Manifiesto del Partido Comunista de  España ante la Huelga General del 20 de Junio

 Secretaría de Movimiento Obrero del PCE / 28/05/02

 

 El gobierno del Partido Popular quiere recortar nuevamente los derechos de los  trabajadores, ahora pretenden desde su mayoría absoluta en el parlamento,  apretar el acelerador para imponer un modelo social acorde con su modelo  económico, de mayores cotas de competitividad y productividad basadas en  bajos salarios, empleo precario y despido más fácil y barato. 

 

 La pretensión del Gobierno de suprimir los salarios de tramitación de los  trabajadores que son despedidos de manera improcedente, supone además de  una importantísima transferencia de dinero de manos de los trabajadores a los  empresarios (80.000 millones en el 2001) difuminar la barrera entre despido  procedente e improcedente, acercándonos más y más al despido libre y gratuito.

 

 El recorte de las prestaciones por desempleo eliminando progresivamente el  subsidio agrario para los trabajadores eventuales del campo provocará la  despoblación del medio rural y la desprotección económica de cientos de miles  de trabajadores andaluces y extremeños. Eliminar la posibilidad de capitalizar las  prestaciones por desempleo; obligar a aceptar cualquier trabajo con  independencia de la cualificación, el salario o la distancia; considerar renta la  indemnización por despido; eliminar la prestación en los contratos de inserción y  a los trabajadores fijos discontinuos, supone una fuerte agresión para el colectivo  socialmente más débil y para el conjunto de los trabajadores.

 

 Estas pretensiones vienen a unirse a otras agresiones recientes, como fue la  imposición de la reforma laboral el pasado año, que empeoro las modalidades de  contratación y la ley de acompañamiento de los presupuestos del 2002, que  limito derechos de los trabajadores en relación con la incapacidad laboral. Se

 mantienen las amenazas de reformar unilateralmente la negociación colectiva  restándole peso a los convenios y imponer una ley concursal que quitaría a los

 trabajadores su derecho preferente en el supuesto del cierre de la empresa,  perdiéndose así buena parte de los derechos hoy reconocidos. A todo ello, hay

 que añadir la nefasta ley de calidad de la enseñanza, la contrarreforma fiscal y el  desprecio permanente que el gobierno hace de los derechos de los empleados

 públicos, realidades todas ellas que afectan directamente y de forma muy  negativa a las condiciones de vida y trabajo de la mayoría de la población.

 Entendemos la Huelga General por tanto, contra toda la política económica,  social y laboral del gobierno del PP.

 

 Las consecuencias de estas políticas neoliberales son claras. Un mercado de  trabajo con la mayor tasa de paro, precariedad y siniestralidad laboral de toda la

 Comunidad Europea, donde las sucesivas reformas laborales impuestas no han  servido para reducir la precariedad y rotación en el empleo. Un sistema de

 protección social cuyo gasto global ha disminuido en un 24% desde 1994 con un  20,6% del PIB frente al 27 de U.E., y un gasto sanitario (excluyendo gasto de

 farmacia para toda Europa) que esta en un 4,6 frente a un 7,4 de la U.E. El  recorte de los gastos sociales se da cuando el INEM tiene un superávit de

 600.000 millones y la S.S. de casi un billón, que el gobierno esta utilizando para  cuadrar el déficit cero y hacer una reforma fiscal que favorece a los más ricos. Es

 manifiesta la voluntad de desmantelar el estado social, dejando en su lugar  pequeñas parcelas asistenciales.

 

 Es claro que los trabajadores y los sindicatos tienen razones sobradas para  contestar de forma firme y contundente, esto es con la Huelga General, a un

 gobierno que pretende debilitar a los trabajadores frente a unos empresarios que  ven como una a una son atendidas todas sus demandas históricas. Un gobierno

 que se presenta prepotente frente a los trabajadores y que se demuestra incapaz  de contener la inflación y el paro.

 

 El Partido Comunista de España esta convencido que solo una fuerte respuesta  de los trabajadores, con un seguimiento masivo de la Huelga General, puede

 reorientar la situación actual y obligar al gobierno a retroceder y desistir de sus  agresivas intenciones.

 

 El Partido Comunista de España entiende la necesidad de cambiar estas políticas  que agreden los intereses de la mayoría, especialmente de los trabajadores y las

 trabajadoras, y construir otra política económicamente más equitativa que, desde  la búsqueda del pleno empleo, garantice este con derechos y consolide y amplíe

 los sistemas públicos de protección social. Por ello el PCE se suma y respalda la  convocatoria de HUELGA GENERAL y llama a los trabajadores y a los

 ciudadanos en general y a sus afiliados y simpatizantes en particular, a respaldar  activamente la Huelga General convocada por CC.OO y UGT para el próximo

 20 de Junio.

                                           Mayo 2002

Volver a la Sección Huelga General  Volver a la página de inicio   -   Volver a la Página de INICIO 


Acta Moderna - Antiglobalización - Bienvenida - Congresos - Contactos - Convocatorias - Cuba - Documentos - Documentos del militante - Enlaces - Organigrama - PALESTINAPlan de Trabajo - Prensa - Profesionales y Comunistas - Resoluciones - Rincón de la fotografía - VENEZUELA
Volver a la página de inicio


Los comentarios son bienvenidos (profpcm@profesionalespcm.org): Carta a profpcm@profesionalespcm.org
Teléfono: (+34) 91 539 20 05 Fax. 91 539 03 37
Domicilio Social: C/Fray Luis de León, 12 - Esc. 2-2º (28012) Madrid. 
Domicilio

Estamos en obras y creciendo. Envíanos tu aportación, o comentarios via formulario.
Recomendado reproducir material citando su procedencia..

Gracias por no fumar en los lugares comunes - http://tobacco.who.int GRACIAS POR NO FUMAR EN LUGARES COMUNES