos albergan ya a la mitad de la población de algunas ciudades. Evidentemente el fenómeno no es marginal. Valga el dato: 1 de cada 3 nacimientos en el mundo tiene lugar en asentamientos urbano-marginales; y hay 3 nacimientos por segundo.

El Banco Mundial define la pobreza como 'la inhabilidad para obtener un nivel mínimo de vida'. Probablemente pueda ser inhábil un impedido (un ciego, un parapléjico). Pero no lo son poblaciones completas. La imposibilidad de conseguir un nivel mínimo de subsistencia radica, en todo caso, en condiciones que trascienden lo personal. La pobreza creciente que agobia a sectores cada vez mayores en el mundo no es sólo falta de habilidad para procurarse el sustento; habla, más bien, de un nuevo estilo de marginalidad.

La forma que ha ido tomando el desarrollo del mundo en la actual era post industrial es curiosa, y al mismo tiempo alarmante. Asistimos a una revolución científico-técnica monumental, que se despliega a una velocidad vertiginosa, pero donde lo que debería ser el centro de todo: el ser humano concreto, queda de lado. Era de las comunicaciones, pero la mitad de la población mundial está a no menos de una hora del teléfono más próximo; auge de la informática, pero una tercera parte de la humanidad no tiene siquiera acceso a energía eléctrica. Se gastan más de 20.000 dólares por segundo en armamentos mientras muchos no alcanzan la dieta mínima para sobrevivir. Algo falla en la idea de progreso. Algo anda mal si se puede llegar a aceptar naturalmente la existencia de áreas marginales (barrios, poblaciones, quizá países, ¿continentes?)

Cada vez más gente queda marginada de la riqueza que la Humanidad genera. La marginación del nuevo estilo produce islas de esplendor resguardadas celosamente de mayorías 'excedentes'. Y mientras cada vez más gente quede al margen del festín, más serán las posibilidades de inestabilidad y eventuales estallidos. No es la intención del presente artículo presentar las soluciones a tan difícil problema, pero sí aportar algo en el debate al respecto. A modo de conclusión -e invitando a continuar el análisis- digamos que aunque la felicidad y la concordia humanas son más un mito que una experiencia concreta, serán de todos modos inalcanzables mientras haya alguien que piense -o actúe considerando- que sobra gente en el mundo.

Marcelo Colussi. Psicólogo y licenciado en filosofía. Italo-argentino, desde hace 15 años vive y trabaja en el ámbito de los derechos humanos en Centroamérica. Ensayista y escritor, ha publicado en el campo de las ciencias sociales y en la narrativa.

redaccion@argenpress.info info@argenpress.info

A2. La sociedad de consumo: la necesidad de un cambio

El desarrollo económico y político actual se caracteriza, según el último informe del Worldwatch, mas que por la victoria del capitalismo y la democracia sobre el comunismo, por el consumismo. El consumismo hoy domina la mente y los corazones de millones de personas, sustituyendo a la religión, a la familia y a la política. El consumo compulsivo de bienes es la causa principal de la degradación ambiental.

El cambio tecnológico nos permite producir más de lo que demandamos y ofertar más de lo que necesitamos. El consumo y el crecimiento económico sin fin es el paradigma de la nueva religión, donde el aumento del consumo es una forma de vida necesaria para mantener la actividad económica y el empleo.

El consumo de bienes y servicios, por supuesto, es imprescindible para satisfacer las necesidades humanas, pero cuando se supera cierto umbral, que se sitúa en torno a los 7.000 euros anuales por persona, se transforma en consumismo.

1.700 millones de consumidores, 2.800 millones de pobres

En el mundo la sociedad de consumo la integran 1.728 millones de personas, el 28% de la población mundial: 242 millones viven en Estados Unidos (el 84% de su población), 349 millones en Europa Occidental (el 89% de la población), 120 millones en Japón (95%), 240 millones en China (apenas el 19% de su población), 122 millones en India (12%), 61 millones en Rusia (43%), 58 millones en Brasil (33%) y sólo 34 millones en el África subsahariana (el 5% de la población). En total en los países industrializados viven 816 millones de consumidores (el 80% de la población) y 912 millones en los países en desarrollo (sólo el 17% de la población del Tercer mundo).

Mientras los 1.700 millones de consumidores gastan diariamente más de 20 euros, hay 2.800 millones de personas que tienen que vivir con menos de 2 euros diarios (lo mínimo para satisfacer las necesidades más básicas) y 1.200 millones de personas viven con menos de 1 euro diario en la extrema pobreza. Mientras el estadounidense medio consume cada año 331 kilos de papel, en India usan 4 kilos y en gran parte de África menos de 1 kilo. El 15% de la población de los países industrializados consume el 61% del aluminio, el 60% del plomo, el 59% del cobre y el 49% del acero. Cifras similares podrían repetirse para todo tipo de bienes y servicios.

Consumismo y pobreza conviven en un mundo desigual, en el que no hay voluntad política para frenar el consumismo de unos y elevar el nivel de vida de quienes más lo necesitan.

La clase de los consumidores comparte un modo de vida y una cultura cada vez más uniforme, donde los grandes supermercados y centros comerciales son las nuevas catedrales de la modernidad.

Si los hábitos de consumo de los 1.700 millones de consumidores se extendiesen a toda la población mundial (6.300 millones de personas), la situación sería completamente insostenible, a causa del consumo de agua, energía, madera, minerales, suelo y otros recursos, y la pérdida de biodiversidad, la contaminación, la deforestación y el cambio climático.

Entre 1950 y 2002 el consumo de agua se ha triplicado, el de combustibles fósiles se ha quintuplicado, el de carne creció un 550%, las emisiones de dióxido de carbono han aumentado un 400%, el PIB mundial aumentó un 716%, el comercio mundial creció un 1.568%, el gasto mundial en publicidad creció un 965%, el número de turistas que salieron de sus fronteras creció un 2.860%, el número de automóviles pasó de 53 millones en 1950 a 565 millones en 2002 y el consumo de papel creció un 423% entre 1961 y 2002. Las importantes ganancias en eficiencia se ven rápidamente absorbidas por el aumento del consumo. Las viviendas son cada vez mayores y los automóviles cada vez más potentes.

Pero la solución no puede ser un nuevo apartheid, que limite el consumo a esa minoría del 28% de la población mundial.
La población crece, pero cada vez menos, y probablemente se estabilizará en las próximas décadas en unos 9.000 millones, como ya ha sucedido en la mayoría de los países industrializados. Pero el consumo sigue creciendo, y las necesidades, como demuestra cualquier manual de economía, son infinitas.

¿Cuánto consumo es suficiente? El consumo, a partir de cierto umbral (13.000 euros anuales por persona, según las encuestas), no da la felicidad. El consumidor trabaja demasiadas horas para pagar el consumo compulsivo, y el poco ocio lo pasa en el automóvil (el estadounidense emplea 72 minutos detrás del volante) o delante del televisor (más 240 minutos diarios de promedio en las sociedades actuales). Cada vez se ve más atrapado en una espiral de consumo, endeudamiento para consumir y trabajar para pagar un endeudamiento mayor. El consumo se hace a consta de hipotecar el futuro, como en el auge del ladrillo en la España actual.

Hoy es necesario un nuevo paradigma basado en la sostenibilidad, lo que supone satisfacer todas las necesidades básicas de todas las personas, y controlar el consumo antes de que éste nos controle. Entre las medidas más inmediatas hay que eliminar las subvenciones que perjudican el medio ambiente (850.000 millones de dólares anuales que incentivan el consumo de agua, energía, plaguicidas, pescado, productos forestales y el uso del automóvil), realizar una profunda reforma ecológica de la fiscalidad, introducir criterios ecológicos y sociales en todas las compras de bienes y servicios de las administraciones públicas, nuevas normas y leyes encaminadas a promover la durabilidad, la reparación y la "actualización" de los productos en lugar de la obsolescencia programada, programas de etiquetado y promoción del consumo justo. Y todo ello dentro de una estrategia de "desmaterialización" de la economía, encaminada a satisfacer las necesidades sin socavar los pilares de nuestra existencia. Radiochango: Konciencia Social

A3. 27 millones de esclavos en pleno siglo XXI

Parece una lucha anacrónica. Pero, desgraciadamente, no lo es. Pese a que la mayoría de los países abolieron la esclavitud hace muchísimo tiempo y a que dicha práctica es condenada internacionalmente, por ejemplo en la Carta de los Derechos Humanos de la ONU, que data de 1948, se estima que actualmente aún viven esclavizados unos 27 millones de personas en el mundo. Razón de más para llamar la atención sobre semejante aberración, este 23 de agosto, con el 'Día internacional en recuerdo del tráfico de esclavos y su abolición'.

Las variantes del siglo XXI

En Sudán, por ejemplo, los cristianos o animistas del sur todavía suelen ser víctimas de la persecución de cazadores de esclavos procedentes del norte, de población árabe. Pero hay muchas variantes de la esclavitud en el siglo XXI. De acuerdo con cálculos de la UNESCO, aproximadamente 1.200.000 niños y adolescentes caen anualmente en poder de bandas que comercian con seres humanos.

Los esclavos de hoy en día realizan trabajos forzados en China o buscan diamantes en Sierra Leona. Los más indefensos son, como siempre, los niños, reclutados para servir de carne de cañón en Uganda u obligados a practicar la prostitución en Filipinas. Las cifras de organismos internacionales indican 245 millones de menores fueron forzados ilegalmente a trabajar en el año 2002.

Extranjeras sometidas en Alemania

Existen otras formas más sutiles, pero no menos crueles y denigrantes. Una de ellas se da también en Alemania, donde hay hombres que buscan esposa en países lejanos, a veces por catálogo. Prácticamente 'compran' una mujer para traerla a casa, en territorio germano. En la mayoría de los casos, este tipo de matrimonios no culmina en una relación de amor. Cientos de mujeres terminan sojuzgadas, en un país cuya lengua por lo general no dominan, sometidas a la absoluta dependencia de un marido que a veces las golpea o las encierra.

La organización Solwodi (Solidarity with Women in Distress) dispone de una red de oficinas y hogares en los que brinda asesoría y protección a estas mujeres. La agrupación también les ofrece créditos para que puedan valerse por sí mismas y forjarse una base económica de subsistencia, ya sea en Alemania o en su lugar de origen. Anualmente se ayuda de este modo a cerca de 600 mujeres, procedentes de unos 80 países diferentes. Un grano de arena para la causa de la lucha contra la explotación y la esclavitud, que tiene hoy muchas caras.

Un artículo de DW-World, la página web de la Deutsche Welle.
redaccion@argenpress.info info@argenpress.info

A4. Estados Unidos: se puede construir la alternativa política
Luis Barrios*

Les confieso que el panorama político actual aquí en Estados Unidos no deja de preocuparme enormemente. Muy en particular me intranquiliza y a la misma vez me empalaga la manera en que se ha mercadeado la idea -y muchas personas por desgracia la han aceptado- que ser anti-George W. Bush es sinónimo de ser pro John Kerry. Esto se acentúa mucho más porque se nos dice que la única alternativa anti Bush es la opción Kerry.

Yo estoy en completo desacuerdo con este tipo de análisis, aunque parto del supuesto que Kerry aunque no es la opción aparentemente es una expectativa menos diabólica que Bush. Vuelvo y enfatizo, dije una expectativa menos diabólica.

Este es el mismo tipo de análisis miope que ocurrió en República Dominicana con la fórmula Leonel Fernández para sacar a Hipólito Mejía. O sea, uno menos malo. Yo sigo creyendo que tal vez esto es exactamente lo que se va a demostrar con este nuevo gobierno de Leonel, que es menos malo y menos complaciente con entregar el patrimonio nacional. Que quede claro, en materia de política pública yo no meto la mano al fuego por Leonel.

Esta también es la misma fórmula atolondrada que se está vendiendo en Puerto Rico para nuestras elecciones coloniales cuando se pide que hay que detener al ex-gobernador colonial Peter Roselló -el candidato energúmeno del Partido Nuevo Progresista- sea como sea por lo tanto hay que votar por Aníbal Acevedo Vilá, candidato del Partido Popular Democrático. Por desgracia, en este traspié político se han enganchado un sinnúmero de independentistas.

Yo me pregunto, cuando ustedes están de frente a dos asalariados y peleles de la política colonial del gobierno de Estados Unidos como estos dos, quienes promueven la realidad colonial de nuestra patria puertorriqueña, ¿existe alguna diferencia en materia política, económica y social entre Peter y Aníbal? Yo personalmente no lo creo. También me pregunto, ¿por qué Rubén Berrios, o mejor dicho, el Partido Independentista Puertorriqueño, no puede ser una mejor opción para el independentismo que quiere votar por el PPD? Pero volvamos a Bush y a Kerry.

A mi me parece que si es cierto lo que dicen quienes dicen que saben mucho de política, que aquí en Estados Unidos no hay en este momento una alternativa progresista por la cual podamos votar yo entonces pregunto, ¿por qué no creamos esa alternativa? Véalo de esta manera.

El candidato demócrata Kerry ha dicho en repetidas ocasiones que si el hubiese sido el presidente de Estados Unidos el hubiese usado otra estrategia militar para terminar con al guerra en Irak y por supuesto, aplastar a la resistencia. Este señor también ha dicho que el ya hubiese sacado a Fidel Castro y a Hugo Chávez del poder. Sobre el caso Palestino-Israelí ya Ferry dejó claro que Israel puede continuar haciendo con el pueblo Palestino lo que se le venga en gana. Esta política pentagonista de quitar gobiernos que no se someten a nuestros caprichos, de llevar a cabo invasiones, de colonización países y de promover un imperialismo político y económico me preocupa enormemente.

O sea, Kerry nos está diciendo que él haría lo mismo que Bush pero de otra manera. Que no se nos olvide, esta política administrada llevada a cabo por estas marionetas políticas está definida por la clase dominante a través del liderato que tienen en el Pentágono. De aquí entonces pasan a una clase gobernante que defienda sus intereses.

Por esto, al buscar, o construir, nuestra alternativa debemos reconocer que en el plano personal hay un desafío para que seamos anti-cristocentristas, anti-machistas, anti-homofóbicos/as, anti-racistas, anti-clasistas y otros anti mas. Y por supuesto, en el plano colectivo los desafíos son para que seamos anti colonialistas, anti-imperialistas, anti-capitalista, anti-militarista y aquí también podemos añadir otros anti. Sigamos construyendo la paz con justicia; ¡sí se puede!

* El Padre Luis Barrios pertenece a la Iglesia San Romero de Las Américas (Nueva York).
redaccion@argenpress.info info@argenpress.info


A5. John Negroponte: de Centroamérica a Irak

Noam Chomsky *

Un principio moral que no debe provocar controversia es el de universalidad: debemos aplicar para nosotros los mismos estándares que aplicamos a otro. Y por cierto, con mayor celo. Por lo general, si los estados tienen el poder de actuar con impunidad, desdeñan principios morales, pues esos estados fijan las reglas. Ese es nuestro derecho si nos consideramos eximidos del principio de universalidad. Y lo ha-cemos de manera constante. Todos los días surgen nuevos ejemplos.

Apenas el mes anterior, John Negroponte viajó a Bagdad como embajador de Estados Unidos en Irak, para encabezar la misión diplomática más grande del mundo. Su propósito era entregar la soberanía a los iraquíes con el fin de cumplir con la "mesiánica misión" de George W. Bush de establecer la democracia en Medio Oriente y el mundo. Al menos eso es lo que se nos informó de manera solemne.

Pero nadie debe descuidar un ominoso precedente: Negroponte aprendió su oficio de embajador de Estados Unidos en Honduras en la década de los años 80, durante la primera guerra contra el terror que los partidarios de Ronald Reagan declararon en Centroamérica y Medio Oriente.

En abril, Carla Anne Robbins, de The Wall Street Journal, escribió acerca de la designación de Negroponte en Irak, bajo el título de "Un procónsul moderno". En Honduras, Negroponte era conocido como "el procónsul", título brindado a poderosos gobernantes en tiempos coloniales. Allí presidió la segunda embajada más grande en América Latina, donde estaba instalada la más grande estación de la CIA en el mundo en esa época. Y no porque Honduras fuera el centro del poder mundial.

Robbins señaló que Negroponte había sido criticado por activistas de grupos de defensa de los derechos humanos por "en-cubrir abusos del ejército hondureño", eufemismo para designar el terrorismo de Estado en gran escala, a fin de "asegurar el flujo de ayuda estadunidense" a ese país vital, que era "la base para la guerra encubierta del presidente Reagan contra el gobierno sandinista de Nicaragua".

La guerra encubierta fue lanzada luego que la revolución sandinista tomó el control de Nicaragua. El temor de Washington era que podría surgir una segunda Cuba en la nación centroamericana. En Honduras, la ta-rea del procónsul Negroponte era supervisar las bases donde un ejército de mercenarios terroristas, los contras, era adiestrado, armado y enviado para derrocar a los sandinistas.

En 1984, Nicaragua respondió de manera correcta para un Estado respetuoso de la ley: llevó el caso contra Estados Unidos a la Corte Internacional de Justicia, en La Haya.

La corte ordenó a Estados Unidos terminar el "ilegal uso de la fuerza" o, para decirlo en términos claros, el terrorismo internacional, contra Nicaragua, y pagarle sustanciales reparaciones. Pero Washington ignoró a la corte, y luego vetó dos resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en que se respaldaba el dictamen y se exigía a todos los estados respetar la ley internacional.

El asesor legal del Departamento de Estado, Abraham Sofaer, explicó la lógica de la Casa Blanca. Puesto que la mayor parte del mundo "no comparte nuestro punto de vista", debemos "reservarnos el poder de determinar" cómo actuaremos y qué asuntos "recaen esencialmente en el seno de la jurisdicción de Estados Unidos, tal como determine Estados Unidos". En este caso, las acciones en Nicaragua condenadas por la corte.

El desprecio de Washington por el dictamen de la corte y su arrogancia hacia la comunidad internacional son tal vez relevantes en relación a la actual situación en Irak.

La campaña en Nicaragua dejó una democracia dependiente a un costo incalculable. Las muertes de civiles se calcularon en decenas de miles. Según Thomas Carothers, importante historiador especializado en la democratización de América Latina, la cifra de muertos "es en proporción mucho más alta que el número de estadounidenses muertos en la guerra civil de Estados Unidos y en todas las guerras del siglo XX combinadas".

Carothers escribe desde la perspectiva de un conocedor profundo, además de un erudito, pues estuvo en el Departamento de Estado en la época de Reagan durante el programa de "fortalecimiento de la democracia" en Centroamérica.

Los programas de la era de Reagan fueron "sinceros", aunque "fracasaron", según Carothers, pues Washington sólo podía tolerar "formas limitadas de cambios democráticos, de arriba hacia abajo, a fin de no po-ner en peligro las tradicionales estructuras de poder con las cuales Estados Unidos estaba aliado desde hacía mucho tiempo". Se trata de una familiar inhibición histórica en la búsqueda de visiones de democracia, que los iraquíes al parecer entienden, inclusive si nosotros no lo hacemos.

En la actualidad, Nicaragua es el segundo país más pobre del hemisferio (por encima de Haití, otro principal objetivo de las intervenciones militares estadounidenses du-rante el siglo XX).

Alrededor de 60 por ciento de los niños nicaragüenses menores de dos años están afectados por la anemia debido a la desnutrición. Una de las sombrías indicaciones de lo que se considera una victoria para la democracia.

El gobierno de George W. Bush asegura que desea traer la democracia a Irak, usando el mismo experto funcionario que utilizó en Centroamérica.

Durante las audiencias de confirmación de Negroponte, la campaña terrorista internacional en Nicaragua fue mencionada al pasar, pero no fue considerada de particular importancia, gracias, al parecer, a que estamos gloriosamente eximidos del principio de universalidad.

Varios días después de la designación de Negroponte, Honduras retiró su pequeño contingente militar de Irak. Tal vez haya sido una coincidencia. O tal vez los hondureños recuerdan algo de la época en que estuvo allí Negroponte. Algo que nosotros preferimos olvidar.

Profesor de lingüística en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, en Cambridge, y autor del libro, de reciente publicación, Hegemony or survival: America's quest for global dominance
email: ellokal@pangea.org http://chiapas.pangea.org

B1. Argentina: Los secuestros, un flagelo creciente.
Susana Merino*

"Porque al agresor al no posibilitarle educación y trabajo como sociedad lo hemos ido acompañando a la vida del vicio, del robo y del crimen. Somos nosotros mismos, los que nos quejamos de la falta de seguridad, los que provocamos esta especie de autodestrucción al fomentar un sistema social injusto"

Monseñor Jorge Casaretto - San Isidro, 02/03/98

Quienes se ven golpeados por el drama de sufrir el secuestro de sus seres más queridos nunca pensaron, como muchos de nosotros, que aceptando vivir en una sociedad tan injusta, las consecuencias podrían llegar a ser estas y aún peores. Ningún presidente tiene ahora la varita mágica para evitar estos problemas. Es necesario que la sociedad toda tome conciencia y comience a contribuir a cambiar las condiciones de vida que hasta ahora garantizaron bienestar para unos pocos y angustia e INSEGURIDAD para los más. Porque no tener trabajo, no tener ingresos para mantener una familia y ver que los hijos mueren de desnutrición también es INSEGURIDAD.

De eso nadie se acuerda y solo cuando los que más tienen la sienten en carne propia se hacen sentir con sus quejas y lamentaciones mientras tanto no toleran los reclamos de los piqueteros, que no recurren al delito ni al crimen para resolver sus problemas de subsistencia.

Estas situaciones no son consecuencia, como sostiene un conocido periodista, de "la política de minimizar o tomar en solfa los delitos menores o las contravenciones da pie" la que conduce "a que éstos se conviertan en palabras mayores."

Contrariamente creo que ha sido y sigue siendo la política de minimizar los delitos mayores la que nos ha conducido a este desquicio social y económico, inimaginable en un país extenso, extraordinariamente bien dotado y con escasa población. Baste enumerar unos pocos para respaldar mi aseveración: la enajenación de nuestro patrimonio a precio vil y en beneficio de unos pocos (llámense empresas de servicios y extractivas o tierras usurpadas a nuestras poblaciones autóctonas, tanto en el norte como en el sur) excesiva concentración de una riqueza malhabida, imposible de justificar ante poblaciones miserables, restricciones presupuestarias en educación, salud, vivienda impuestas por el consabido "ajuste estructural" como garantía de pago de una deuda en su mayor parte espuria (recuerdese la sentencia del juez Ballesteros) sumisamente aceptado por nuestros gobernantes sin el debido y constitucional debate por parte de nuestro Congreso y tantos otros delitos cometidos por una clase gobernante que desconoce la palabra Patria y que ha enajenado nuestro presente y el futuro de nuestra juventud.

Siempre me pregunto y pregunto qué podemos esperar de esos grupos de muchachos (sin colegio, sin trabajo) que no tienen otra alternativa que reunirse en las esquinas a compartir alguna cerveza o algún "porro" y convertirse en caldo de cultivo para los verdaderos y avezados delincuentes comunes para los que sin duda son presa fácil de conquistar y de arriar para sus propios "negocios". "Extrema se tangunt" dice el adagio latino y nunca más cierto para esta nuestra golpeada sociedad que queda atrapada en el medio. Es hora de que tomemos conciencia de ello y nos preguntemos; ¿estamos haciendo lo suficiente para cambiar las condiciones que generan estos dolorosos y seguramente reversibles desajustes sociales?

* Miembro de ATTAC-Argentina y editora de este Informativo

B2. México: Los cazadores de genes

Silvia Ribeiro*

Los pueblos indios han estado desde hace tiempo en la mira de los cazadores de genes. Por décadas, sus plantas medicinales, semillas, insectos y los conocimientos asociados a ellos, han sido materia prima de las industrias farmacéuticas, cosméticas, agrícolas. Más recientemente, son buscados por su propia constitución genética, materia prima para descubrir variaciones genéticas particulares, que podrían dar claves para conocer la relación de los genes con enfermedades, negocio de gran potencial para las transnacionales farmacéuticas.

En 1993, Pat Mooney, director del Grupo ETC (en ese entonces llamado RAFI), estaba haciendo una búsqueda sobre patentes en la India. Colocó en el buscador las palabras "patentes+India" y con asombro vio que el resultado fue una solicitud de patente (WO 9208784), sobre las líneas celulares de una india ngobe de Panamá, de 26 años. Los "inventores" del "objeto" a patentar eran Michael Dale Laimore y Jonathan E. Kaplan, a nombre del gobierno de Estados Unidos.

Lo "interesante" para el gobierno de Estados Unidos era que la mujer ngobe mostraba una resistencia particular a ciertos tipos de leucemia. Esta patente no era única, también habían solicitado patentes sobre líneas celulares de indígenas de Papua, Nueva Guinea, y de las Islas Salomón, entre otros. Estas patentes fueron posteriormente revertidas por la acción de RAFI y otras organizaciones, en conjunto con los pueblos indígenas afectados.

Pero no eran hechos aislados. RAFI constató que los datos que llevaron a las patentes procedían del llamado Proyecto de Diversidad Genética Humana (HGDP, por sus siglas en inglés). Este proyecto internacional de colaboración entre universidades y científicos de Estados Unidos, Europa y Japón, paralelo al Proyecto Genoma Humano, tenía como objetivo tomar muestras de sangre, cabello y piel de grupos indígenas en todo el mundo, que pudieran tener variaciones genéticas que les otorgaban más resistencia o predisposición a contraer ciertas enfermedades. El proyecto había detectado 722 grupos humanos "interesantes", entre los cuales había muchos grupos indígenas que se consideraban en peligrode extinción. El razonamiento del HGDP era que había que tomar muestras de estos indios antes de que murieran para que la ciencia pudiera usar sus líneas celulares.

Que esos grupos indios tenían derecho a vivir no estaba entre los temas a considerar, sino solamente rescatar la información genética "para la humanidad".

Según un documento del HGDP de 1992, se habían seleccionado varios grupos de México: mames, tzotziles, mixtecos, zapotecos, totonacas, purépechas, teneek, y en forma genérica, indígenas de Tlaxcala, Guerrero y "México-americanos".

Este proyecto fue duramente criticado por organizaciones de la sociedad civil y de pueblos indios de muchas partes del mundo, logrando finalmente que la UNESCO y otras instancias lo
condenaran públicamente. El proyecto quedó latente. No es claro el destino de las muestras obtenidas por el HGDP, pero muchas fueron colocadas en bancos de datos de acceso público, a partir de lo cual diferentes empresas las han podido utilizar y solicitar patentes por los trabajos subsecuentes.

Pese a la derrota ética de este proyecto, esto no significó que las trasnacionales farmacéuticas dejaran de ver la diversidad genética como un gran negocio. Habiendo aprendido la lección, pero sin cambiar básicamente las intenciones, en octubre de 2002 se comienza otro proyecto internacional titulado "Proyecto HapMap", donde participan organismos públicos y privados de Estados Unidos, Japón, Canadá, China y Nigeria. Esta vez con los auspicios y la participación explícita de las más poderosas empresas trasnacionales de la farmacéutica por medio de una institución pantalla llamada SNP Consortium.
Los grupos a muestrear esta vez están fundamentalmente dentro de los países participantes y el proyecto HapMap afirma que se les pedirá su consentimiento, que la información será pública y no patentada. De todos modos, como aclara Celera Genomics, empresa líder del sector, nadie podrá usar la información sin la tecnología para interpretarla, que la tienen ellos y unos pocos más, convenientemente patentada.

En Estados Unidos, uno de los grupos de interés son, nuevamente, los "México-americanos". Julio Licinio, de la Universidad de California, en Los Angeles, realizó una reunión con 130 líderes comunitarios México-americanos, con buffet y hasta un payaso para entretener a sus hijos, para explicarles que el HapMap necesita estudiar sus variaciones genéticas para bien de la humanidad. "Creo que es la primera vez que se contrata un payaso con fondos de los institutos nacionales de salud", bromea alegremente con la prensa.

En julio de 2003, Julio Frenk, secretario de Salud, anuncia también alegremente que México ha "aceptado" participar en este proyecto. Lo vincula a las tareas del proyectado Instituto de Medicina Genómica. Adelantándose, el director del Consorcio Promotor de Medicina Genómica en México, Gerardo Jiménez Sánchez, ya había ofrecido a los "60 grupos étnicos" de México a las trasnacionales, en un folleto titulado Oportunidades para la industria farmacéutica en el Instituto de Medicina Genómica, donde explica que la diversidad cultural de México es la garantía del éxito en las investigaciones genómicas.

En México no han contratado payasos para convencer a nadie, al menos no con título de tales. Pero tampoco ha habido ninguna discusión pública sobre las implicaciones reales de este tipo de actividades. Y, por cierto, entonces no habrá nada de qué reír.

*Silvia Ribeiro es investigadora del Grupo ETC, www.etcgroup.org
Servicio Informativo "Alai-amlatina"
Agencia Latinoamericana de Informacion - ALAI
info@alainet.org URL: http://alainet.org

C1.ATTAC-Venezuela: En Venezuela decidimos que Otro mundo es Posible.

El pasado domingo 15 de agosto de 2004, el pueblo venezolano fue protagonista de uno de los momentos más importante de la historia contemporánea de Latinoamérica al efectuarse por primera vez la consulta popular sobre la continuidad del gobierno del presidente Hugo Chávez Frías.

El 15 de agosto estuvo signado por la participación masiva de todos los sectores de la sociedad para decidir entre dos modelos de sociedad diametralmente opuestos y de dos concepciones diferentes de democracia .

Llegó ese día y Venezuela decidió que Otro mundo es posible, que el modelo establecido en la Constitución Bolivariana de Venezuela es el proyecto de país al cual se le quiere dar continuidad y no a los viejos esquemas políticos donde los pequeños sectores económicos y políticos junto al capital extranjeros eran los que dominaban a nuestro país.

El 15 de agosto el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías fue ratificado en el gobierno siendo esta la octava vez que es relegitimado por el pueblo venezolano. Por tanto el resultado del proceso refrendario constituye una victoria popular, democrática ,pacífica y revolucionaria donde el principal ganador es Venezuela.

En este sentido Attac-Venezuela comparte la alegría que embarga la mayoría de los ciudadanos al ratificar la lucha por construir un mundo mejor. Asimismo rechazamos la actitud antidemocrática de los sectores de la oposición en no aceptar los resultados emitidos por el Consejo Nacional Electoral ni la legitimación de los mismos por el Centro Carter, la OEA y demás observadores internacionales que presenciaron la transparencia del proceso electoral.

Es vergonzoso y preocupante presenciar como la oposición irrespeta la voluntad del glorioso pueblo de Venezuela al no reconocer su fracaso como opción política en esta contienda electoral, y más bien están provocando situaciones de caos y de violencia al llamar a los seguidores de la oposición a declararse en desobediencia civil, porque según ellos hubo fraude en las elecciones.

Este insulso argumento que ha sido rebatido a través del resultado de las auditorias que se han realizado en esta semana y que han sido certificado por el Centro Carter y la OEA , no dejan lugar las dudas sobre la veracidad y pulcritud de los escrutinios realizados el 15 de agosto .

Es importantes destacar que las auditorias fueron solicitud de este sector político, pero se retiraron de las mismas quedando en evidencia la falta de voluntad por respetar las reglas del juego democrático y de la constitución.

Venezuela decidió que Otro mundo es posible, por tanto invitamos a todos los movimientos sociales mundiales que se solidaricen con nuestra lucha y exigimos de los actores políticos adversarios que respeten la voluntad de la mayoría de los (as) venezolanos en construir un mundo mejor.
ECHLA (Equipo de Comunicaciones Hispano-Latinoamericano de ATTAC)

Enlaces recomendados:

Pueblos originarios en defensa del territorio - Movimiento por la Madre Tierra

http://www.argentina.attac.org/documentos/12.19.htm

Carta a los lectores

Hemos recibido algunos aportes espontáneos y varios comentarios en nuestro weblog: http://granodeaarena.blogspot.com/ , que les recordamos visitar y estamos pensando en hacer un número extra con la idea de incorporarlos y hacerlos conocer a los demás suscriptores. Los invitamos por lo tanto a enviar sus colaboraciones lo que sin duda nos posibilitara conocer el pensamiento de quienes comparten este Informativo

Creemos que debiéramos instalar una comunicación más interactiva que nos permita sentirnos parte de una verdadera red ATTAC y esa es fundamentalmente la intención de publicar un número especialmente dedicado a vuestras colaboraciones.

Un saludo fraterno
Susana Merino
El Enemigo Público

A mediados del 98 el periodista Samuel Blixten hizo una comparación elocuente. El botín de cincuenta atracos realizados por las bandas de delincuentes más espectaculares del Uruguay sumaba cinco millones de dólares. El botín de dos atracos cometidos sin fusiles ni pistolas por un banquero y un financista sumaba setenta millones
De "El mundo patas arriba" - Eduardo Galeano

Advertencia: Los documentos publicados no comprometen a la asociación ATTAC salvo mención en contrario. Pueden ser la opinión de grupos temáticos, personas u otras organizaciones. Se trata solamente de aprovechar las experiencias y las ideas disponibles para poder construir juntos ese otro mundo posible, para reapropiarnos de nuestro porvenir.



----
Advertencia: Los documentos publicados no comprometen a la asociación
ATTAC salvo mención en contrario. Pueden ser la opinión de grupos
temáticos, personas u otras organizaciones. Se trata solamente de
aprovechar las experiencias y las ideas disponibles para poder
construir juntos ese otro mundo posible, para reapropiarnos de nuestro
porvenir.

EL GRANO DE ARENA
Correo de información ATTAC n°255
n° 255 - Lunes 30 de agosto de 2004
______________________________

Suscriptores : 13 366
Gracias por hacer circular y difundir esta información.

Para suscribirse o desuscribirse http://www.attac.org/indexes/

Este correo informativo ha sido elaborado por el equipo de colaboradores
espontáneos de "El Grano de Arena".
informativo@attac.org

RTF : http://www.attac.org/attacinfoes/attacinfo255.zip
PDF : http://www.attac.org/attacinfoes/attacinfo255.pdf
____________________________________________________________

En este número
SECCIONES


A. De interés general - B. Latinoamérica - C. ATTAC

A1. La Marginalidad: La solidaridad, la tolerancia, el altruismo en su sentido más amplio no son, precisamente, lo que más abunda en la experiencia humana. La tendencia a segregar nos sale con demasiada facilidad.
A2. La sociedad de consumo: la necesidad de un cambio: El desarrollo económico y político actual se caracteriza, según el último informe del Worldwatch, mas que por la victoria del capitalismo y la democracia sobre el comunismo, por el consumismo.
A3. 27 millones de esclavos en pleno siglo XXI: El tráfico de seres humanos, el trabajo forzado infantil y los matrimonios obligados son variantes modernas de la esclavitud sobre las que llama la atención la ONU, en una jornada dedicada al tema a nivel mundial.
A4. Estados Unidos: se puede construir la alternativa política: Les confieso que el panorama político actual aquí en Estados Unidos no deja de preocuparme enormemente. Muy en particular me intranquiliza y a la misma vez me empalaga la manera en que se ha mercadeado la idea -y muchas personas por desgracia la han aceptado- que ser anti-George W. Bush es sinónimo de ser pro John Kerry.
A5. John Negroponte: de Centroamérica a Irak En Honduras, la tarea del procónsul Negroponte era supervisar las bases donde un ejército de mercenarios terroristas, los contras, era adiestrado, armado y enviado para derrocar a los sandinistas.

B1. Argentina: Los secuestros, un flagelo creciente: "Porque al agresor al no posibilitarle educación y trabajo como sociedad lo hemos ido acompañando a la vida del vicio, del robo y del crimen. Somos nosotros mismos, los que nos quejamos de la falta de seguridad, los que provocamos esta especie de autodestrucción al fomentar un sistema social injusto" Monseñor Jorge Casaretto - San Isidro, 02 /03/98
B2. México: Los cazadores de genes - Los pueblos indios han estado desde hace tiempo en la mira de los cazadores de genes. Por décadas, sus plantas medicinales, semillas, insectos y los conocimientos asociados a ellos, han sido materia prima de las industrias farmacéuticas, cosméticas, agrícolas.

C1. ATTAC-Venezuela: El pasado domingo 15 de agosto de 2004, el pueblo venezolano fue protagonista de uno de los momentos más importante de la historia contemporánea de Latinoamérica al efectuarse por primera vez la consulta popular sobre la continuidad del gobierno del presidente Hugo Chávez Frías.

Enlaces recomendados - Carta a los lectores - El enemigo público



A1. La marginalidad
Marcelo Collussi

Las sociedades se protegen a sí mismas; la cultura reproduce semejantes. Por tanto lo extraño, lo extemporáneo, tiende a ser neutralizado. El mecanismo ad hoc es la segregación, la exclusión. Minuciosamente nos enseña Michel Foucault ('Historia de la locura en la época clásica') que en la modernidad occidental (capitalismo industrial) se perfeccionó el espacio de marginación de la 'irracionalidad' desarrollándose para ello los dispositivos 'científicos' pertinentes: el asilo y el médico alienista. La locura no es sólo la enfermedad mental; es todo aquello que 'sobra' en la lógica dominante. Así, describiendo a la Salpêtrière -el mayor asilo de Europa- en el siglo XVIII, Thénon dice: 'acoge a mujeres y muchachas embarazadas, amas de leche con sus niños; niños varones desde la edad de 7 u 8 meses hasta 4 o 5 años; niñas de todas las edades; ancianos y ancianas, locos furiosos, imbéciles, epilépticos, paralíticos, ciegos, lisiados, tiñosos, incurables de toda clase, etc.'.

La sociedad 'produce' sus marginales. En nuestra cosmovisión occidental (hoy día ya global) la razón es la pauta que guía la marginación; las divergencias respecto a ella son sancionadas como insensatas, inservibles. La consigna es: 'el sueño de la razón produce monstruos'. Por cierto puede entrar en esa divergencia todo lo que se desee (el 'etc.' de la enumeración de Thénon).

Toda sociedad mantiene un cúmulo de pautas que constituyen su normalidad; la sociedad industrial, más que ninguna otra (seguramente debido a lo intrincado de su funcionamiento) preserva su normalidad apartando severamente los 'cuerpos extraños'. En sociedades menos complejas es menor el espacio para la marginalidad; en un mundo super especializado, con una marcada división del trabajo, hondamente competitivo, es más posible que alguien quede en el camino de la integración. En un mundo tan polifacético hay más campo para los sub-mundos; así es que encontramos sub-mundos del hampa, de la mendicidad, de las drogas, de la vida en las calles (¿habrá que agregar de los 'incurables de toda clase'?)

La solidaridad, la tolerancia, el altruismo en su sentido más amplio no son, precisamente, lo que más abunda en la experiencia humana. La tendencia a segregar nos sale con demasiada facilidad. 'La comunidad humana se mantiene unida merced a dos factores: el imperio de la violencia y los lazos afectivos' dice Freud en una sopesada reflexión de su madurez ('El por qué de la guerra', 1932). Amor y odio van de la mano, indisolublemente. Lo extraño, ante todo, produce rechazo. De ahí a su estigmatización sólo hay un paso. Hoy día no se queman en la hoguera a los poseídos ('incurables de toda clase' y 'etc.') sino que se los margina con mayor refinamiento: se los confina (asilos de toda laya: manicomios, cárceles, reformatorios, geriátricos, casas de caridad). Sin ironía: eso es un mejoramiento en la condición humana. Pero el discordante sigue siendo el leproso de antaño: encapuchado y con campana para anunciar su paso. Son los menos los países cuyas constituciones (y luego la práctica cotidiana) aseguran la no discriminación de las minorías en desventaja. La beneficencia es una forma de segregación.

Podríamos concluir que la marginación es un proceso 'natural' de la sociedad complejizada que apoya en características propias de lo humano. Asusta, y por tanto se margina, tanto un vagabundo como un delirante o un débil mental, un homosexual cuanto un seropositivo, una prostituta o un delincuente.

Hacia una nueva marginalidad

No son marginales un soldado que regresa de la guerra o un desocupado; ellos tienen la posibilidad de volver a integrarse al tejido social del que, por razones diversas, se han distanciado. Y en sentido estricto tampoco lo es el anacoreta que eligió la vida solitaria y alejada. La marginalidad conlleva la marca de lo reprochable moralmente, de lo anatematizado. De ahí que se la aísle, incluso físicamente confinándola.

Desde hace algunos años el mundo va tomando tales características que hacen que el fenómeno de la marginalidad deje de ser algo circunstancial para devenir ya estructural. Hoy día asistimos a la marginación ya no sólo del harapiento, el mendigo en la puerta de la iglesia, sino de poblaciones completas. Se habla de áreas marginales. Si bien nadie lo dice en voz alta la lógica que cimienta esta nueva exclusión parte del supuesto de 'gente que sobra'. El temor malthusiano del siglo XIX parece tomar cuerpo en políticas concretas que prescriben no más gente en el planeta (y si se puede menos, mejor). La tendencia en marcha pareciera ser un mundo dual: uno oficial, el integrado, y otro que sobra.

El proceso por el que se llega a esta situación seguramente está ligado al especial desarrollo de la actual productividad: una técnica deslumbrante que termina prescindiendo del sujeto que la concibe. El ser humano comienza a sobrar. Existe un sexo cibernético en el que el otro de carne y hueso no es necesario; la imagen virtual reemplazó a la pareja. ¿La robótica prescindirá de la gente?

El peso relativo de los países pobres es cada vez menor en el concierto internacional. Las materias primas pierden valor aceleradamente ante los productos con alta tecnología incorporada. Los pobres son cada vez más pobres; y cada vez quedan más confinados a las áreas marginales. ¿Sobran? La pobreza va quedando más delimitada y ubicada en ghettos (quizá nueva forma de asilo). Pero trágicamente esos bolsones no son minorías discordantes sino que van pasando a ser lo dominante. En las grandes urbes del Tercer Mundo (y también, aunque en menor medida, en el Norte) las zonas marginales crecen imparablemente. En algunos casos albergan ya a la mitad de la población de algunas ciudades. Evidentemente el fenómeno no es marginal. Valga el dato: 1 de cada 3 nacimientos en el mundo tiene lugar en asentamientos urbano-marginales; y hay 3 nacimientos por segundo.

El Banco Mundial define la pobreza como 'la inhabilidad para obtener un nivel mínimo de vida'. Probablemente pueda ser inhábil un impedido (un ciego, un parapléjico). Pero no lo son poblaciones completas. La imposibilidad de conseguir un nivel mínimo de subsistencia radica, en todo caso, en condiciones que trascienden lo personal. La pobreza creciente que agobia a sectores cada vez mayores en el mundo no es sólo falta de habilidad para procurarse el sustento; habla, más bien, de un nuevo estilo de marginalidad.

La forma que ha ido tomando el desarrollo del mundo en la actual era post industrial es curiosa, y al mismo tiempo alarmante. Asistimos a una revolución científico-técnica monumental, que se despliega a una velocidad vertiginosa, pero donde lo que debería ser el centro de todo: el ser humano concreto, queda de lado. Era de las comunicaciones, pero la mitad de la población mundial está a no menos de una hora del teléfono más próximo; auge de la informática, pero una tercera parte de la humanidad no tiene siquiera acceso a energía eléctrica. Se gastan más de 20.000 dólares por segundo en armamentos mientras muchos no alcanzan la dieta mínima para sobrevivir. Algo falla en la idea de progreso. Algo anda mal si se puede llegar a aceptar naturalmente la existencia de áreas marginales (barrios, poblaciones, quizá países, ¿continentes?)

Cada vez más gente queda marginada de la riqueza que la Humanidad genera. La marginación del nuevo estilo produce islas de esplendor resguardadas celosamente de mayorías 'excedentes'. Y mientras cada vez más gente quede al margen del festín, más serán las posibilidades de inestabilidad y eventuales estallidos. No es la intención del presente artículo presentar las soluciones a tan difícil problema, pero sí aportar algo en el debate al respecto. A modo de conclusión -e invitando a continuar el análisis- digamos que aunque la felicidad y la concordia humanas son más un mito que una experiencia concreta, serán de todos modos inalcanzables mientras haya alguien que piense -o actúe considerando- que sobra gente en el mundo.

Marcelo Colussi. Psicólogo y licenciado en filosofía. Italo-argentino, desde hace 15 años vive y trabaja en el ámbito de los derechos humanos en Centroamérica. Ensayista y escritor, ha publicado en el campo de las ciencias sociales y en la narrativa.

redaccion@argenpress.info info@argenpress.info

A2. La sociedad de consumo: la necesidad de un cambio

El desarrollo económico y político actual se caracteriza, según el último informe del Worldwatch, mas que por la victoria del capitalismo y la democracia sobre el comunismo, por el consumismo. El consumismo hoy domina la mente y los corazones de millones de personas, sustituyendo a la religión, a la familia y a la política. El consumo compulsivo de bienes es la causa principal de la degradación ambiental.

El cambio tecnológico nos permite producir más de lo que demandamos y ofertar más de lo que necesitamos. El consumo y el crecimiento económico sin fin es el paradigma de la nueva religión, donde el aumento del consumo es una forma de vida necesaria para mantener la actividad económica y el empleo.

El consumo de bienes y servicios, por supuesto, es imprescindible para satisfacer las necesidades humanas, pero cuando se supera cierto umbral, que se sitúa en torno a los 7.000 euros anuales por persona, se transforma en consumismo.

1.700 millones de consumidores, 2.800 millones de pobres

En el mundo la sociedad de consumo la integran 1.728 millones de personas, el 28% de la población mundial: 242 millones viven en Estados Unidos (el 84% de su población), 349 millones en Europa Occidental (el 89% de la población), 120 millones en Japón (95%), 240 millones en China (apenas el 19% de su población), 122 millones en India (12%), 61 millones en Rusia (43%), 58 millones en Brasil (33%) y sólo 34 millones en el África subsahariana (el 5% de la población). En total en los países industrializados viven 816 millones de consumidores (el 80% de la población) y 912 millones en los países en desarrollo (sólo el 17% de la población del Tercer mundo).

Mientras los 1.700 millones de consumidores gastan diariamente más de 20 euros, hay 2.800 millones de personas que tienen que vivir con menos de 2 euros diarios (lo mínimo para satisfacer las necesidades más básicas) y 1.200 millones de personas viven con menos de 1 euro diario en la extrema pobreza. Mientras el estadounidense medio consume cada año 331 kilos de papel, en India usan 4 kilos y en gran parte de África menos de 1 kilo. El 15% de la población de los países industrializados consume el 61% del aluminio, el 60% del plomo, el 59% del cobre y el 49% del acero. Cifras similares podrían repetirse para todo tipo de bienes y servicios.

Consumismo y pobreza conviven en un mundo desigual, en el que no hay voluntad política para frenar el consumismo de unos y elevar el nivel de vida de quienes más lo necesitan.

La clase de los consumidores comparte un modo de vida y una cultura cada vez más uniforme, donde los grandes supermercados y centros comerciales son las nuevas catedrales de la modernidad.

Si los hábitos de consumo de los 1.700 millones de consumidores se extendiesen a toda la población mundial (6.300 millones de personas), la situación sería completamente insostenible, a causa del consumo de agua, energía, madera, minerales, suelo y otros recursos, y la pérdida de biodiversidad, la contaminación, la deforestación y el cambio climático.

Entre 1950 y 2002 el consumo de agua se ha triplicado, el de combustibles fósiles se ha quintuplicado, el de carne creció un 550%, las emisiones de dióxido de carbono han aumentado un 400%, el PIB mundial aumentó un 716%, el comercio mundial creció un 1.568%, el gasto mundial en publicidad creció un 965%, el número de turistas que salieron de sus fronteras creció un 2.860%, el número de automóviles pasó de 53 millones en 1950 a 565 millones en 2002 y el consumo de papel creció un 423% entre 1961 y 2002. Las importantes ganancias en eficiencia se ven rápidamente absorbidas por el aumento del consumo. Las viviendas son cada vez mayores y los automóviles cada vez más potentes.

Pero la solución no puede ser un nuevo apartheid, que limite el consumo a esa minoría del 28% de la población mundial.
La población crece, pero cada vez menos, y probablemente se estabilizará en las próximas décadas en unos 9.000 millones, como ya ha sucedido en la mayoría de los países industrializados. Pero el consumo sigue creciendo, y las necesidades, como demuestra cualquier manual de economía, son infinitas.

¿Cuánto consumo es suficiente? El consumo, a partir de cierto umbral (13.000 euros anuales por persona, según las encuestas), no da la felicidad. El consumidor trabaja demasiadas horas para pagar el consumo compulsivo, y el poco ocio lo pasa en el automóvil (el estadounidense emplea 72 minutos detrás del volante) o delante del televisor (más 240 minutos diarios de promedio en las sociedades actuales). Cada vez se ve más atrapado en una espiral de consumo, endeudamiento para consumir y trabajar para pagar un endeudamiento mayor. El consumo se hace a consta de hipotecar el futuro, como en el auge del ladrillo en la España actual.

Hoy es necesario un nuevo paradigma basado en la sostenibilidad, lo que supone satisfacer todas las necesidades básicas de todas las personas, y controlar el consumo antes de que éste nos controle. Entre las medidas más inmediatas hay que eliminar las subvenciones que perjudican el medio ambiente (850.000 millones de dólares anuales que incentivan el consumo de agua, energía, plaguicidas, pescado, productos forestales y el uso del automóvil), realizar una profunda reforma ecológica de la fiscalidad, introducir criterios ecológicos y sociales en todas las compras de bienes y servicios de las administraciones públicas, nuevas normas y leyes encaminadas a promover la durabilidad, la reparación y la "actualización" de los productos en lugar de la obsolescencia programada, programas de etiquetado y promoción del consumo justo. Y todo ello dentro de una estrategia de "desmaterialización" de la economía, encaminada a satisfacer las necesidades sin socavar los pilares de nuestra existencia. Radiochango: Konciencia Social

A3. 27 millones de esclavos en pleno siglo XXI

Parece una lucha anacrónica. Pero, desgraciadamente, no lo es. Pese a que la mayoría de los países abolieron la esclavitud hace muchísimo tiempo y a que dicha práctica es condenada internacionalmente, por ejemplo en la Carta de los Derechos Humanos de la ONU, que data de 1948, se estima que actualmente aún viven esclavizados unos 27 millones de personas en el mundo. Razón de más para llamar la atención sobre semejante aberración, este 23 de agosto, con el 'Día internacional en recuerdo del tráfico de esclavos y su abolición'.

Las variantes del siglo XXI

En Sudán, por ejemplo, los cristianos o animistas del sur todavía suelen ser víctimas de la persecución de cazadores de esclavos procedentes del norte, de población árabe. Pero hay muchas variantes de la esclavitud en el siglo XXI. De acuerdo con cálculos de la UNESCO, aproximadamente 1.200.000 niños y adolescentes caen anualmente en poder de bandas que comercian con seres humanos.

Los esclavos de hoy en día realizan trabajos forzados en China o buscan diamantes en Sierra Leona. Los más indefensos son, como siempre, los niños, reclutados para servir de carne de cañón en Uganda u obligados a practicar la prostitución en Filipinas. Las cifras de organismos internacionales indican 245 millones de menores fueron forzados ilegalmente a trabajar en el año 2002.

Extranjeras sometidas en Alemania

Existen otras formas más sutiles, pero no menos crueles y denigrantes. Una de ellas se da también en Alemania, donde hay hombres que buscan esposa en países lejanos, a veces por catálogo. Prácticamente 'compran' una mujer para traerla a casa, en territorio germano. En la mayoría de los casos, este tipo de matrimonios no culmina en una relación de amor. Cientos de mujeres terminan sojuzgadas, en un país cuya lengua por lo general no dominan, sometidas a la absoluta dependencia de un marido que a veces las golpea o las encierra.

La organización Solwodi (Solidarity with Women in Distress) dispone de una red de oficinas y hogares en los que brinda asesoría y protección a estas mujeres. La agrupación también les ofrece créditos para que puedan valerse por sí mismas y forjarse una base económica de subsistencia, ya sea en Alemania o en su lugar de origen. Anualmente se ayuda de este modo a cerca de 600 mujeres,...

Artículo de www.profesionalespcm.org insertado por: El administrador web - Fecha: 02/09/2004 - Modificar

Comparte el artículo en las REDES SOCIALES: delicious Delicious | meneame Meneame | facebook Facebook | twitter Twitter | Technorati | barrapuntoBarrapunto
Próximamente disponible también para * Digg * Google Bookmarks* Wikio * Bitacoras.com * Reddit * * RSS * Technorati * Tuenti
Accedido o leido aproximadamente 2528 veces desde 20/01/2008
Hilo de Alberto Garzón en Twitter sobre clientelismo corrupto Banco Santander con jueces, políticos y empresarios
Ayuda a financiar las campañas electorales de IU para 2019 suscribiendo un microcrédito
#BoycottEurovision2019 Firma para pedir que Eurovisión 2019 no se celebre en Israel

Sitio Web del Núcleo de Profesionales y Técnicos del Partido Comunista de Madrid PCM/PCE- http://www.profesionalespcm.org 
Actualizado a 23/01/19
Los comentarios y colaboraciones son bienvenidos
(comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org): Carta a comunistas_ARROBA_profesionalespcm_PUNTO_org
Envíanos tu colaboración, o comentarios vía formulario.
¡¡AFÍLIATE EL PARTIDO COMUNISTA DE MADRID - PCE
!

BÚSQUEDAS en este sitio web
AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAgregador RSS de noticias y contenidos - Aquí OTRA VERSIÓN DEL AGREGADOR RSS XML  AGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content FeedsAGREGADOR - SINDICACIÓN DE NOTICIAS RSS RDF XML DE PROFESIONALESPCM.ORG - SYNDICATE OUR NEWS - Content Feeds

IMPRIMIR Imprimir ESTA PAGINA (sólo si es imprescindible)  

Secciones: 
    [11-M Terror y Manipulación]  [15M, Unid@s Podemos, mareas, unidad popular, PAH]  [Acta Moderna]  [África]  [Anarquismo]  [Antiglobalización]  [Antivirus, Seguridad Informática]  [Archivo Sonoro, música y vídeo]  [Argentina]  [Bibliografía/Citas]  [Brasil]  [CC.OO.]  [CGT]  [Chile]  [China, R.P.]  [Ciencia]  [Cine]  [Colombia]  [Congresos]  [Contactos]  [Convenios Colectivos]  [Convocatorias]  [Convocatorias defensa FERROCARRIL]  [Correo recibido]  [CORRUPCIÓN, puertas giratorias,impuestos, transparencia]  [Cuba Socialista]  [Documentos militante IU/ PCE]  [Documentos, opinión, debate]  [Ecologismo, Movilidad y Soberanía Alimentaria]  [Economía]  [El Problema Español]  [Empleo (ofertas)]  [Enlaces]  [Esperanto]  [Estados Unidos de América]  [Europa]  [FIRMAS DE APOYO A MANIFIESTOS]  [Formación / Educación]  [Foro/Lista de Correo]  [Fotografías]  [Huelga General]  [Humor]  [Infancia / Juventud]  [Legislación]  [Literatura y otras Artes]  [Marxismo]  [Memoria Histórica]  [México]  [Movimiento Obrero/Mundo del Trabajo]  [Mujer / Feminismo]  [Mundo Insurgente]  [No Fumar /Derecho Fumadores Pasivos]  [Organigrama]  [Palestina]  [Plan de Trabajo]  [Prensa / Medios comunicación]  [Profesionales y Comunistas]  [República Española, La Tercera y Socialista]  [Resoluciones]  [Rusia, URSS, Centenario Revolución Soviética]  [Sáhara Occidental]  [Salud]  [Sexualidad y mundo gay]  [SIDA]  [Software y Conocimiento Libre]  [Venezuela Bolivariana]  [Yugoslavia y la autogestión socialista]
Volver a la página principal de www.profesionalespcm.org

Volver a la página de inicio
Código QR para dispositivos móviles:


Novedades

     ¡ PINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES PINCHA AQUÍ PARA LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADESPINCHA AQUÍ PARA VER LISTADO COMPLETO Y CRONOLÓGICO DE LAS NOVEDADES

PCE - IU - Construyendo Unidad Popular:

Página principal de www.profesionalespcm.orgINCLUYE EL BANNER EN TU SITIO WEB   PCE
Recomendado reproducir material citando su procedencia. Esta publicación es copyleft. Puede ser copiada sin ninguna restricción siempre que se mantenga esta nota. Apostamos por una Internet para todos y por el Software Libre EL NÚCLEO DE PROFESIONALES Y TÉCNICOS DEL PCM SE IDENTIFICA Y HACE RESPONSABLE EXCLUSIVAMENTE DE LOS TEXTOS INCLUIDOS EN ESTE SITIO WEB, QUE FIRME COMO RESOLUCIONES O COMUNICADOS DE LA MISMA. Todos los datos públicos de este sitio web están tomados de la Red o enviados por sus creadores, su único fin es divulgar la noticia, nunca apropiarse de textos y fotos, Siempre publicamos  la fuente cuando es conocida



Blog de debate NEURONASROJAS.profesionalespcm.org

Muro en Facebook NEURONASROJAS de profesionalespcm.org


Canal en YouTube de profesionalespcm.org

Sitio desnuclearizado, camapaña de Ecologistas en Acción
Sitio desnuclearizado, campaña de Ecologistas en Acción


NO PAGUES LA CRISIS

Declaración del PCE sobre ataque a Siria -
NO A LA GUERRA
La agresión militar lanzada contra Siria por EE.UU., Gran Bretaña y Francia abre un escenario de extrema gravedad ante el que el mundo debe responder

NO AL CANON DE CDs DE LA SGAE
NO A LAS PATENTES DE SOFTWARE

No acepto ser fumador pasivoEl humo ambiental del tabaco mata. No fumes en lugares comunes
GRACIAS POR NO FUMAR EN LUGARES COMUNES
EL COCHE DEVORA A TU CUIDAD, TU PLANETA Y TUS AMIGOS, APARCA EL COCHE PARA SIEMPREAPÁRCALO PARA SIEMPRE